www.galiciasuroeste.info

Bar-Restaurante BREOGÁN  e  Bar-Merendero  MARYCIELO no Trega

Por José A. Uris Guisantes

 

O 23 de agosto de 1990, José Luís Savariz Bento solicitaba no Concello licencia para poder abrir un Bar-Restaurante na antiga Casa Forestal con nome de “Bar-Restaurante Breogán”.

 

Aspecto que tiña no Plano interior o proxecto do Bar-Restaurante Breogán”.

--------------------

 

O 3 de xaneiro de 1991 o Concello informa por escrito a José Luis Savariz Bento que … “la Comisión de Patrimonio informa desfavorablemente (RE nº 2514 de septiembre de 1990) por estar el inmueble en zona arqueológica, no siendo el lugar apto para la instalación de un restaurante o de cualquiera otra construcción que pudiera dañar una zona arqueológica tan importante como el Santa Tecla…”

 

Parte posterior da Casa Forestal segundo o Plano do Proxecto do “Bar-Restaurante Breogán”.

--------------------------------

 

Antecedentes.

Resume da Memoria da Pro Monte 1962/63:

 

 

 

 

 

-----------------------------

 

10 de maio de 1962. Sesión plenaria presidida polo Alcalde, Agustin Pena Pacheco, onde trataron de varios asuntos, entre eles do:

 

“Recurso de Reposición de don Julián López Rios, Presidente de la Sociedad Pro Monte Santa Tecla.- Se da cuenta íntegra del Recurso de Reposición que interpone don Julián López Rios, Presidente de la Sociedad Pro Monte Santa Tecla, contra acuerdo adoptado por el Pleno el día 30 de mayo último.

 

La Corporación por unanimidad con excepción del Concejal don Manuel Coedo Martínez, acuerda desestimar el recurso de Reposición interpuesto y confirmar nuevamente el acuerdo adoptado el 30 de Mayo.

 

Tambien por el Secretario de la Corporación se manifiesta al Pleno, que poco antes de celebrarse la sesión y estando en presencia del Oficial Mayor Julio Portela Gómez, fue  visitado en su despacho por don Julián López Ríos y otro miembro de la Pro Monte don Mariano Alvarez Sobrino, para pedir excusas por el contenido de ciertos artículos publicados por el Sr. López Ríos contra la Corporación Municipal y con motivo de la negativa arriba citada y producto del apasionamiento del momento, más que de la mala intención. Que lo único que desea la sociedad es vivir colaborando plenamente con el Ayuntamiento, primer rector de los intereses municipales.  

 

El Alcalde propone a la Corporación acuerde aceptar las excusas del Sr. López Rios y recuerda a dicho Sr. que no es la primera vez que vierte palabras ofesivas contra el Ayto; pero que sea la última vez que tolera estos asuntos, ya que la próxima El Ayto se verá en la necesidad de exigir responsabilidad criminal con tal vecino. Asimismo y para evitar más roces con la Sociedad Pro Monte, la Corporación a propuesta de la Alcaldía, acuerda dirigirse al Distrito Forestal en un escrito, solicitando del mismo aclare para siempre cual es la situación legal del inmueble que tantos disgustos está causando al Ayuntamiento. Que el Secretario de la Corporación se encargue de redactar el escrito.

 

Sigue manifestando la Alcaldía que es incomprensible la actitud, como si fuera la propietaria del Monte, olvidando entre otros muchísimos preceptos el artº. 173 del nuevo Reglamento de Montes de 22 de Febrero de 1962 al expresar tal precepto. Que el consentimiento de la Entidad Titular es necesaria para autorizar ocupaciones o servidumbres en los Montes, y que cuando el dueño se opusiese, el Servicio Forestal correspondiente, sin más trámites, dará por concluso el expediente, comunicando a los interesados no haber lugar a lo solicitado. ¿Cuándo se han cumplido todos estes trámites?.

 

Por otra parte, sigue manifestando la Presidencia si el Distrito Forestal construye inmuebles para cubrir fines típicamente forestales y una vez cubiertos, entrega en usufructo a cualquier utilidad, el Ayto se ve en la imposibilidad material de percibir los cánones que en circunstancias normales y conforme a lo previsto en los artº. 174 y 175 del Reglamento de Montes, tendría derecho a percibir, de autorizar tal ocupación. Por todo ello la Corporación por unanimidad, con la aludida excepción, acuerda dirigirse al Distrito Forestal comunicándole que no conoce eficacia legal al supuesto acto de la cesión de la Casa Forestal en usufructo a la Sociedad Pro Monte para dedicarla a Bar Restaurante, ya que para nada hace referencia al citado Bar en la resolución del Ilmo. Sr. Director General de Agricultura y Montes de 16/06/1926.

 

Que además desea expresar con todo respeto, pero al mismo tiempo con toda firmeza, para constancia de la Sociedad Pro Monte que es deseo del Ayuntamiento el que la Casa Forestal cumpla, sea quien sea su usuario, pues francamente forestales y que está en todo momento dispuesta a colaborar con todas las entidades, tanto públicas como privadas, pero bien entendido que el único dueño del Monte de Santa Tecla, es el Municipio y que nadie puede irrogarse atribuciones que no tiene.

 

Que la actual legislación sobre Montes es clara y tajante, de forma que nadie puede ocupar ningún espacio del Monte, contra la voluntad de su legítimo propietario y en cualquier caso, previa la intervención del correspondiente expediente por el Distrito Forestal. Y que así se comunique al citado organismo y a la Sociedad Pro Monte de Santa Tecla, a la que al mismo tiempo se le brinda toda serie de colaboraciones que puedan redundar en beneficio de la Villa”. Eran concelleiros:  1º Tte Alcalde, Manuel Martínez Español “Polís”; 2º Tte Alcalde, Isidoro González Álvarez (resposanble de Obras); Jesús Álvarez Sobrino (empregado Eléctrica Guardesa); Manuel Santiago Álvarez; José Riego Lomba (empresario); Antonio López López (carteiro en Camposancos); Manuel Coedo Martínez (mestre) e Antonio Pantaleón Saúl (mestre e dono da “Librería Cervantes”).

 

17 de agosto de 1962. “D. Agustín Pena Pacheco presenta por escrito su dimisión como Alcalde de La Guardia “por motivos de salud”. El Gobernador acepta su dimisión en oficio nº 7491, nombrando Alcalde interino al 1º Tte Alcalde  Manuel Martínez Español”.

           

29 de xullo de 1963. “Oficio nº 767 del Alcalde, José Luís García Pérez al Sr. Juez Comarcal de esta Villa”.

 

“El Guardia Municipal de servicio Manuel Rodríguez, en denuncia formulada en el día de la fecha, me dice lo siguiente:

 

El Policía Municipal que suscribe, tiene el deber de poner en con cocimiento de VS que hallándose de servicio en el “Gallo”, el día 28 del actual, a las 11,45 de la mañana, observó que en la Avda de la República Dominicana, don Julián López Ríos, vecino de la misma, fue agredido por Vicente Sobrino Vicente, natural de La Guardia, residente en Puerto Rico, y vecino de la misma.

 

Este Sr. sin mediar palabra alguna le pegó unos puñetazos derrunbándole al suelo y hechándose encima, siendo el que suscribe quien los separó empleando buenas palabras y modos de prudencia para calmar los ánimos.  Lo que pongo en conocimiento de su Superior Autoridad a todos efectos legales que procedan. Dios guarde a VE muchos años. La Guardia a 29 de Julio de 1.963. Fdo. El Alcalde. José L. García”.

 

José A. Uris Guisantes

(Continúa mañá)