Recondamos

En A Guarda

  • Estuario del Miño
    Es un humedal que tiene su mayor importancia ornitológica entre septiembre y marzo, al acoger a un importante número de aves migradoras procedentes del centro y norte de Europa que, con los rigores del invierno, buscan zonas más templadas. Dos observatorios ornitológicos permiten disfrutar de cerca de cincuenta especies diferentes de aves ligadas al medio acuático: anátidas, limícolas y ardeidos. Se recomiendan prismáticos y una guía de aves.

 

  • Monte Santa Tecla
    Desde la cumbre, a 341 metros de altura, se observan unos paisajes impresionantes: la desembocadura del río Miño, con Portugal en frente; un mar infinito, el puerto pesquero de A Guarda y el Valle de O Rosal dejarán en las retinas de los visitantes imágenes para gozarlas. Pero además podemos hacer un recorrido por la prehistoria visitando sus ruinas: el poblado galaico-romano, del siglo I a. C. al II d. C. en el que destacan sus construcciones circulares, pero con la influencia romana dada por las edificaciones rectangulares; la división del espacio en barrios familiares que dan al conjunto un aspecto laberíntico. Anteriores al poblado, son los petroglifos, gravados realizados sobre las rocas con motivos a base de círculos y espirales, fundamentalmente.

 

  • El puerto pesquero
    Tienen fama las pesquerías realizadas por los marineros de A Guarda que cada mañana llegan al puerto con sus capturas a bordo de las gamelas, la embarcación típica de A Guarda, así como varios restaurantes y afamada zona de gastronomía, siendo el nuestro, el Restaurante Anduriña fundado en 1969.
    La lonja acoge, todas las tardes, la subasta de las capturas realizadas.

Oia

  • Monasterio cisterciense
    La fundación de este monasterio se sitúa en 1137 y destaca por ser el único cenobio a orillas de la mar. Regido por 140 abades, con la desamortización de Mendizábal (1835), pasa a manos privadas, excepto la parte destinada al culto. Su coro es del siglo XVI, la fachada se reconstruyó en XVIII. En 1912 es ocupado por los jesuitas, expulsados de Portugal, y con la Guerra Civil española, convertido en campo de concentración.

 

  • Curros
    A Valga, un espacio natural singular, es recorrida por manadas de caballos salvajes que, con la primavera, se reunirán en recintos cerrados para desparasitarlos, marcar las crías con la enseña de los propietarios, cortarles las crines y vender algunos de ellos. Los curros se inician el segundo domingo de mayo; vendrán luego los de Torroña (Burgueira), el primer domingo de junio, y Mougás, el segundo domingo de junio.

Tomiño

  • El románico. En la iglesia de Santa María de Tomiño, tenemos las referencias del románico, que también lo encontraremos en otras edificaciones religiosas, como en la iglesia parroquial de San Vicente de Barrantes.

 

  • Pinzas
    Además de poseer un paraje natural de gran importancia, es centro de atención arqueológica con la presencia de un yacimiento paleolítico (Chan do Cereixo) que está siendo objeto de estudio por parte de los especialistas.

 

  • Grabados rupestres de O Tetón
    Se trata de un impresionante petroglifo con distintos motivos insculturados sobre una superficie de unos doscientos metros cuadrados en la que, entre otras figuras, destaca la gigantesca concentración de círculos, con un diámetro de 2,5 metros.

 

  • Torre de Tebra
    Su construcción fue autorizada, en el primer tercio del siglo XVI, por Juana la Loca a petición de don Álvaro Suárez de Deza. Es de estilo renacentista.

O Rosal

  • Molinos de Folón-O Picón.
    Se trata de un conjunto de más de sesenta molinos, construidos, sobre todo los de O Folón, en cascada. Declarados Bien de Interés Cultural, su recorrido nos lleva por un itinerario desde el que se observan excelentes panorámicas sobre el Valle de O Rosal y el Estuario del Miño. Apto para el senderismo, el recorrido supone un encuentro también con la naturaleza.

Portugal

  • Y a un tiro de piedra, Caminha, al otro lado del río, con el encanto de su parte antigua. A ella nos acercaremos curzando el río en el ferry.

 

  • Río arriba, la ciudad amurallada de Valença, apenas a 25 km de distancia

 

  • Y siguiendo la costa portuguesa Viana do Castelo a veinte minutos de distancia