BANDA DE MÚSICA

UNIÓN MUSICAL DE MOUGÁS (Oia)

Índice                                                                                         por Jorge Fernández  

(Siguiente...)

 

Formación de 1981

Santa María de Oia.:

       Santa María de Oia es un municipio de la provincia de Pontevedra (diócesis de Tui) situado entre los 5º05’40” - 5º12’40” de longitud Oeste, y los 41º57’50” – 42º05’15” de latitud Norte, con una extensión de 83,6 kilómetros cuadrados y una población superior a los 3000 habitantes distribuidas entre las parroquias de San Pedro de “Burgueira”, San Mamed de “Loureza”, Santa Eugenia de “Mougás”, Santa María de “Oia”, San Mamed de “Pedornes” y San Miguel de “Villadesuso”. Sus limites geográficos son: al norte con el municipio de Baiona, al este con el de Tomiño, al sur con el de O Rosal y al oeste con el océano Atlántico. En resumen, Santa María de Oia no pasa desapercibida a ningún automovilista que circule desde Baiona hasta A Guarda. Oia se encuentra a 12 kilómetros al sur de Baiona. Ningún curioso se resiste a hacer un alto en el típico monasterio, auténtico testigo de las olas que bañan el litoral.

Unión Musical de Mougas, en 1991

Santa Eugenia de MOUGÁS.:

       Santa Eugenia (Santa Uxía, en gallego) de Mougás es una parroquia del municipio de Oia delimitada por Baíña y Baredo (de Baiona) al norte, Belesar (de Baiona) al este, Villadesuso (de Oia) al sur y por el océano Atlántico al oeste.

Tiene cerca de 500 habitantes, en las entidades de “Bragadela”, “Granja”, “Iglesia”, “As Mariñas”, “Mougás”, “Outeiro” y “Porto”. Dista 5’9 kilómetros de la capital del municipio con la que se comunica por la carretera comarcal 550. El río Mougás y el monte Forcado (413 metros) son sus principales accidentes geográficos.

Mougás aparece en la documentación del Monasterio de Santa María la Real de Oia el 26 de Junio de 1137. En esta fecha, hallándose en la ciudad de Tui el Emperador Alfonso VII y su esposa Berenguela, hicieron donación al referido monasterio cisterciense, entre otras iglesias, de la de “Mogaes por entero”. Tanto en escrituras de dicho convento como de la propia Iglesia de Tui, el nombre de la parroquia, según Ávila y Lacueva, aparece con la grafía MOGAES, MOGAS y, por último MOUGÁS. Santa Uxía de Mougás, ya a partir del siglo XII, pasa a ser de presentación de los monjes de Santa María de Oia. Sin embargo, este derecho será motivo de repetidos pleitos a través de los siglos.

La primitiva iglesia debió ser de estilo románico, como lo atestiguan la antefija y restos de labras decoradas, quizás aprovechadas cuando se levantó la actual edificación, posiblemente en 1698, fecha que aparece grabada en una de las columnas de la iglesia. El templo, de planta rectangular, consta de tres naves con arcos de medio punto apoyados en sencillas pilastras, y ábside cuadrado. Procedente de esta parroquia y rescatado por el Equipo Arqueológico del Baixo Miño, se halla en el Museo Diocesano de Tui, entre otras tallas, la de un Cristo Románico. En Mougás tuvo el Monasterio de Santa María de Oia una de los nueve Prioratos, con su correspondiente “Granxa”, cuyo topónimo todavía perdura.

En esta parroquia se conservan dos crucifijos, uno del año 1797 y otro más reciente de 1879, pero de mayor valor artístico.

En sus montes se celebra el primer domingo de Junio uno de los encierros de caballos salvajes más notorios de Galicia (O Curro de Mougás). De la existencia de caballos salvajes en estos montes se tiene referencia histórica, por documentación del Monasterio de Oia, desde el siglo XIII, y de prender y acorralar dichos animales en los curros desde el XVII.

Un concierto, en 1991

Arte Musical en MOUGÁS.:

 

Pasacalles en 1991

Cuenta la parroquia de MOUGÁS con una Banda de Música desde el año 1880, la cual, ni a pesar de la Guerra (en ella murieron dos músicos) jamás llegó a deshacerse. Surgió por iniciativa de un tal "LABRADOR" (Bisabuelo de "Anselmo"). Permaneció más de 40 años al frente del colectivo bandístico, que en sus inicios arrancó con solo 6 hombres: un clarinete “de 13 llaves”, una gaita gallega, un cornetín, un bombardino, una tuba y batería. Aquellos primeros fundadores tocaban simplemente de oído, sin conocimientos musicales. Pero llega el segundo director, un Carabinero retirado,  llamado "VALS", y desde el primer momento enseña solfeo a todos los músicos; corría el año 1910. Pocos años más tarde, dirige el grupo "BALDOMERO"; a éste le sucede un cuarto director, "VENTURA GONZÁLEZ", que anteriormente dirigiera la Banda de Baiona. Ya en el año 1950 se pone al frente el director D. ALSIRIO FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, que había sido músico militar tocando el clarinete.

Concierto, en 1993

Alsirio Fernández Rodríguez (El  Alma de la Banda de Mougás).:

            Fue el menor de cinco hermanos, nació el 26 de Marzo de 1924 en la parroquia de Mougás (perteneciente al ayuntamiento de Santa Mª de Oia), en el seno de una familia agricultora-marinera. Crece, va a la escuela y mientras ayudaba en las faenas del campo, aún le quedaba tiempo para estudiar música con su hermano mayor, Heliodoro, el que al poco tiempo comentaría que "Non teño máis nada que insinarlle, porque xa sabe máis que eu. Eiquí hai madeira de maestro".

      Comenzó a la edad de 15 años en la Banda de Mougás como músico instrumentista, tocando el clarinete, hasta que fue a cumplir el Servicio Militar a los 18 años, en el que permaneció tres años. No se equivocaría su hermano en lo relacionado a su "Madera de Maestro", porque Alsirio haría el Servicio Militar en la Banda del Regimiento de Murcia nº 42, a la sazón de guarnición en Vigo.

      Es ahí cuando se confirma la premonición de su hermano, si tenemos en cuenta que el director de la Banda Militar ya lo tenía como solista de clarinete en las obras de gran envergadura, olvidándose de que era un músico de 3ª, consciente, con toda seguridad, de que aún no había tenido tiempo suficiente para alcanzar el de 1ª, pero que prácticamente ya se había hecho acreedor del mismo, a la espera de pasar por el aro de la oposición correspondiente que lo titularía como tal.

      Esto no llegaría a suceder, porque el Cabo 1º Alsirio, se licencia y regresa a casa, no sin antes realizar en estos años estudios de Armonía y Composición.

      Contrae matrimonio en 1949 con Josefina Dobarro Amado, la que le daría dos hijos: Jesús y María del Carmen Fernández Dobarro (siendo su hijo varón quien siga sus pasos).

            En 1950 toma las riendas de la Banda de Mougás, las que no abandonaría hasta su fallecimiento el 3 de Junio de 1990, cuando se encontraba casi satisfecho de su labor artística, al observar con orgullo a "SU" Banda en los mejores momentos de su dilatada historia. Y decimos casi, porque el artista siempre aspira a más, y nunca le parece que su obra está totalmente realizada. Este gran maestro se entregó de lleno a la música; estudió, y todo lo que sabía le sirvió para impartir clases no sólo en el ayuntamiento de Oia, sino también a todo lo largo y ancho de la ribera del Baixo Miño. Se pasaba días encerrado escribiendo música. En su monumento reza la inscripción "Su ilusión, una próxima composición". Todos los que le conocían no dudaban, ni dudan, en afirmar que era un gran maestro, que sabía enseñar. Era un hombre muy galleguista en lo que se refiere a la música; allá por los años 70, en una misa, tuvo la valentía de interpretar el "Himno Galego" en lugar del Himno Nacional que era el obligado.

      De sus muchos discípulos, podemos destacar al guardés José Baz Mauri más conocido como SELI (autor de varias grabaciones discográficas como cantautor gallego), así como a Gabriel Rodríguez (actual director de la Banda de Mougás). Otro discípulo destacado fue su propio hijo Jesús, autor de obras tales como "O Caramuxo", "Rompeolas", etc., y "Daniel" un pasodoble que se dejó oír a través de TV interpretado por la Banda de Música de Sierra de Outes (A Coruña).

 

Ano 1994

(Siguiente...)