La Casa de los Alonso

Por José Antonio Uris Guisantes

seguinte

 

 

 

Casa de Juan Antonio Fernández Lasiote, propietario, comerciante y político guardés, dueño de la  que sería “Casa dos Alonso”.  Podemos contemplar en la fotografía del Archivo de Antonio Martínez Vicente, a las mujeres con cestos  preparándose para la venta pública en el mercado, que se celebraba todos los martes y sábados en la Plaza Real, Plaza de La Constitución (por poco tiempo fue Plaza de Isabel II), Plaza de La República, Plaza de España y ahora Praza do Reló . En las puertas de la izquierda los Lasiote tenían un establecimiento comercial. La fotografía debe corresponder a 1850/54.

 

------------------------------------------------

 

Muchos guardeses saben donde está la “Casa de los Alonso”, otros muchos desconocen a los Alonso, y la trayectoria social, económica y política  de esta familia guardesa que marcó una etapa importante en la Villa y en el Baixo Miño.

 

En la realidad física la “Casa de los Alonso”, eran tres edificios adosados con fachada a la Praza do Reló, lateral con la c/ Bernardo Alonso y parte posterior con la calle Méndez Núñez. Edificio nº 6 de 276 m/2 y edificio nº 7 de 288 m/2.

 

 

Dos de los tres edificios que conformaron la “Casa de los Alonso” en octubre de 1957, recién llegado los PP. Somascos a A Guarda. El edificio de la derecha fue confiscado por la Falange Española y de las JONS, donde montaron su cuartel general. En los años 40/50 fue ocupado por el Cuerpo General de Policía Nacional, donde, entre otros asuntos, se podía solicitar el DNI y  pasaporte, entre otros documentos. 

--------------------------------------

 

El edificio mayor fue comprado  a Juan Antonio Fernández Lasiote de la familia de “Los Lasiote”, propietarios, comerciantes y políticos locales de A Guarda y O Rosal. El edificio de la derecha fue construído por D. Bernardo Alonso Martínez.

 

Las figuras mas destacadas de la familia Lasiote, entre otros, fueron:

 

-Benito Fernández Lasiote, propietario, comerciante con una Abacería[1] en  c/la calle Colón  esquina San Marcos, alcalde en marzo de 1842 y desde el 13/04/1845 al 6/01/1846.

 

 

El lugar que ocupa este edificio pintado de  blanco, que fue propiedad de la familia Franco/Camiña, fuera domicilio de Benito Fernández Lasiote, donde tenía un negocio de Abacería en 1840, entre las calles Colón y San Marcos.

 

------------------------------------------------

Una de las Fundaciones más antiguas de A Guarda fue la “Obra Pía Lagoa”.No constan antecedentes, era esta una Fundacion Benéfica fundada desde tiempo inmemorial que fue incautada por el Estado en el año de 1869, y que llegó a extinguirse desconociéndose las causas. La documentación de esta Fundación se hallaba en poder del Secretario de la Junta Provincial de Beneficencia D. Alberto Martínez Tíscar.

 

En julio de 1833, Lorenzo Lagoa y González presenta delante del “Juez Real Ordinario de la Villa y Jurisdición de La Guardia D. José Bernardo Baz, Bachiller en Leyes” un Recurso reclamando “los derechos del Testamento de su hermano D. Rosendo Lagoa y González, fallecido en Cádiz”.

 

Derechos económicos de propiedades hipotecadas de “acenso redemible hasta la cantidad de 22.500 reales…” reclamados a varios “vecinos de San Juan de Tabagón y Eyras, de El Rosal y de esta Villa”, entre ellos a Benito Fernández Lasiote. Solicitando “un formal reconocimiento, estensivo al valor de cada pieza hipotecada, número de baras que comprende, con sus correspondientes lindes o demarcaciones…” Era Escribano de número D. Juan Manuel Rotea.

 

Como dato curioso histórico diré que los vecinos deudores de Tabagón y Eyras (sic) eran: Ventura de Amil; José Martínez; José Pérez; Horacio Trigo y Froylán Gonzalez.

 

Los deudores de El Rosal eran: Manuel Villa.

 

De La Guardia: Juan Ventura Noya; Francisco Domínguez; Juan Melón; Benito Fernández Lasiote y la viúda Ventura Vizente.

 

[…]   y como de los vienes consignados al seguro de su principal y réditos me rezelo que algunos de ellos por estaren ya grabados con otras pensiones, por inciertos o incapazes, no tengan la seguridad toda que es de desear, a mi derecho conbiene que con la oportunidad debida se practique de todos ellos un formal reconocimiento...” Terminó todo ello con un arreglo entre partes, pagando los derechos legales al reclamante.

 

D. Rosendo Lagoa González, falleció en Cádiz el 31 marzo 1891, donó el Crucifijo y los dos Candelabros de Plata del Altar Mayor de la iglesia parroquial de Nuestra Sra de la Asunción de A Guarda, enviados desde Cádiz donde residía y tenía sus negocios. Otorgó testamento en Cádiz el 29 diciembre 1828, nombrando a su hermano Lorenzo su albacea. En la Guía General de Forasteros en Cádiz del año 1825, podemos leer el nombre de D. Rosendo con domicilio en la calle de San Francisco nº 95 de Cádiz. Su hermano, Lorenzo Lagoa González era el Administrador de la Estafeta de La Guardia[2] en 1831.

 

El 11 de febrero de 1932 el Gobernador Civil pregunta por la existencia de una Fundación titulada “Convento y Rescate de Cautivos/ Hospital de La Guardia”..., instituído por D. Rosendo Lagoa y González..., y en otro lugar encuentro que también dejara 1.014 pesetas para sostenimiento de una escuela... no pude encontrar mas datos. A partir de 1868 cuando el Estado se había incautado del Convento de las MM. Benedictinas se instalaron escuelas y un Hospital que puede ser el de referencia, pero que sería trasladado desde otro lugar.

 

El Gobernador Civil de la provincia de Pontevedra, don Vicente Lovit, en 16 de noviembre de 1868, pasó a la venerable abadesa de San Benito por medio del Alcalde, el siguiente Oficio: “Gobierno de Provincia. Pontevedra. Núm. 1362. A fin de dar  cumplimiento al Decreto del Excmo.  Sr. Ministro de Gracia y Justicia, fecha 15 de octubre último, me veo precisado, por más que me sea sensible, a manifestar a V. que, dentro del término de ocho días improrrogables, se traslade con las demás señoras de ese convento al que existe en la villa de Bayona. Espero de la atención de V. tendrá la bondad de acusar recibo de esta comunicación y quedar en cumplimentarla. Dios guarde a V. muchos años. Pontevedra, Noviembre 16 de 1868. Vicente Lovit. Sra. Superiora del Convento de Monjas de La Guardia”.

  

---------------------------------------

 

 

Antigua Casa de los Correa, concretamente de Elvira Correa en la calle Colón,  hoy desaparecida.

 

Tampoco tiene que ver con la “Fundación Lagoa” el “Hospital de San Marcos para Pobres y Redimidos”, fundado por Francisco Correa, situado en su día en la plazoleta que está detrás de la Torre do Reló y donde durante muchos años estuvo la “Tablajería” municipal que era subastada por el Ayto a los distintos tablajeros de la Villa, después sería un taller de carpintería y hoy una pequeña plaza.

 

13 enero 1837, mediante Oficio del Gobierno Político de Pontevedra al Sr.  Alcalde Constitucional de La Guardia.

 

Con fecha 20 de Diciembre, último dije a V. lo que sigue: Para los fines que indican las Reales órdenes de 12, de Abril y 13, de Octubre últimos, insertas en el Boletín nº 34,y 94, es indispensable que cuanto antes se sirva V. remitir una razón circunstanciada no tan solo de las personas que satisfacen las rentas al Hospital de esa villa, sino de los que también lo verifican al Patrono de la Fundación que para la redención de Cautibos señaló D. Francisco Correa mil ducados á censo redimible, ignorando este Gobierno Político la inversión que se le puede dar a los ocho cientos ó mil reales, que producirá aquella memoria, puesto que hoy en día no hay cautivos que redimir.

 

Lo que recuerdo a V. para su más pronto cumplimiento. Dios guarde a V. muchos años. Atentamente. Pontevedra 13, de Enero de 1837. Fdo: Miguel del Pino.

 

A ese Hospital de San Marcos para “pobres y redimidos”, sito en la parte sur de la Casa de Ayto, tuvieron que eliminar la capilla en ese mismo año de 1837, para ampliar la Casa de Ayto,

 

 El edificio de la Casa de la Villa o Casa del Ayuntamiento se reconstruyó en 1837 “a espensas de los vecinos de esta Villa”. Fue derrumbada la capilla del Hospital de San Marcos para la ampliación.

 

Recordar que el Concejo de la Foz del Miño, luego Ayuntamiento Constitucional de la Guardia y su Distrito tenía el privilegio desde antes de 1505 de constituir Juez cada 1º de año, Alguacil carcelero, por lo que le correspondía tener cárcel, cepo, picota o rollo, horca y ejercer jurisdición civil y criminal en nombre del Señor de la Jurisdición que durante muchos años fue el Obispo de Tuy y su Cabildo Catedral.

 

---------------------

 

-Nicolás Lasiote Español, era propietario, con grandes posesiones en El Rosal y partidario de la desmembración del Ayuntamiento de La Guardia, formando otro con las parroquias de  El Rosal. Todo ello debido a cuestiones económicas por el pago de impuestos al Estado, Diputación y Ayuntamiento. En la segregación de las parroquias de O Rosal de A Guarda no tuvo nada que ver la política, simplemente por culpa, o a favor, del pago de impuestos estatales y arbitrios municipales.

 

A este guardés<>rosaleiro le sucedió un acontecimiento, podemos decir hoy  histórico. Resulta que en plena guerra civil, una facción de guerrilleros carlistas osó entrar en A Guarda y llegar al corazón de la Villa, llegando de noche hasta la Plaza de La Constitución (Praza do Reló) en septiembre de 1837. Leamos:

 

[…] 23/05/1840. D. Antonio Orozco y Hernández, Juez de Instrucción y 1ª Instancia de Tuy al Sr. Alcalde de La Guardia. Le hace Saber:

 

En la Causa que juzga la Audiencia contra la Facción de Guillade que entró en la Villa de la Guardia en la casa de Nicolás Lasiote Español, formada por Benito Ucha de San Miguel de Tabagón, María Rosa Vicente del Rosal y María Isabel Urgal de Loureza, y otros... se llevaron la noche del 8/09/1837 varios pedazos de tocino y la tinaja de manteca de cerdo.

 

La Audiencia emitió Sentencia el 4 de mayo de 1839. A Benito Ucha, 1 año en la prisión de la Guardia, a María Rosa Vicente, 8 meses de prisión en la Guardia y a Ysabel Urgal, 6 meses en la prisión de Oya. En la Audiencia juzgaron otra vez la Causa Original. Los procuradores  de los acusados en la  Audencia eran: Fernández Puente y Encina.

 

Tambien falló contra el Alcalde de la Guardia D. Antonio Medranos con multa de 30 ducados por “detención arbitraria, faltando abiertamente a lo prevenido en el artículo 33 del Reglamento Provisional”. Fdo: Manuel de la Roda. Sebastián Campos. José Cepeda. Coruña. Mayo, 23 de 1840.

 

En abril de 1843 varios vecinos de El Rosal se muestran descontentos con lo actuado por una Comisión del Ayuntamiento sobre la recaudación de impuestos, entre los que estaba Nicolás Lasiote:

 

[…] 19/04/1843. Al Ylustre Ayuntamiento de La Guardia: Los que suscriben, vecinos de la Parroquia de Santa Marina del Rosal a Vd. atentamente esponen: que habrá como unos diez dias se les ha mandado presentar por el Alcalde Segundo del Distrito de la Casas que Administra Justicia, con el objeto de obligarles a rendir cuenta de todo lo percibido por contribuciones e impuestos de toda especie, de que han sido concejales por elección popular desde 1834, inclusive hasta 1838. Al efecto el mismo Alcalde nombró una comisión ad hoc compuesta de ocho personas, entre ellas D. Nicolás Lasiote Español, José Ramiro Otero, Victoriano Martínez y Juan Francisco Fernández Pérez.

 

Los exponentes obedecieron el llamamiento, a pesar de no reconocer atribuciones bastantes en el Alcalde para tratar asuntos de esta especie, ni menos para elegir y constituir una Junta que, para ser legal, necesita recibir su verdadera misión e investidura del Ayuntamiento.

 

Trataban de una materia sumamente delicada, para que pudiera haber acuerdo entre personas que distan mucho de simpatizar en pensamientos, en representar la idea dominante del País sobre el particular, y de reunir la moderación y prudencia bastantes para tener en consideración las particulares circunstancias en que cada uno de los llamados se encuentra respecto á la presentación de documentos. Nada pudo conseguirse, porque sin reparar en el tiempo transcurrido, y sin pemeditar que la ejecución de la providencia no debe ser precipitada, porque es una novedad en una Parroquia que jamás adoptó por sistema la cuenta y razon, se quiso hacer uso de la violencia sin oir reflexiones .

 

Hasta se cometió la imprudencia de atemorizar por la vía de apremio en dias en que por la Ley ningún Tribunal de la Nación está autorizado para afligir al Ciudadano aún mandando en nombre de la misma Ley. Por todo se atropella en verdad, cuando la cuestión no es de intereses públicos, sino de satisfacer venganzas personales. Solo a este terreno se trajo la cuestión y preciso fue resistirla para evitar otras consecuencias.

 

Los exponentes no rehuyen la rendición de las cuentas, están prontos  a darlas; pero no quieren, no deben someterse a una Junta de origen bastardo, que lejos de oir, insulta, y que lejos de ser imparcial está compuesta en su mayoría de personas que no merecen el sufragio público.

 

Quieren sí que V.S. la nombre y que la Justicia empiece a ejercer su imperio por los mismos residenciadores, por que todos ellos han manejado  caudales públicos, especialmente D. Nicolás  Lasiote, que en el año de 1837 llebó a su poder un tercio de la contribución de Sal de dicha parroquia sin que hasta la fecha haya dado razón de su inversión.

 

En el de 1829 recogió del consulado parte de un empréstito del consumo de todo el Distrito, que tampoco satisfizo, y en el del próximo pasado se hizo depositario de los sobrantes de la contribución de consumos, sin que conste su distribución.

 

Así se calmará la agitación que reina en la Parroquia, y se procederá en Justicia, porque jamás se ha visto que el delincuente pueda juzgarse  a si mismo, ni juzgar a sus compañeros.

 

Suplican por tanto a V.S. se sirba resolver a la manera que lleban solicitado, anulando cuantas providencias se hayan adoptado por la mencionada Junta. Así lo esperan de la acreditada justificancia de V.S. Rosal Abril 19 de 1843. Fdo. José Vicente Castellano; Juan Alonso; Manuel Vicente; Juan María Dorna; Domingo Dorna; Juan Francisco Otero; Jose Manuel Miguez.

 

En 1850, D. Nicolás Lasiote Español era Alcalde Constitucional de El Rosal y su distrito, así el 19/06/1850 firma una certificación:.

 

Póngase a continuación con asistencia del Procurador Síndico la Certificación que se solicita. Fdo: El Alcalde:  Nicolás Lasiote Español.

 

Certificación: D. Nicolás Lasiote y Español, Alcalde constitucional del distrito del Rosal, Certifico por ante el Regidor Síndico de este Ayuntamiento, que D. Juan Alvarez, natural y vecino de esta parroquia en que reside haze seis años, de estado soltero ha observado constantemente el porte mas intachable i responsable que garantiza y acredita su buena conducta política y moral, sin que a la Corporación municipal haya llegado la menor noticia en contrario.

 

Su vida y costumbres han sido ejemplares como ciudadano y como religioso; con adhesión al Gobierno de S.M. Dña Ysabel (q.D.g.) a las instituciones vigentes y su patriotismo son tan notorios que no necesitan recomendación, ni por otro cualquier concepto ni circunstancia merece la menor nota.

 

En su consecuencia y para que el interesado lo haga constar cuando lo necesite espido el presente que firmo con dicho Regidor Síndico, estando en la Casa Consistorial del Rosal a diez y nuebe de Junio de mil ocho cientos cincuenta. Fdo: El Alcalde, Nicolás Lasiote Español; José Benito Yglesias, Síndico doy fe: Francisco Melchor, Secretario.

 

-D. Generoso Fernández Lasiote, era Doctor en Medicina y Cirujía en 1874[3].

 

Sesión Ordinaria celebrada el 8/02/1874, presidida por el  1º Tte  Alcalde D. Francisco Giráldez Pérez.

 

Reserva: Facultativos  de reconocimiento por escepciones legales. Se acordó nombrar para los de padres y mas impedidos por el trabajo á los Sres. D. Generoso Fernández Lasiote y Fernández Doctor en Medicina  y Cirujía, y al  facultativo de 2ª Clase D. Justo Valdivieso Gómez y que se les participe  oficialmente  para su conocimiento.

 

19 marzo 1874. Suscricción Nacional para los Heridos en la actual Guerra.                          Dado ya cuenta de las disposiciones superiores que la recomiendan en Sesión del 5 del corriente,y adoptadas todas las disposiciones para la recaudación de donativos voluntarios en las tres parroquias y barrios del Distrito, el Ayuntamiento, Acuerda formar lista separada de sus individuos así como de los dependientes del mismo en la forma siguiente:

 

Francisco Giráldez Pérez, Presidente: 5 pesetas.

José Bernardo Lomba Martínez, Tte. Alcalde: 5 ptas.

Francisco Lorenzo Martínez, Tte. Alcalde 5 ptas.

Manuel Sobrino Vicente, 1º Síndico: 5 ptas.

Silvestre Vicente Riego, Regidor: 5 ptas.

Juan Bautista García Portela, Regidor: 5 ptas.

Antonio Giraldez Pérez, Regidor: 1 pta.

Ygnacio Alonso González, Regidor: 1 pta.

Manuel Montenegro Doval, Regidor: 2 ptas.

Manuel Segundo Trigo Sobrino, Regidor: 1 pta.

Lorenzo Alvarez, Regidor: 1 pta.

Antonio Costa Alvarez, Síndico: 2 ptas.

Manuel Perez, Regidor: 2 ptas.

José María Sesto, Secretario: 5 ptas.

José Bernardo Alvarez Portela, Auxiliar: 1 pta.

Francisco Morales, Dependiente municipal: 0,50 ptas.

Florencio Calenti, Dependiente municipal: 0,50 ptas.

Generoso Fernandez Lasiote, Médico : 5 ptas

Justo Valdivieso Gómez, Médico: 5 ptas.

 

Además la Corporación Acordó que de los Fondos Municipales se entregue para aquel beneficio objeto la cantidad de ciento cincuenta (150) pesetas en dos plazos.

 

Para darnos una idea de lo que podían valer 5 pesetas en 1874, el presupuesto anual de ingresos del Ayuntamiento era de 26.395 pesetas y el de gastos de 26.538,93 pesetas. El poder económico de los Lasiote era importante, solamente el médico D. Generoso Lasiote inscribe el 18 de julio de 1875 en el Registro de la Propiedad de A Guarda:

 

1ª.- Una casa de planta alta en la calle del Progreso (hoy Plaza de Ignacio Sobrino o Praza da Fariña) de esta Villa señalada con el nº 7 de 1 área y 90 centiáreas de superficie.

 

2ª.- Otra casa y huerta unida sita en el mismo punto de la c/ Progreso, señalada con el nº 5, superficie 2 áreas, 73 centiáreas.

 

3ª.- Otra casa de planta baja en esta Villa, calle de “Debajo del Muro”, nº 4 de 35 centiáreas de superficie.

 

4ª.- Otra casa en la calle de Hernán Cortés nº 9 de 36 centiáreas de superficie.

 

5ª.-  Mitad de otra casa y lugar cerrado sobre sí en el barrio de La Cruzada de esta parroquia de 49 centiáreas de superficie.

 

6ª.- Una finca á pinar en el punto denominado “Do Negro” en esta parroquia de 4 áreas 4 centiáreas de superficie.

 

7ª.- Otra finca á pinar en el sitio de “Punta de Bouza”, término de esta parroquia superficie 5  áreas 23 centiáreas.

 

8ª.- Otra finca a pinar en el mismo punto de “Punta da Bouza”, superficie 6 áreas 19 centiáreas.

 

9ª.- Otra finca a pinar en el punto nombrado “El Largo”, superficie 5 áreas 38 centiáreas.

 

10ª.- Otra finca labradío secano sita en la parroquia de Salcidos  con la superficie  de 12  áreas 4 centiáreas punto denominado “Baliños”.

 

11.- Una finca a labradío secano en “San Sebastián” de esta parroquia con la superficie de 4 áreas 19 centiáreas.

 

12.- Otra finca a labradío en la “Arena Grande” de esta parroquia con la superficie de 1 área 74 centiáreas.

 

-D. Juan Antonio Fernández Lasiote, propietario, Regidor y Alcalde en los anos 1863/64, parte del 65 y todo 1866.

 

En la sesión de Ayuntamiento de 18/07/1875. Juan Antonio registra en el “Registro de la Propiedad de La Guardia”, entre otros bienes:

 

1 edificio de dos pisos con boardilla en la Plaza de la Constitución con una extensión de 2 áreas y 58 centiáreas, destinado a Casa y 92 centiáreas destinadas a patio interior”.  Años después sería la Casa de los Alonso”.

 

Los hermanos Alonso Martínez, Joaquin, Antonio y  José Bernardo eran “los Alonso” a nivel popular, hijos de José Simón Alonso González y de María Soledad Martínez, los que durante varios anos serían los mas ricos de la Comarca del Bajo Miño, no solo por las fortunas personales traídas de Puerto Rico sino por las inversiones y compras hechas en España aprovechando las ventajas que dieron a los ricos las Desamortizaciones de los bienes de la Iglesia.

 

 

 

Fotografía en azulejo de D. Joaquin Alonso Martínez existente en la Plaza de San Mauro en Camposancos

 

-------------------------------------

 

-D. Joaquin Alonso Martínez, nació en 1834, emigró a Puerto Rico donde hizo fortuna y volvió “retornado” en 1865. Abogado, comerciante, propietario y político fue Alcalde de A Guarda  desde el 13 de noviembre de 1868 al 1º de octubre de 1870, fecha en la que presenta renuncia a su cargo para pasar a ser diputado provincial, cargo político que mantenía en 1891.

 

 

Entierro  de D. Joaquin Alonso Martínez el 28 de agosto de 1891 al pasar por la calle General Prim, luego calle Joaquin Alonso (Praza Nova). Fotografía del Archivo de Antonio Martínez Vicente.

 

------------------------

 

[...] “D. Joaquin Alonso, abogado, propietario y político local, falleció el 27 de agosto de 1891 en su domicilio de la “Casa de los Alonso” en la Plaza de la Constitución nº 7. Ex Alcalde, diputado provincial, abogado, de estado soltero. Hijo de, José Simón Alonso y María Soledad Martínez. Inscrito en el Tomo 14 del Registro Civil. Dio parte Manuel Vicente Melón Barros[4], Sobrestante de Carreteras públicas”.

 

-------------------------------------------------

 

Los Alonso fueron una familia profundamente religiosa, lo que no quita que se aprovecharan de las desamortizaciones de los bienes de la Iglesia para hacerse más ricos. En 1867 D. Joaquín Alonso, al poco de volver de la emigración en Puerto Rico, entregó al párroco Nicolás Salgado Rotea 4.000 reales para la construcción del retablo del altar mayor de estilo Luís XV, obra del  maestro escultor guardés Cándido Sobrino.  

 

El retablo está dividido en tres partes, presidida cada una por las imágenes de la Dolorosa, de Jesús Nazareno y la Verónica.  Obra de D. Cándido fue también la imagen del Santísimo Cristo Yacente estrenada en la Semana Santa de 1880.

 

D. Joaquin Alonso donó la imagen de la Virgen del Rosario que está en el altar a ella dedicado. Fue traída desde Florencia (Italia), sabedor de la devoción que los feligreses tenían a la Virgen del Rosario desde 1775.

 

Recién nombrado 1º Tte Alcalde, D. Joaquin Alonso, en la sesión de 25 octubre 1868, presidida por el Alcalde D. Domingo Antonio Español López, intercede a favor de que el Estado no se incaute del Convento:

 

Convento de Benedictinas de esta Villa.- El Sr. Primer Tte. Alcalde D. Joaquin Alonso, hizo presente al Ayuntamiento la conveniencia de pedir á la Superioridad la conservación del Convento de Benedictinas  de esta Villa, no sólo por hallarse comprendido en el artº 9º del Decreto de 18 del actual para este caso, sinó también por las ventajas que de ello puede reaportar al pueblo en general.

 

El Ayuntamiento, Acordó redactar una esposición al efecto, con copia de los datos y antecedentes necesarios, nombrando para este servicio una Comisión compuesta de los Concejales D. Juan Benito Sequeiros, D. Juan Antonio Fernández Lasiote y el mismo Sr.Alonso.

 

Curiosamente el mismo que les vendiera la casa de la Praza do Reló, Juan Antonio Fernández Lasiote, también fue Alcalde y Regidor (Concejal), que como tal presentó una Moción (12/09/1869) para que la Corporación tomara el acuerdo de cambiar el nombre de la calle Laurel por calle Casto Méndez Núñez. Nombre actual de la calle que sale de la iglesia parroquial hasta la conexión con el nº 1 de la calle Calvario, pasando por la parte posterior de la “Casa de los Alonso”.

 

Unos meses más tarde de comprar la casa de los Lasiote, el Alcalde D. Joaquin Alonso reúne a la Corporación en sesión ordinaria el día 6/10/1869:

 

“Reunidos los Concejales que al margen se designan bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Joaquin Alonso Martínez, abierta la sesión a las diez de la mañana y leída, y aprobada el acta de la anterior, Visto los Tristes Sucesos que actualmente tienen lugar en algunas provincias de España con motivo de la perturbación del Orden Público, Acuerda el Ayuntamiento que por conducto de su Presidente se dirija una comunicación al Excmo. Sr. Presidente del Consejo de Ministros, ofreciendo á Su Alteza el Regente y al Gobierno de la Nación su más decidido apoyo, lealtad y constante adhesión, lamentando á la vez los atentados cometidos por los perturbadores”.

 

De la labor política en apoyo del barrio de La Marina también los Alonso contribuyeron en algo:

 

En la sesión ordinaria celebrada el 9/01/1870, presidida  por el  Alcalde D. Joaquin Alonso Martínez, acompañado de:  Alcalde 2º, Juan Manuel Español. Regidores: Francisco Luís de Santiago; Mateo Pérez; José Benito Español; Manuel Alvarez; Benito Lomba; Luís Gómez; Angel Vicente; Síndico: Juan Antonio Fernández Lasiote.

 

Varadero del Puerto de esta Villa.- Las presentes desgracias y graves perjuicios que sufren  los marineros y pescadores de esta Villa por la falta absoluta de un pequeño puerto y varadero en su ribera han llamado diferentes veces la atención de la Corporación Municipal.

 

Ya  en 5/03/1859 el Gremio de Mareantes y vecinos  de esta Villa elevaron al Gobierno una solicitud  pidiendo se concedieran  algunos fondos  para mejorar su puerto  construyendo un pequeño muelle y ensanchando algo  su entrada; si  bien no merece el nombre de puerto  un boquete continuamente agitado por las olas y que no permite sinó en muy pocos casos la entrada de los galeones que vienen de Vigo para el Comercio de Cabotaje; viéndose los pescadores  y marineros  en la imprescindible necesidad de entrar con riesgo y arrastrar acto contínuo á tierra todos los barcos que interceptan hasta el tránsito público sin remedio posible á tan grave mal.

 

La instancia de los Mareantes informados por este Ayuntamiento, por el Yngeniero Gefe de  Caminos Canales y Puertos de la Provincia, y con recomendación del Sr. Gobernador de la misma se dirijió al Ministerio de Fomento en 21 de Agosto de dicho año, y en 29 del mismo al Ylmo. Sr. Director General de Obras Públicas, manifestó a los suplicantes que el Gobierno contribuiría con una cantidad igual a la que la localidad proporcionase si ésta arbitrase medios para llegar á cierto número de años los fondos precisos para el pago de la obra en la parte correspondiente, adelantando el Estado los fondos necesarios, previo estudios y aprobación del Proyecto.

 

La localidad careciendo de recursos tuvo que renunciar a tan necesaria como benéfica obra, dirigiendo  en 17/05/1863 segunda solicitud al Gobierno para conseguir  que toda ella se costease por el Estado, sin resultado anterior.

 

Hoy es otro  ya el pensamiento que ecsiste en el cuerpo municipal, menos costosa  la empresa que se propone acometer y que sin embargo  producirá  una regular mejora, ensanchando  la pequeña ribera  destinada  á varadero, y evitando los riesgos  en que á cada paso se encuentran las lanchas de pesca de estos pobres marineros, los portugueses que por arribada forzosa vienen aquí á guarecerse; de  las que han naufragado todos los años una parte  insignificante, así como los galeones que de Vigo y otros puntos concurren para el Comercio de Cabotage, y que muchas veces  ni 24 horas  pueden detenerse  en el puerto por falta de varadero, sufriendo frecuentemente averías de consideración y retirándose otros hasta sin descargar.

 

A remediar en lo posible tan graves perjuicios  es de todo punto indispensable la adquisición del campo y molino harinero inmediato á la playa y que pertenece en propiedad á  Dña.Josefa Rodríguez Taboada, viúda de D. Manuel Español.

 

Esta adquisición si bien insignificante para toda la Provincia sería de consideración para el Municipio, no sólo por falta de recursos sinó porque la imperiosa necesidad de la construccion de un murallón en la parte inmediata al dicho punto llamado Ynguieiros que el mar destruyó por completo, corriendo hoy gran riesgo las casas contiguas, absorverá  sumas gran parte de su Presupuesto, siendole por otra parte arbitrar recursos sin notable gravamen del país.

 

Acuerda por tanto el Ayuntamiento se practiquen las gestiones convenientes  para la adquisición de dicha  finca  nombrándose  al efecto una Comisión de su seno para que conferencie con doña Josefa Rodríguez Taboada, viúda de Español á fin de adquirir  el terreno y molino por arreglo convencional y, en otro caso se instruya espediente de espropiacion forzosa con arreglo á las leyes y disposiciones vigentes.

 

Y atendiendo á que esta obra es de interés general,  Acuerda así mismo acudir á la Excma. Diputación provincial pidiendo los recursos necesarios para la adquisición de esta finca con más  razón cuanto que de los fondos provinciales jamás se concedió á este Ayuntamiento cantidad alguna para obras públicas y no es de esperar que en este caso deje de proporcionar los fondos necesarios para tan apremiante y beneficiosa obra.

 

La Comisión nombrada para conferenciar con la Sra. Viúda de Español se compone de los Sres.D. Joaquin Alonso Martínez, Alcalde 1º. Juan Antonio Fernández Lasiote, Síndico. Benito Lomba, Concejal. La Corporación además por: Juan Manuel Español; Francisco Lúis de Santiago; Mateo Pérez; José Benito Español; Manuel Alvarez; Benito Lomba; Luís Gómez; Angel Vicente.    

 

El 24/08/1870 llega una comunicación oficial sobre la Redención del Foro del Coto de Camposancos  que tenía con el Cabildo Catedral de Tuy. Todas las gestiones fueron llevadas por D. Joaquin Alonso como abogado, lo que  se logró siendo el mismo Alcalde de La Guardia.

 

 [...] “En aplicación de las leyes desamortizadoras de 1/05/1855, 27/02/1856 y 11/03/1859, la Dirección General de Propiedades del Estado decidió que, si bien el 16/03/1761, el Cabildo Catedral de Tuy había formalizado un arrendamiento sobre el Coto de Camposancos, el Canónigo Prevendado, que lo había otorgado, había sido facultado por el Cabildo para constituir un Foro, por lo tanto, autorizaba su redención”. 

 

Cuando la noticia llega a Camposancos el pueblo sale a la calle y en el atrio de la iglesia, lugar donde se hacían las reuniones mas importantes de la parroquia, lanzan al aire varias bombas de palenque.

 

Los camposinos agradecidos a D. Joaquin Alonso, que además en esos meses era Alcalde Constitucional de La Guardia y su distrito, por medio del 1º Tte Alcalde, Juan Manuel González Pérez, presentan una Moción en la sesión celebrada el 11/09/1870, presidida por el 2º Tte Alcalde (D. Joaquin se encontraba en Madrid agilizando trámites), D. Juan Manuel Español y compuesta de los Regidores: Juan Manuel González Pérez; Francisco Luis de Santiago; Francisco González Cividanes; Mateo Pérez; Luis Gómez; José Benito Español y Benito Lomba, quienes por unanimidad aprueban la Moción que es de este tenor:

 

Foro de Camposancos:   “Pido al Ayuntamiento en nombre de la parroquia de Camposancos se sirva acordar:

 

1º.- Que se coloquen dos lápidas á los estremos de la entrada del atrio de la Yglesia en las que se ponga, en una, la fecha de la concesión de la Redención del Foro, y en la otra el nombre de D. Joaquin Alonso Martínez por quien fue alcanzado.

 

2º.- Que al Barrio del Couto se le dé el nombre de Calle de D. Joaquin Alonso.

 

3º.- Que en vista del beneficio obtenido por dicho Señor  se haga   mención honorífica, poniendo su nombre en la sala de reuniones. Que se libre copia del acta de estos acuerdo y se le remita para su satisfación.

 

Camposancos, Agosto 29 de 1870. Fdo. El Regidor 1º Juan Manuel González Pérez. El Ayuntamiento Acordó “Conforme con la Moción” .

 

Nota: Las lápidas nunca fueron colocadas en el atrio parroquial y el nombre de Calle de Joaquín Alonso en el barrio del Couto, aún hoy no se llevó a cabo, pese a que ya en quellos tiempos los acuerdos de las Corporaciones locales eran de ejecución inmediata. Las lápidas fueron colocadas por la Entidad Local Menor de Camposancos en la Plaza de San Mauro a 10 metros de la sede oficial de la Entidad.

 

Plaza de San Mauro en Camposancos con las dos lápidas de azulejo en honor de D. Joaquín Alonso. Fotografía de Uris 12/10/2009. Falta llevar a cabo lo aprobado en Pleno el 11 de septiembre de 1870 para que lleve su nombre la calle del Couto el nombre de “Calle de D. Joaquín Alonso”

------------------------------------

 

En la sesión ordinaria celebrada el 1/10/1870, presidida por el 2º Tte Alcalde D. Juan Manuel Español Santiago,  D. Joaquín Alonso Martínez, Renuncia a su cargo, según Certifica el Alcalde accidental y 2º Tte. Alcalde D. Juan Manuel Español Santiago. La Corporación ratifica como Alcalde Provisional a D. Juan Manuel Español Santiago.

 

Regidores:Juan Manuel González; Francisco González Cividanes; Francisco Luis de Santiago; Mateo Pérez Lorenzo; Juan Troncoso Portela; Manuel Espino Vázquez; José Benito Español Alvarez; Manuel Alvarez Lomba; Luis Gómez Franco; Benito Lomba Martínez; Angel Vicente Lorenzo; Juan Antonio Fernández. Representante Síndico: Lasiote Fernández.

 

En la sesión ordinaria de 22/11/1870, presidida por el Alcalde D. Juan Manuel Español. 1º Tte Alcalde, Juan Manuel González Pérez. Regidores: Francisco Luís de Santiago; Francisco González Cividanes; Manuel Espino Vázquez; José Benito Español; Manuel Álvarez; Luís Gómez; Benito Lomba. Se acuerda:

 

Foro de Camposancos.- Moción del Sr. Regidor 1º D. Juan Manuel González Pérez. Leyóse lo presentado en éste día cuyo tenor es el siguiente:

 

Pido al Ayuntamiento en nombre de los vecinos de la parroquia de Camposancos se sirva Acordar, Que el oficio que remitió el Gobierno Superior a ésta Alcadía que contiene la concesión de la Redención del Foro del indicado Camposancos se traslade poniéndole  por acta para que sirva de recuerdo y de perpétua memoria a los sucesores, y que se libre copia del acta y se le remita á los indicados vecinos de Camposancos para su satisfacción. El Ayuntamiento Acordó conforme a al Moción.

 

Copia del Oficio.- Hay un sello que dice: Provincia de Pontevedra, Administración Económica. La Dirección General de Propiedades y Derechos del Estado, manifiesta á esta Administración en orden fecha 24 de Agosto último lo que copio.

 

“Visto el espediente instruído á instancia de los vecinos de la parroquia de Santa Ysabel en el distrito municipal de La Guardia, provincia de Pontevedra, solicitando la redención  del Cánon anual de 3.081 reales, más por el importe de veintisiete gallinas que vienen satisfaciendo en concepto de Foro, afecto á los bienes, casas, montes y riberas comprendidos en el Coto de Camposancos, impuesto á favor del Cabildo Catedral de la Diócesis de Tuy; y,

 

Resultando: que en 2/04/1761  el espresado Cabildo otorgó á favor de los dichos vecinos escritura de arriendo por nueve años de los indicados bienes, en la que se consignó la cláusula de que si los arrendatarios antes ó después de concluído ese arriendo ó en cualquier tiempo se les otorgara nuevo Foro de dicho Coto por tres veces,

 

Resultando: que aún cuando la escritura se otorgó como de arriendo, el poder que dió el Cabildo á su mandatario fue autorizándole para que la hiciera de Foro,

 

Resultando: que si bien es cierto que no llegó a constituirse el dicho Foro por medio de escritura pública, también lo es que constantemente ha venido reputado y considerado como tal, aceptándolo el Cabildo en ese concepto y ejerciendo los interesados los derechos consiguientes,

 

Considerando: que al dar el Cabildo de Tuy poder para la constitución del Foro, demostró de la manera más evidente que tal era su voluntad, y no la de dar las fincas en arrendamiento,

 

Considerando: que aún cuando el apoderado formalizó escritura de esta última clase por error, mala inteligencia ó falsear á su cometido, aún así se vé confirmada la voluntad de conceder el Foro, siempre que los llevadores lo pidieran,

 

Considerando:que el dicho Cabildo les ha venido reconociendo constantemente como Foristas, desde que  se hizo aquel contrato; lo cual esplica de una manera satisfactoria á favor de los vecinos su incuria ó abandono en no pedir que se formalizara la escritura de Foro, toda vez que se creían tales foreros,

 

Considerando: que como consecuencia de esto han venido pactando la trasmisión de las fincas, de que se trata por títulos de Censo, Donación y Venta, y que en tal concepto vienen pagando también en los derechos al Estado por impuestos públicos directos,

 

Considerando: que el espíritu de la legislación de sobre esta materia, y el de armonizar los beneficios de la Desamortización para el Estado, con el respeto de los intereses particulares, lo que asimilan á la propiedad el disfrute que en virtud de las mismas se hacían, y que se haya en este caso el arrendamiento con carácter de Foro que es el objeto del espediente, por más que le falten ciertos requisitos, de forma que son inherentes al Foro propiamente dicho.

 

Considerando: que si bien en el terreno del derecho estricto no puede estimarse como Foro el referido contrato de 1771 porque no se otorgó escritura pública de constitución de tal gravamen como exigen nuestras leyes respecto a los enfitensis y demás derechos reales que se impongan sobre la propiedad territorial , las razones que anteceden son muy atendedibles en la equidad para conceder á los reclamantes la redención que solicitan, abonando además en su favor la de que si se adoptara otro acuerdo anesciría una perturbación social en un gran número de familias que no tienen otra manera de ser que la de foreros de las tierras en cuestión por un larguísimo periodo de tiempo,

 

La Junta Superior de Ventas, de conformidad  con lo propuesto por esta Dirección General, ha Acordado en sesión de veinte del corriente que se conceda á los que reclaman el derecho de llevar á efecto la indicada Redención.

 

Lo Digo á V.S. con remisión del espediente para su inteligencia y efectos oportunos acreditándose la fecha que se haga la notificación administrativa á los interesados.

 

Lo que traslado á V. para que se sirva notificar en forma esta Resolución á los interesados Pedro Lorenzo y los suyos, y hacerles comprender á la vez el derecho á su favor reconocido para que con arreglo á las Leyes de Desamortización vigentes, soliciten la Redención del Cánon de los 3.081 reales, é importe de las veintisiete gallinas que en concepto de Foro venían satisfaciendo al Cabildo Catedral de la Diócesis de Tuy.

 

Cuidará de remitirme oportunamente la conformidad de las partes y de avisarme en el interin del recibo de la presente. Dios guarde á V. muchos años. Pontevedra  Setiembre 13, de 1870; Nicolás Alonso; Sr. Alcalde del Ayuntamiento de La Guardia”.

 

Corresponde con el original archivado en este Ayuntamiento. Levantóse la sesión á la una de la tarde: Firman los Sres. asistentes. de que yo Secretario certifico.  José Manuel Sesto Pedreira. Secretario.

 

30/11/1870. La Administración Económica de la Provincia de Pontevedra expide Carta de Pago por recibo de 9.628,13 pesetas que pagó y adelantó de su peculio particular D. Joaquín Alonso, por la Redención del Foro de Camposancos, equivalente a 3.081 reales más 27 gallinas a favor de Pedro Lorenzo y otros vecinos de Camposancos.

 

Y el 1/12/1870 - gracias a las gestiones de D. Joaquín Alonso – el Sr. Juez de 1ª Instancia de Pontevedra D. Eduardo Trillo Salelles, otorga, ante el Notario de Pontevedra D. Valentín García Escudero la Escritura por la que se redime PARA SIEMPRE  el Foro del Coto de Camposancos, a favor de Pedro Lorenzo (mayor contribuyente de impuestos en Camposancos); Juan Manuel González Pérez (1º Regidor); Custodio Costa; José Benito Carrero; Facundo Martínez (mayor contribuyente de impuestos en Camposancos); Manuel Vega (Alcalde de Barrio); José Pérez; Luís Pérez, para sí y como apoderados de los vecinos de Camposancos

 

El 21/06/1883, D. Joaquín Alonso Martínez, hace entrega de la Carta de Pago de Redención del Foro del Coto de Camposancos. Dió fe del acto el Notario D. Manuel Seoane Blanco.

 

27 agosto 1891. Fallece D. Joaquín Alonso Martínez en su domicilio de la Plaza de la Constitución nº 7. Diputado provincial, avogado, de estado soltero. Hijo de: José Simón Alonso y María Soledad Martínez. Tomo 14. Dió parte Manuel Melón Barros, sobrestante de Carreteras públicas.

--------------------------------------

 

-D. Antonio Alonso Martínez, nació en 1838 en la c/ Colón (Casa paterna, donde luego se ubicó el antiguo Cuartel de la Guardia Civil). Fue Alcalde desde febrero de 1872 a 1873 y Diputado provincial en 1877, así como Presidente de la Junta para arreglo de la Carretera de A Guarda a Tui.

 

Para estos arreglos contribuyeron con distintas cantidades los Ayuntamiento: Tuy con 1.250 pesetas; La Guardia 1.000; Tomiño 1.000 y Rosal 500. No pudiendo ofrecer mayor subvención por el triste estado  de su Hacienda  municipal.

 

Febrero de 1872. El Sr. Alcalde D. Antonio Alonso Martínez da cuenta y solicita ayuda a los vecinos por la quema de una casa e el barrio de la Marina, propiedad de Antonio Videira, quedando la mujer y  los hijos con lo puesto para dormir, ya que tuvieron que abandonar la casa que quedó totalmente arrasada y ellos en la mas completa miseria. Antonio Videira era marinero preferente destinado en la “Escampavía Guarda Costas”,Brillante”. 

 

16/05/1872.  El Alcalde D. Antonio Alonso Martínez, cita en la Plaza de la Constitución, “para formar patrullas cívicas a: Juan Agapito Vicente; José Martínez Alvarez; Bernardino Verde; con Domínguez González y Vicente Verde de Francisco”.

 

17/05/1872. El Alcalde D. Antonio Alonso Martínez da orden, “para que se presenten (o enviar sustitutos armados) con armas para hacer ronda nocturna a: Juan Rodríguez; José Mª Alonso de Leonardo; José Mª Martínez; Joaquin Alonso Rodríguez y  citados a la Plaza de la Constitución y Francisco Baz”.

 

7/06/1872. Los Guardias Municipales (o “dependientes del Ayuntamiento”): Francisco Morales y Florencio Calenti Portela[5], dan Parte al Sr. Alcalde D. Antonio Alonso Martínez de que,

              “los cerdos siguen campando por sus respetos en calles y plazas; en el día de ayer (6) confirmamos uno de Ynés la del Carabinero en la Plaza Nueva, y los demás marranos en la Plaza de la Constitución, por el mismo estilo; también otro de D. Manuel Angel, lo que ponemos en su conocimiento y ya cansados de amonestárselo a la Ynés, la cual no hace caso de los Municipales”.

 

13/11/1872. Estado de los productos de la pesca y del tráfico en el año 1871. Valor de las embarcaciones dedicadas a la pesca 5.000 pesetas.

 

Observaciones:

 

1ª.- No hay artes ni arrastres de ninguna clase, y solo redes para la pesca de sardina, y las llamadas de volante que sirven para la merluza.

 

2ª.-Los barcos por punto general pertenecen á 7 ú 8 dueños, no habiendo por consiguiente patrón determinado de lanchas ni aparejo cualquiera en otros puntos. La Guardia 13/11/1872. Fdo. El Alcalde. Antonio Alonso Martínez.

 

En febrero de 1873 fué proclamada la Iª República Española y D. Antonio Alonso Martínez, que era “Alcalde Popular Constitucional de La Guardia y su Distrito”, convoca a sesión extraordinaria el 13/02/1873, para tratar un único punto:

 

Sucesos Políticos de la República..- Se dió cuenta de una comunicación de la provincia fecha doce del que rige, en la que participa á la Alcaldía, de órdenes del Sr. Presidente de la Asamblea Nacional, que el Senado y el Congreso reunidos, después de admitir la renuncia de D. Amadeo de Saboya del cargo supremo de Jefe del Estado, habían proclamado la República.

 

Que en su consecuencia el Presidente de esta Corporación había hecho conocer al vecindario de este término, por medio de Bandos, lo resuelto por los Cuerpos Colegisladores, de cuyo Bando se dió lectura á la Municipalidad, habiendo tomado las disposiciones convenientes para que los ilusos no alteren de modo alguno, el Orden, llevando así la tranquilidad al ánimo de los habitantes del Distrito.

 

El Ayuntamiento en su secuencia Acuerda:

 

1º.- Acatar, respetar y cumplir lo resuelto por la Asamblea de la Nación.

 

2º.- Aprobar en absoluto cuantas disposiciones ha tomado el Presidente del Ayuntamiento para que el Orden no sufriera alteración alguna.

 

3º.- Que la vigilancia para la seguridad pública se haga estensiva á las parroquias de Salcidos y Camposancos.

 

4º.- Que atendida la escasez de brazos y los perentorios trabajos agrícolas en el país, no menos que los constantes servicios que el vecindario viene prestando constantemente con las patrullas en las orillas del Miño, por las frecuentísimas concentraciones de la fuerza armada, quedando en su consecuencia en completo abandono aquellos importantes puntos, á los individuos que forman la Guardia de Vigilancia Municipal, se le abone 1,50 pesetas diarias, mientras prestan este servicio, procurando el mayor número posible de voluntarios; y la gratificación de 0,75 céntimos de peseta, así mismo diarios á los Guardas Rurales Municipales, por el doble servicio al que las circunstancias les sujetan, todo con cargo á fondos municipales.

 

5º.- Que el Presidente de la Corporación aumentará o reducirá el número de los individuos de la Guardia Municipal, según viera convenir a la tranquilidad pública.

 

6º.- Y último, que el Ayuntamiento celebrará sesión diaria, interin las actuales circunstancias lo aconsejen. Levantóse la sesión, firmar los señores del Ayuntamiento de que yo certifico.

 

También los Alonso tienen que ver con el primer reloj público de la Plaza de La Constitución:

 

4/06/1873. Condicciones Estipuladas para la Construcción y Colocación de una Máquina de Reloj de Torres en La Guardia.

 

“En la Villa de La Guardia á 4/06/1873, los Sres. D. Antonio Alonso Martínez, Alcalde Presidente del Ayuntamiento y D. Francisco Antonio González, Procurador Síndico del mismo, de una parte; y de la otra José Antonio Nobre y Juan José da Silva, Relojeros, el primero vecino de la Villa de Caminha y el segundo de la de Viana en Portugal, han convenido mutuamente en las siguientes condiciones para la construcción y colocación de una máquina de Reloj de torre en la Casa municipal de esta Villa.

 

Primera.- La máquina del reloj tendrá cuerda para ocho días. Será construída en estufas de metal, ejes de hierro con oidos de metal y las ruedas serán también de metal.

 

Segunda.- Dará horas y medias horas, y será garantizada la máquina por tres años en seguridad y exactitud en las horas y medias.

 

Tercera.- El horario y minutero correspondiente á la esfera será construído también con toda perfeccción.

 

Cuarta.-La máquina y lo demás consignado en las anteriores condicciones se contrata y ajusta en la cantidad de Veintiocho libras esterlinas, en cuya suma vá incluido el trabajo de colocación en la torre para el servicio.

 

Quinta.- Es de cuenta de los Sres. Nobre y Silva la conducción hasta el Pasaje de Camposancos; quedando relevados de pagar derechos en la parte de España.

 

Sesta.- Las pesas de piedra serán de cuenta del Municipio, pero hechas bajo la dirección de los constructores de la máquina, sin derecho á retribución.

 

Sétima.- Durante el periodo de los tres años de garantía es de cuenta de los constructores Sres. Nobre y Silva, cualquiera inperfección ó fallo que se observase.

 

Si las imperfecciones fuesen de tal magnitud que hiciesen fallar  la seguridad y exactitud en las horas y función regular de la máquina, será obligatorio para los Relojeros contratantes el colocar otra nueva por su cuenta y con la seguridad y perfección debidos.

 

Octava.- A los quince días de colocada la máquina, serán satisfechos á los constructores Sres. Nobre y Silva las Veintiocho libras esterlinas, precio del contrato por la Depositaría de fondos municipales de esta Villa, adoptándose las disposiciones convenientes por el Sr. Alcalde y Síndico contratantes, para el cumplimiento de esta disposición.

 

Novena.- Los constructores se comprometen á dar colocada la máquina en el término de seis meses á contar desde la fecha.

 

En cuyas condicciones se afirman y ratifican las dos partes contratantes, obligándose á su cumplimiento con sus personas y bienes presentes y futuros, con renumeración de todas leyes y particulares privilegios con la que prohibe esta general renumeración.

 

Firman unos y otros, con asistencia del Secretario infrascrito de la Municipalidad presente á este acto. Fdo: Antonio Alonso Martínez; Francisco Antonio González; José Antonio Nobre; Joao José da Silva. El Secretario: José Manuel Sesto.

 

“Responsabilizome  eu por min e pelo meu associado Snhor. Joao José da Silva de Vianna a que a entrega do relogio a que se refere o contrato antecedente seja feito até ao día 15 de Março, seturo do corrente anno.  Caminha 12 de Fevreiro de 1874. Fdo: José Antonio Nobre.

 

21/06/1873. Ramiro Franco, c/ Socorro, 28 de Sevilla. “Comisiones y Consignaciones. Compras y ventas de títulos de toda clase de deudas del estado. Nacional y extranjeras, cupones, y toda clase de papel de Sociedades de Créditos”. “Gestiona toda Clase de Asuntos Mercantiles y Administrativos, en esta Capital y en Madrid”.

 

Eduardo Pantaleón Saúl en el lateral de la iglesias parroquial.

Fotorgafía de Alfonso Martínez Peniza.

 

--------------------------------

 

Al Sr. D. Antonio Alonso Martínez, Alcalde, presidente del Ayuntamiento de la Villa de La Guardia.

 

“He tenido el gusto de ser favorecido con la comunicación de V.S. de fecha 10 del actual en que me participa el acuerdo de esa Municipalidad, dándome las gracias por los mil quinientos ejemplares de “Un recuerdo á Galicia” ó sean Apuntes históricos de  nuestra querida villa: ciertamente no las merezco; 1º porque nada hace un hijo por su madre Patria y 2º porque somos 36 hijos de nuestra querida Guardia los que hemos contribuido á realizar esta idea, pero de todos modos, á nombre de ellos ruego á V.S. haga presente al Municipio que tan dignamente preside lo grato que nos ha sido su acuerdo, y lo dispuestos que estamos á seguir á cuantos inicien cualquiera idea que redunde en beneficio del pueblo que nos vió nacer.

 

Según ofrecimos tengo la honra de acompañar á V.S. para que se sirva mandar archivar:

 

70 planos con las vistas y apuntes históricos.

10 folletos con vistas y apuntes históricos.

10 hojas sueltas con datos históricos.

10 ejemplares de “La Ylustración Española”

 

Las planchas con los grabados se están limpiando perfectamente; terminada que sea esta operación, serán remitidas á esa Corporación por la primera oportunidad”.Dios que á V. Estima su mano. Sevilla 21 Julio de 1873.Fdo: Ramón Franco. Da fe D. José Manuel Sesto, Secretario del Ayuntamiento Popular de La Guardia provincia de Pontevedra.

 

-----------------------------------

 

-D. José Bernardo Alonso Martínez, nació en 1836. Retornado de Puerto Rico en 1872 fue nombrado alcalde de A Guarda el 24 de agosto de 1873. En 1874 estaba ausente en Puerto Rico con licencia por cuatro meses que se le concedieran el 9 noviembre 1873 de acuerdo con el artº. 110 de la Ley Municipal. En su lugar fue nombrado Alcalde Popular en funciones el 1º Tte Alcalde D.  Francisco Giráldez Pérez.

 

Otra vez Alcalde, en la sesión de 29 julio 1879, durante el mandato de 1879  fue remodelada la c/ Vicente Sobrino con un coste de 1.562,55 pesetas por un total de 125 metros, era Sobrestante del Ayuntamiento D. Manuel Melón Barros.

 

Los Alonso eran muy religiosos, disfrutando incluso de capilla y capellán propio en su casa de la Plaza de La Constitución. Siendo Alcalde D. Bernardo  Alonso en la sesión de 22 marzo 1880, tratan, entre otros asuntos de:

 

Festividades Religiosas.- Hallándonos en la Semana Santa, período el mas solemne en las páginas del Cristianismo, cuando celebra la Yglesia la conmemoración de la muerte del Glorioso Redentor del Mundo, deber es de la Autoridad Local de todo pueblo culto y educado en las prácticas de una Religión Santa, coadyugar en la esfera de sus atribuciones, al mayor lucimiento del mas grande de los Aniversarios que encierra, que puede darse á los pueblos, por los que de su Administración se hallan encargados, es el ejemplo en todos los actos que conciernen á la organización y marcha de las sociedades en sus relaciones con los poderes, así de origen divino, como de humano origen.

 

En su virtud, y teniendo en cuenta que la asistencia de las Autoridades á las ceremonias de Semana Santa, está por todos recomendada y generalmente admitido; el Ayuntamiento, Acuerda, que Comisiones de su seno, compuestas de los Concejales de las respectivas parroquias de La Guardia y Salcidos, en que se celebran estas solemnidades, concúrran á los Oficios Divinos y procesiones, que deben tener lugar el Jueves y Viernes Santo, dando así al pueblo su ejemplo de humildad cristiana y del respeto que le inspiran las doctrinas venerandas del Mártir Divino del Calvario.

 

Efectos. Los diversos actos solemnes á que la Corporación está llamada asistir, ya en festividades religiosas, ya en otras de diversa índole, exijen la mayor compostura si ha de corresponder á las instituciones que personifica. En su vista, el Ayuntamiento Acuerda, la adquisición de alfombras para colocarse la Municipalidad y sus Comisiones en los casos que tenga que concurrir a  solemnidades y recepciones que ocurran en la Casa Consistorial.  

 

Sesión ordinaria celebrada el 20/12/1880, presidida por el Alcalde D. Bernardo Alonso Martínez.

 

Escuelas de Primera Enseñanza.Edificios.- Leyóse la comunicación del Excmo. e Ilmo. Sr. Obispo de la Diócesis fecha 14 del corriente, manifestando que informado S.E. de que el terreno destruido antes de ahora en la huerta del ex convento de esta Villa para Escuelas de niños de ambos sexos y habitación de los profesores, de conformidad con lo prescrito en la R.O. de la Dirección General de Propiedades y Derechos del Estado, fecha 26 de Junio último, no reune las condiciones higiénicas necesarias al objeto, se propone adquirir de los herederos de Joaquin Angel otro terreno sito en el punto denominado Castillo, siempre que reúna los condiciones convenientes, y merezca la aprobación del Ayuntamiento.

 

La Corporación enterada y á fin de proceder con el mayor acierto se dé conocimiento á las Juntas de Sanidad y de 1ª Enseñanza para que previo reconocimiento emitan con separación su respectivo informe.

 

Sesión ordinaria de 3/01/1881, presidida por el Alcalde D. Bernardo Alonso Martínez. Escuelas - Edificios.-

 

                “Dada cuenta de los Informes que en virtud de acuerdo del Ayuntamiento 20 del actual, han emitido respectivamente las Juntas de Sanidad y de 1ª Enseñanza, sobre el terreno que el Excmo. e Ilmo. Sr. Prelado de la Diócesis se propone adquirir de los herederos de D. Joaquin Angel, y se halla sito en el punto denominado Castillo de esta Villa, con el fin de construir en él los edificios que han de servir para escuelas de niños de ambos sexos, y habitación de los profesores, mediante el que anteriormente se había designado en la huerta del ex convento de esta Villa, es insalubre por sus condiciones de pantano y humedo, según se observó al verificarse el traslado para las construcciones, en observancia de la R.O. de 8 de Junio último, trasladada por la Dirección de Propiedades y Derechos del Estado en 26 del mismo al Sr. Jefe Económico de la provincia y por este Ayuntamiento en 2 de Julio siguiente:

 

Vistos los referidos Informes de los cuales resulta que el terreno de que se trata se halla situado en uno de los mejores puntos de la población con todas las condiciones higiénicas, y necesarias para que en él se construyan los edificios que han de destinarse á escuelas de niños de ambos sexos, y habitación para los profesores, el Ayuntamiento Acuerda que por el Sr. Presidente se participe al Excmo. e Ilmo. Sr. Obispo de la Diócesis, manifestando su conformidad y aprobación á la propuesta por aquel, respecto á la adquisición del terreno dicho para el objeto de que se hace mérito.

 

Sesión ordinaria de 28/03/1881, presidida por el Sr. Alcalde D. Bernardo Alonso Martínez.

 

Escuelas - Edificios.- Dado cuenta de los Informes que respectivamente emitieron los Sres. de las Juntas de Sanidad é Ynstrucción Primaria en virtud de la comunicación del Excmo. é Ilmo. Sr. Obispo de la Diócesis D. Juan María Valero Nacarino (1876-1882), fecha 16 del corriente, referente á la adquisición de la Casa nuevamente construida por D. Bernardino Lomba de esta Villa en la carretera de la misma á Bayona para escuelas de ambos sexos y terreno unido para habitación de los profesores.

 

Vistos los referidos Informes, de los cuales resulta que el edificio de que se trata, asimismo el terreno adjunto,  se halla uno de los mejores puntos de la población con todas las condiciones necesarias, tanto higiénicas como las demas que se requieren para escuelas de niños y habitación de los profesores, el Ayuntamiento Acuerda que por el Sr. Presidente se participe esta Resolución al Excmo. é Ilmo. Sr. Obispo de la Diócesis, manifestando su conformidad y aprobación de cuanto en su citada comunicación se inserta, sobre la conveniencia de adquirir el edificio y terreno unido para el objeto de que se trata.

 

Sesión Ordinaria de 24/10/1881, presidida por el Alcalde D. Bernardo Alonso Martínez.

 

Postal del Convento de las monjas MM. Benedictinas a comienzos del siglo XX hecha por el fotógrafo Mariano Jiménez Hueto.

 

---------------------------------

 

Escuelas Públicas – Edificios - Permuta del Convento de Benedictinas en que actualmente existen las Escuelas Públicas de esta Villa, por los nuevos locales adquiridos á espensas del Prelado de la Diócesis.

 

“Dado cuenta de la comunicación del Excmo. é Ilmo. Sr. Obispo de la Diócesis, fecha 29 de Setiembre último en que se sirve participar hallarse terminadas las obras de las casas adquiridas y construidas á espensas del Prelado con destino á escuelas de niños de ambos sexos y habitación de los profesores de esta Villa.

 

La Municipalidad, Acordó nombrar una Comisión de su seno compuesta de los Sres. Bernardo Alonso Martínez, Alcalde Presidente, Ysidoro González Méndez 2º Tte. Alcalde, y José Bernardo Lomba Martínez, Procurador Síndico, autorizándoles con todos sus poderes y facultados sin limitación ni reserva alguna.

 

Primero.- Para que en nombre y representación del Ayuntamiento concurran al otorgamiento de la escritura  de permuta que autoriza la R.O. de 8/06/1880, del Convento de Benedictinas de esta Villa por los nuevos locales para escuelas.

 

Segundo.- Para desocupar y dejar á disposición de la Hacienda el Convento, Yglesia y huerta que el Ayuntamiento posee en usufructo por órdenes de la Regencia de 18 de Febrero y 17 de Junio de 1840 para escuela de niños de ambos sexos de esta Villa y habitación de los profesores; á fin de que la Administracción Económica de la provincia formalice la entrega de dichas fincas al Prelado de la Diócesis, según se previene en dicha R.O. de 8/06/ 1880.

 

Tercero.- Para recibir del Excmo. Sr. Obispo y tomar posesión en virtud de la R.O. citada que autoriza la permuta, de las casas adquiridas por S.E. á sus espensas con destino á escuelas de niños de ambos sexos y habitación de los profesores de esta Villa: estas casas se reciben en usufructo y con las mismas condiciones que el Estado había concedido al Ayuntamiento el Convento, Yglesia y huerta de que queda hecho mérito.

 

Cuarto.- Habiendo de consignarse en la escritura el valor de las casas y Convento para llenar los requisitos de suscripción en el Registro de la Propiedad, se ha justipreciado el Convento, objeto de la permuta en 21.850 pesetas, como valor que tiene hoy. El Ayuntamiento aprueba desde luego cuanto en virtud de estas facultades praticaron dichos Señores.

 

Sesión ordinaria de 12/12/1881, presidida por el Alcalde D. Bernardo Alonso Martínez.

 

Escuelas Públicas – Edificios -Permuta.- La Comisión Municipal nombrada en sesión de 24 de Octubre último, hizo presente al Ayuntamiento que con fecha 5 del actual tuvo lugar el otorgamiento de la escritura de permuta del Convento de Benedictinas de esta Villa donde existían las escuelas públicas de ambos sexos y habitación de los profesores de la misma por los nuevos edificios construidos á este objeto á expensas del Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis.

 

El Ayuntamiento quedó enterado como también de haberlo participado ya al Presidente, al Sr. Jefe Económico de la provincia para los efectos de la R.O. de 8/06/1880.

 

Sesión ordinaria de 20/03/1882, presidida por el Alcalde D. Bernardo Alonso Martínez.

 

Documentos Públicos.- El Sr. Presidente presentó á la Corporación la copia de la escritura de permuta del Convento, Yglesia y huerta de Monjas Benedictinas de esta Villa por el nuevo edificio construido á espensas  del Prelado de la Diócesis, para escuelas de niños de ambos sexos y habitación de los profesores de la misma, cuya copia compuesta de 16 hojas, fue remitida por el Notario de Número de Tuy D. Manuel Seoane Blanco, ante quien se otorgó la orijinal en esta Villa en 5 de Diciembre último.

 

Acompañan á la copia citado dos recibos del Registro de la Propiedad, nº 210 y 211, fechas 4 de Enero último, importantes 655,50 pesetas uno y 36,75 pesetas otro. La Corporación enterada Acordó se archive dicho documento.

 

Y así vuelve el Convento y demás propiedades de las MM. Benedictinas que habían sido confiscadas por el Estado debido a las Leyes de Desamortización de las propiedades de la iglesia a manos de las monjas, o del obispado. Gracias a que el Alcalde y Corporación accedieron a ello.

 

27 xuño 1883. D. Bernardo Alonso Martínez, Alcalde Presidente del Ayuntamiento Constitucional de La Guardia y su término.

Hace Saber:

BANDO

Que la constante emigración que se observa en la provincia para los diversos puntos del continente Americano, ha llamado poderosamente la atención del Ylmo Sr Gobernador Civil, cuya superior autoridad en Circular nº 131 de 22 del mismo, se ha servido dictar varias disposiciones encaminadas á regularizar en lo posible un problema que tanto afecta al desarrollo material de los pueblos, de manera que sin coartar en lo más mínimo los derechos de todo ciudadano, no se cometan fraudes, y abusos, emigrando individuos con supuestos nombres, eludiendo así la responsabilidad de quintas y otras que pudieran alcanzarles.

 

En su consecuencia, los que en lo sucesivo pretendan ausentarse, ya sea al imperio del Brasil ya a otro cualquier punto del estrangero, habrán de presentar en esta Alcaldía los documentos siguientes.

 

1º.-Certificación de la partida de bautismo, los menores de 15 y mayores de 35 años.

 

2º.-Certificado de libertad de quintas los de 15 á 35 años.

 

3º.-Acta de consentimiento del padre, esposa, curado ó persona llamada á prestarlo.

 

4º.-Certificación de no hallarse encausado ni sugeto á responsabilidad Civil ni criminal.

 

5ª.-Solicitud  dirigida al Ylmo Sr. Gobernador pidiendo la autorización para el embarque, á cuyo fin se observarán los demás requisitos prevenidos en dicha

Circular, expuesta al público en el sitio de costumbre de la Casa Consistorial.

 

La falta de cumplimiento de cualquiera de las reglas establecidas; sería motivo suficiente á impedir el viaje á cualquiera de mis administrados, y en el deseo de evitarles perjuicios de tanta consideración, no solo se hace público lo ordenado por la superioridad, sinó que se le darán cuantas explicaciones sean necesarias para el mas exacto cumplimiento de las prescripciones legales. La Guardia Junio 27 de 1883. Fdo. El Alcalde. Bernardo Alonso. 

 

D. Bernardo cesa como Alcalde en la sesión plenaria del 1 de julio de 1883, siendo substituído por Benito Álvarez Rodríguez.

 

9 de junio de 1888, escrito de D. Bernardo Alonso al Sr. Alcalde de La Guardia D. Antonio Nandín Villafruela.

 

Bernardo Alonso, vecino de esta Villa, según su cédula nº 6, á V, expone:

 

Que proyecta demoler las dos casas que posee en la Plaza de la Constitución, señaladas con los nº 1 y 6, cuyos respectivos fondos se estienden á la calle de Méndez Núñez, y construir en su lugar una sola casa con fachadas á la espresada Plaza y calle de la Yglesia[6], y otra en la parte posterior, ó sea en el frente que dá á la calle de Méndez Núñez, según el plano que acompaña[7].

 

Al efecto acudo á V, suplicando la correspondiente licencia, y se acuerde que la Comisión de Ornato Público señale la línea a que debe sujetarse la construcción. Es gracia que espera alcanzar de V. La Guardia 9 de Junio de 1888. Fdo. Bernardo Alonso.

 

En la sesión de 11/06/1888. Dada cuenta de la precedente instancia, se acordó pase a la Comisión de Policía Urbana para informe. Fdo. El Alcalde. Antonio Nandin. El Secretario José M. Sesto.

 

Ynforme de la Comisión de Policía Urbana: Los que suscriben individuos de la Comisión de Policía Urbana, del distrito se han enterado de la instancia que precede, suscrita por D. Bernardo Alonso, de esta Villa, en la cual solicita línea y condiciones para la reconstrucción que proyecta de las casas de su propiedad nº 1 y 6 de la calle de Yglesia y Constitución, respectivamente, haciendo de ambas un solo edificio con sujección al plano que ha exhibido, con fachada a las citadas calles y á la de Méndez Núñez.

 

Como quiera que el Sr. Alonso, no ha de omitir sacrificio alguno para que la construcción que proyecta respònda perfectamente á los principios de ornato y embellecimiento en ambas fachadas, nada tiene la Comisión que suscribe que objectar al plano presentado, todavez que está ajustado á los oficiales.

 

En cuanto á las líneas de las fachadas á la Plaza de la Constitución y calles de Yglesia y Méndez Núñez, opinan los que suscriben que la de la calle o Plaza de la Constitución debe obedecer á la que indica la actual casa de D. Bernardo, señalada con el nº 7.

 

La línea de la calle de la Yglesia debe partir desde la esquina ó ángulo de la actual casa al punto de unión de la nº 1, y la nº 3 de D. Serafín Fernández  á fin de hacer desaparecer aquel rincón de mal aspecto, y que no sólo constituye un basurero, sinó que es un peligro á la seguridad personal, circunstancia por la cual debe adjudicarse gratuitamente al Sr. Alonso aquella pequeña é irregular superficie, según lo prescrito en el artº. 27 de las Ordenanzas Municipales vigentes, tanto más cuanto que dicho Sr. deja á beneficio del público para dar más latitud á la entrada de la calle de la Yglesia otra pequeña superficie, pues, la esquina actual habrá de retirar 16 cm en el ángulo que existe entre la Plaza de la Constitución y la repetida calle de la Yglesia.

 

La línea de la fachada que se proyecta á la calle de Méndez Núñez habrá de sugetarse también á la que indica la actual de la casa habitación del Sr. Alonso.

Tal es el dictamen de los que suscriben. El Ayuntamiento no obstante acordará lo que proceda. La Guardia Julio 6 de 1888. Fdo. Manuel Sobrino, Cándido Sobrino; Ricardo González; Ramón Trigo.

 

En la sesión de 9/07/1888. Dado cuenta al Ayuntamiento del precedente informe fue aprobado  en todas sus partes. El 1º Tte. Alcalde. Francisco Lorenzo. El Secretario. José M. Sesto.     

 

19/12/1891. Escrito de D. Bernardo Alonso Martínez al Sr. Alcalde de La Guardia D. Agustín Sobrino Vicente.

 

[...] Bernardo Alonso Martínez, mayor de edad, propietario, vecino de esta Villa y empadronado en la Plaza de la Constitución de la misma, según consta de su cédula personal nº 44 á v, Recurre y Dice:

 

Que determinado número de socios del Casino de La Guardia han concebido el laudable pensamiento de construir con el producto de las acciones con que se han suscrito, un edificio que reúna todas las condiciones necesarias para instalarse en él dicha Sociedad.

 

Al efecto, se nombró la Junta Directiva de Accionistas de la cual es Presidente el que suscribe, quien para facilitar la construcción ha cedido el solar que media entre la casa de D. Silvestre Vicente Riego y la de D. Juan A. Troncoso González, sitos en la calle de Vicente Sobrino.

 

Como para desarrollar el plano de la edificación de que se trata es indispensable conocer primeramente la línea á que ha de sujetarse la fachada hacia la espresada calle, él recurrente en concepto de Presidente de la referida Junta, recurre a V, Suplicando se sirva ordenar que una Comisión de la Junta de Policía Urbana pase á reconocer el sitio en que ha de tener efecto la edificación y señale la línea para la misma sin perjuicio de la presentación del plano que oportunamente habrá de presentarse á la aprobación del Ayuntamiento. Así lo espera el recurrente de la justificación de V. La Guardia Diciembra 19 de 1891. Fdo. Bernardo Alonso.

 

En la sesión de 20/12/1891. Se traslada a la Comisión de la Junta de Policía Urbana para su informe. Fdo. El Alcalde. Agustín Sobrino. El Secretario. José M. Sesto.

 

Ynforme: Los que suscriben vocales de la Comisión de Policía Urbana han pasado á recorrer el terreno en que la Sociedad “Casino de La Guardia” proyecta construir un edificio para instalarse en él dicha colectividad, y por lo que respecta á la línea en que ha de emplazarse la fachada del edificio de que se trata, en la parte que da frente á la calle de Vicente Sobrino, deben informar:

 

Que dicha línea está ya indicada; no ofrece dificultad alguna su señalamiento por cuanto tiene forzosamente que adoptarse la recta entre las casas de D. Silvestre Vicente Riego y D. Juan A. Troncoso Troncoso, sitas en la calle aludida de Vicente Sobrino, sin avanzar ni retroceder de las respectivas esquinas de aquellas, sobresaliendo sólo zócalos y relieves. El Ayuntamiento no obstante acordará lo que estime mas oportuno. La Guardia Diciembre 30 de 1891. Fdo. Sobrino; Signo; Troncoso; Martínez.

 

En la sesión de 10/1/1892 se dio cuenta y aprobó el precedente dictamen de la Comisión de Policía Urbana. El Alcalde. Agustín Sobrino. El Secretario. José M. Sesto. 

 

En 1893, D. Bernardo levantó un edificio en la c/ Vicente Sobrino en el solar que comprara a D. Francisco Sobrino Portela y este a su vez a D. Juan Antonio Fernández Lasiote en 1875. Con una superficie de 347 m/2 aprox.  

 

En la sesión ordinaria de 3/07/1910,  presidida por el Sr. Alcalde D. Severiano Martínez Núñez. Presentes: José Francisco Vicente; Hipólito Domínguez; Bernardino Álvarez; José Bernardo Vicente; Bernardino Portela; Agustín Sobrino Vicente; Agustín Alonso González; Manuel Martínez. Fué acordado, entre otros asuntos:

 

4º.-Que la actual “Calle de la Yglesia” que de “calle Méndez Núñez”, conduce á la plaza de la Constitución, lleve el nombre de “Calle de Bernardo Alonso Martínez”.

 

Y su viúda Dña. Ramona Alonso, junto a sus hijos Manuel, Joaquin y la menor María Alonso Alonso, envían un escrito con fecha 14/09/1910 al Sr. Alcalde y Corporación en agradecimiento:

 

Igrexa parroquial de A Guarda en 1983. Fotografía de José A. Uris.

 

---------------------

 

1/03/1923. Consuelo Melón Alonso, natural y vecina de este pueblo en representación de sus sobrinos D. Joaquin, D. Manuel y Dña. María Alonso y Alonso ausentes en Suiza[8] y propietarios de la casa que ocupa el Cuartel de La Guardia Civil en esta Villa a Vd. recurre y dice:

 

1º.-Que el contrato de arrendamiento de la dicha casa, está hecho por tiempo ilimitado y autorizado por el que fue propietario de la misma, D. Joaquin Alonso.

 

2º.-Que dicho contrato quedó sin efecto ya al fallecimiento de dicho Sr. D. Joaquin Alonso no obstante haber seguido respetándolo sucesor y hermano D. Bernardo y la viúda e hijos de este hasta la fecha.

 

3º.-Que estos, en vista del encarecimiento de la vida en todas sus manifestaciones, consideran insuficiente la cantidad asignada para el pago del alquiler de la referida casa y ruegan a Vd se digne tomar nota de que a partir de esta fecha, deberá satisfacer ese Ayuntamiento por alquiler de la casa Cuartel, cien pesetas mensuales, y,

 

4º.-Que siendo necesario llevar a cabo en aquel edificio obras de relativa consideran, no pueden ni deben realizarse estas sin acabar antes a la formalización de nuevo contrato, a pesar de mis deseos de emprenderlas cuanto antes.

 

Lo que tengo el honor de poner en conocimiento de Vd para los efectos consiguientes. La Guardia 1º de Marzo de 1923. P.O. Consuelo Melón Alonso. Sesión ordinaria de 12 marzo 1923. Se dio cuenta y acordó pasarlo á informe de la Comisión de Hacienda y certifico. Fdo. El Secretario Sesto.

Aspecto da “Casa dos Alonso” a finales de 1957, cuando llegaron los PP. Somascos.

---------------------------------

 

La Sta. Consuelo Melón Alonso acuerda alquilar el antiguo domicilio  de los Alonso Martínez...3/11/1923. Contrato de Arrendamiento.

 

En la Villa de La Guardia, a los 3 dias del mes de Noviembre de 1923, reunidos de una parte la Sta. Consuelo Melón Alonso, en representación de sus señores sobrinos D. Joaquin, D. Manuel y Dña María Alonso Alonso, ausentes actualmente en Suiza, y propietarios, pro-indiviso, de la casa nº 14 de la c/ Colón de esta Villa, y de la otra parte, D. Juan Domínguez Troncoso y D. Jesús González Cividanes, en representación de este Ayuntamiento, unos y otros mayores de edad, propietarios y de esta vecindad, provistos de sus correspondientes cédulas personales y con la capacidad legal necesaria para contratar, procedieron de común acuerdo á formalizar el siguiente.

Contrato de Arrendamiento:

 

La Sta. Consuelo Melón Alonso, en nombre de sus representados, ofrece al Ayuntamiento en arriendo con destino á alojamiento de la fuerza de la Guardia Civil de este puesto, la casa antes citada compuesta de planta baja y dos pisos, conteniendo las dependencias siguientes:

 

Planta Baja: Zaguán, un cuarto de portería, un local destinado a cuadras para ganado, dos locales a bodegas.

 

Primer Piso: Dos salones, nueve habitaciones, una cocina independiente, una cocina gemela para dos familias, dos retretes.

 

Segundo Piso: Una sala, diez habitaciones, una cocina independiente, una cocina gemela para dos familias, dos retretes.

 

Los representantes del Ayuntamiento aceptan el expresado arrendamiento en las condiciones siguientes:

 

1ª.-El Ayuntamiento se obliga a satisfacer a los propietarios ó a quienes les representen, en concepto de arrendamiento la cantidad de 1.200 pesetas anualas, pagaderas por trimestres vencidos, y sin otro descuento que no sea el de un 20% de pagos al estado.

 

Si este aumentara dicho impuesto o estableciera otro con distinta denominación el pago de la diferencia correrá de cuenta del Ayuntamiento.

 

2ª.- Los propietarios quedan obligados a reparar todos los desperfectos que se ocasionen en la finca por la acción del tiempo o fuerza mayor. Las obras que no sean de conservación del inmueble, serán de cuenta de los inquilinos, o, de la entidad arrendataria.

 

3ª.-Los desperfectos que se ocasionen por decuido o maltrato del inmueble serán reparados por sus moradores o causantes.

 

------------------------------

 

4ª.-Este contrato regirá por un año, trancurrido el cual, se considerará automaticamente prorrogado de año en año, mientras una de las partes contratantes no lo denuncie con 6 meses de anticipación a la fecha del vencimiento.

 

5ª.-En el caso improbable de que por orden de la superioridad se suprimiera el puesto y se retirara del pueblo la fuerza de la Guardia Civil, se considerará rescindido este contrato, desde el momento en que el inmueble quede definitivamente desalojado, y se proceda a la entrega del mismo a sus propietarios en las condiciones estipuladas en la regla siguiente.

 

6ª.-Una vez rescindido este contrato a petición de una de las partes, ó en el caso de la regla anterior, el Ayuntamiento se obliga á entregar a sus propietarios el inmueble con el completo de cristales, ventanas, cerraduras, llaves etc., en que también lo recibe.

 

7ª. -Este contrato empezará a regir desde el día en que, terminadas las obras que en el se realizan actualmente, pueda ocuparlo la fuerza que se destina.

 

Y conformes ambas partes contratantes con las condiciones aquí estipuladas firman para constancia este documento privado al que quieren dar y dan en efecto igual valor que si fuera público, firmando dos de un tenor y a un solo objeto ante los testigos presenciales que lo fueron, D. Nicolás Alonso Linares, D. Emilio Areal Crespo, y D. Vicente de Vicente Táboas mayores de edad y de esta vecindad. Fdo. Consuelo Melón Alonso; Juan Domínguez Troncoso; Jesús González;  Nicolás A. Linares; Emilio Areal; Vicente de Vicente Táboas.

 

En la sesión ordinaria de 12/11/1923 se dio cuenta y el Ayuntamiento prestó su aprobación al precedente contrato de que certifico. Fdo. Enrique Mª Sesto.   

seguinte

__________________

[1] Establecimiento donde se vendían toda clase de alimentos, vino, vinagres y aguardiente, precursora de las tiendas de ultramarinos.

[2] Antecedente de Correos.

[3] En la sesión de 23/05/1875 comunica haber sido nombrado Médico Honorario de la Dirección de  Sanidad del Puerto de  La Coruña.

[4] Nacido en A Guarda el 9/12/1835, hijo de Narciso Melón Rodríguez y Josefa Barros Gándara

[5] Casado  o 28/03/1845 con Gregoria Portela Cividanes

[6] Hoy c/ Bernardo Alonso Martínez.

[7] No fui capaza de encontrar el plano, porque en esas fechas el Ayuntameinto después de estudiar el plano los devolvía al dueño.

[8] Joaquin casado con una Suiza y sus hermanos acudirían a Davos (Suiza) para recibir tratamiento contra la tuberculosis en el sanatorio de Schatzalp.