Situado al sur de la provincia de Pontevedra se encuentra el hospitalario municipio de A Guarda, de tradición marinera, abierto al Océano Atlántico, con el Monte Santa Tecla a sus espaldas y a un paso de Portugal cruzando el río Miño en ferry.

Un pueblo de intercambio de Culturas en el que el visitante se encontrará en un entorno privilegiado.

En una tranquila calle del casco antiguo de a Guarda encontrará el Hotel Eli-Mar con parking propio, muy cerca del bullicioso paseo, marítimo y de puerto pesquero, y a tan solo cinco minutos de las playas