www.galiciasuroeste.info

CAMPO DEL MOLINO EN LA RIBERA DEL PUERTO GUARDÉS

 MOLINO HARINERO MOVIDO POR AGUA EN LA RIBERA.

anterior             siguiente

 

Por José Antonio Uris Guisantes

Croquis presentado por el contratista Vicente Vicente Rolán en el Ayuntamiento un 2/12/1927, a nombre de Alejandro Pacheco para la construcción de una “nueva casa en la c/ Muro, en donde existe una casa en ruína con el nº 7. Además pide la línea y rasantes..,”.

Después de varios años la Corporación vuelve a la carga para tratar de adquirir los terrenos de los TENDALES (figura la palabra FENDALES, pero se refieren a los tendales de ropa y redes que había en Chan do Conde, donde hoy está el edificio El Pescador), así en sesión extraordinaria celebrada el 10/09/1881, presidida por el Sr. Alcalde D. Bernardo Alonso Martínez se trata del asunto:

Policía Urbana – Terreno de Servicio Público.- Reconocido por el Ayuntamiento la urgente necesidad de adquirir el terreno denominado Fendales de Chan de Conde, inmediato al Convento de  Monjas de esta Villa, de la pertenencia  de D. José González Baz, vecino de la misma, con destino á servicio público y ensanche de la población:

Que esta necesidad generalmente sentida, se tuvo ya en cuenta por los Ayuntamientos que han precedido; acordándose por tanto en 31/05/1874, y conforme á lo dispuesto en el art. 67 de la Ley Municipal de 20/08/1870, vigente entonces la adquisición del terreno dicho por la suma de 1.600 pesetas, cuyo acuerdo quedó en suspenso por falta de recursos que motivó la variación que entonces se introdujo en los presupuestos por el restablecimiento de la contribución de consumos, y nuevos impuestos sobre cereales y sal.

Visto que en el presupuesto adicional de 1880/81 aprobado por la Superioridad, se ha incluído la partida de 2.000 pesetas para la adquisición y pago del terreno en cuya suma se incluyen también 400 pesetas por el interés en que el propietario se convino sobre las 1.600 pesetas en los seis años transcurridos desde 31/05/1874.

El Ayuntamiento Acuerda se lleve desde luego á efecto la adquisición del terreno á fin de que el pueblo no carezca por mas tiempo del servicio que tanto necesita y habiendo comparecido previo aviso ante la Corporación don José González Baz, propietario de estado soltero, mayor de sesenta años y vecino de esta Villa, empadronado en la Calle del Progreso nº 1º, según cédula personal nº 842 que exhibió y volvió á recoger, Dijo:

1º.- QUE es dueño en propiedad por compra al Estado en el año 1864 en la suma de 1.500 pesetas del terreno público denominado FENDALES DE CHAN DE CONDE inmediato al Convento de Monjas de esta Villa, lindante por Este, Sur y Oeste con calles de tránsito que de la de las Monjas y Plazuela de Topete, antes Terrado, conducen á la Rivera y Norte también con otra calle de tránsito de la de las Monjas á la de Hernán Cortés: cuyo terreno inculto y cubierto de gujarros comprende la superficie de 702 metros cuadrados, y servía antes para tender ropa los vecinos.

2º.- Que desde hoy, para siempre cede y traspasa al Municipio con destino á ensanche de la población y servicio público todo el terreno designado ó sean los 702 metros cuadrados, libre de toda pensión gravamen é hipoteca en la cantidad de 2.000 pesetas, aprobada para este objeto en el presupuesto municipal; cuya suma percibe en esta fecha en monedas de oro y plata del Depositario Municipal D. Silvestre Vicente Riego por medio de libramiento nº 103, dándose por satisfecho y manifestando ser el justo valor del terreno que cede; pero en el caso de que en cualquier tiempo pudiera considerársele mayor valor, del exceso en poca ó mucha suma hace gracia y donación á favor del Municipio, y este á su vez se aporta igualmente de toda reclamación en caso de valer menos; renunciando ambas partes la Ley de Lesiones y Término prescrito para reclamarlas.

3º.-Que tiene satisfecho al Estado todos los plazos reunidos desde que verificó la adquisición del terreno; respondiendo de satisfacer los pocos que faltan y relevando al Ayuntamiento de toda responsabilidad en esta parte.

4º.-Que se aparte para siempre de la propiedad derecho y acción que tenía sobre el mencionado terreno, traspasándolo todo al Municipio que lo adquiere como queda dicho para ensanche de la población y servicio público.

5º.-Que sobre la legalidad y legitimidad de este convenio, no será movido al Ayuntamiento pleito, ni cuestión en sentido alguno; y si lo contrario ocurriese tan luego sea citado el D. José González Baz, saldrá por su cuenta á la defensa del Municipio hasta dejarlo en quieta y pacífica posesión del terreno mencionado, ó bien devolverá al fondo municipal la cantidad de las 2.000 pesetas en monedas de oro y plata según las recibe, y en todo caso con abono de gastos, daños y perjuicios.

6º.-Que el Sr. González Baz se obliga con su persona y bienes presentes y futuros á responder del fiel y exacto cumplimiento de los estipulado; dando aquí por espresas las cláusulas de evicción y saneamiento mas ejecutivas con renunciación de todas leyes y particulares prrivilegios que pudiera alegar.

El Ayuntamiento por su parte y como respresentante de los intereses del pueblo se conforma con el presente convenio, aceptándolo ambas partes en los términos consignados, y dando á aesta acta todo el carácter y fuerza legal de instrumento público. Firman los Sres. de Ayuntamiento con el citado don José González Baz, de que yo el infrascrito Secretario en funciones, certifico. Fdo. Enrique Mª Sesto Fernández.

Varadero de La Ribera en 1905. Justo al. lado del poste de la luz pasaba el cauce del auga que bajaba de la Fuente de La Ribera.

 Gobierno de Provincia de Pontevedra. Oficio nº 483 con fecha 4/07/1885.

Visto el expediente instruido por la Sección de Fomento en 1865 á instancia de doña Josefa Rodríguez Taboada, en solicitud de indemnización de perjuicios que con motivo de haberse rebajado el estanque de la Fuente pública de la Rivera, se le ha ocasionado en un molino de su propiedad.

Visto otro expediente iniciado en 1.873 sobre el mismo objeto por haberse extraviado el primero.

Resultando: que en 31/08/1864, doña Josefa Rodríguez Taboada, vecina de La Guardia, y viúda de D. Manuel Español, acudió a este Gobierno Civil pidiendo que se le indemnizaren por dicho Ayuntamiento los daños y perjuicios ocasionados en un molino de su propiedad, sin motivo de haberse rebajado el estanque de la Fuente pública de la Rivera; cuyas aguas servían de motor al referido molino.

Resultando: que pasada dicha solicitud al Yngeniero Jefe de Obras públicas de la Provincia, emitió este funcionario un Informe favorable á la pretensión de la internada.

Resultando: que oido el Consejo Provincial, evacuó á su vez consulta en un todo de conformidades con el citado dictamen del Yngeniero jefe.

Resultando: que con vista de tales datos y antecedentes se resolvió por el Gobierno en 24/05/1865, y se comunicó á la Alcaldía de La Guardia en la misma fecha, la providencia siguiente:

Vista la instancia producida por doña Josefa Rodríguez Taboada, vecina de esa Villa y viúda de D. Manuel Español, y documentos que á la misma acompañó, relativos a justificar el derecho que tiene al aprovechamiento y disfrute de las aguas sobrantes de la Fuente pública llamada de la Rivera, de las cuales desde tiempo inmemorial viene haciendo uso para dar movimiento á un artefacto harinero, y de cuyo derecho se le ha privado con motivo de las obras de recomposición y rebaja de la citada Fuente, dispuestas por ese Ayuntamiento, refiriéndose hoy la reclamaciónde la exponente á solicitarla indemnización de los perjuicios que con las citadas obras se le han causado.

Visto así mismo lo informado sobre el particular, por el Sr. Yngeniero Jefe de Caminos de la Provincia, quien después de conocer debidamente, todos los antecedentes y diligencias instruídas sobre el objeto, para mejor apreciar los hechos y consignar su opinión con la seguridad debida, ha dispuesto se practicase un minucioso reconocimiento de la localidad, levantándose el oportuno croquis, y en su vista de unos y otros documentos, termina su razonado informe por manifestar que el derecho á la indemnización solicitada por la doña Josefa Rodríguez Taboada, en innegable por el que tiene al aprovechamiento de las aguas de que se trata, y Considerando por tales razones que cuando los Ayuntamientos ejecutan en sus obras las variaciones que crean oportunas, tienen la imprescindible obligación de idemnizar todos los perjuicios que con ellas causen en los derechos y propiedades particulares, sin que la consideración de no haber fondos para ello sea suficientepara negar tal obligación; de conformidad con el parecer del Consejo á cuyo cuerpo he tenido por conveniente oir; he Resuelto que la doña Josefa Rodríguez Taboada sea idemnizada por ese Ayuntamiento, de los daños y perjuicios que se ha causado á sus intereses privándole del aprovechamiento de las aguas sobrantes de la Fuente de la Rivera de esa Villa, y con las cuales se daba movimiento al artefacto harinero que posee en el sitio de la Rivera.

Lo que digo á V., para si conocimiento el de la interesada, y efectos que en esta órden se disponen.

Resultando: que de esta Resolución pretendió alzarse el Ayuntamiento por la vía Contenciosa, por lo que solicitó la debida autorización, que le fue denegada, de conformidad con la opinión del suprimido Consejo Provincial, por extemporánea.

Resultando: que á pesar de ello, y á título de tener el Ayuntamiento pendientes varias consultas de letrados, no dio el debido cumplimiento á la Resolución, ya definitiva de este Gobierno; razón por la cual doña Josefa Rodríguez Taboada instó repetidamente para que se obligase al Ayuntamiento á cumplir lo resuelto, sin que á pesar de ello lo hubiese logrado, á lo que ddebió contribuir sin duda el extravío del expediente, que al fin ha aparecido.

Resultando: que el 11/05/1876 se previno nuevamente al Ayuntamiento de La Guardia que sin demora ni excusa alguna procediese á indemnizar á la doña Josefa Rodríguez Taboada de los perjuicios que se le han inferido sin que á pesar de ello haya obtenido tampoco el menor resultado:

Considerando: que después de tales y tan repetidas providencias continuan las cosas en tal estado, merced á la resistencia pasiva que viene oponiendo el Ayuntamiento al cumplimineto de una resolución de este Gobierno; dando lugar á que la interesada venga molestando una y otra vez con sus justas reclamaciones.

Considerando: que además de la justicia que asiste á doña Josefa Rodríguez Taboada para reclamar el cumplimiento d euna providencia egecutiva, s ehalla ya interesado en este asunto el prestigio de la autoridad superior de la Provincia que exige no tolerar por más tiempo que sus providencias sean letra muerta, por solo la voluntad de un Ayuntamiento, que no quiso ó so supo, utilizar los últimos recursos que la ley le concedía, para reclamar contra aquellas, si es que las contemplaba improcedentes:

Hé acordado prevenir á ese Ayuntamiento que inmediatamente proceda á cumplimentar los resuelto por este Gobierno sobre el particular que motiva las múltiples quejas de doña Josefa Rodríguez Taboada, con cargo de que me dé cuenta de las medidas que adopte para fijar por tasación ó por concierto el valor de las perjuicios mandados indemnizar.

Y lo digo á V., para su debido cumplimiento. Dios guarde á V., muchos años.Pontevedra 4 de Julio de 1.885. El Gobernador. Fdo: Sabino González Besada. Contestada con copia del Informe en 2 de Agosto 1885 - Oficio nº 195.

Véase el Libro de actas de 1885- Folio 38. Sesión de 19 de Julio de 1885.

Providencia: Recibido en ésa fecha por el Correo dése cuenta al Ayuntamiento en la primera sesión ordinaria para el Acuerdo que proceda. Alcaldía de La Guardia Julio siete de mil ochocientos ochenta y cinco.Fdo: El Alcalde, Benito Álvarez. D.S.O. José Manuel Sesto.

 

La Corporación Municipal de La Guardia, sea cual sea su color político, siguen empeñados en NO indemnizar a Dña Josefa Rodríguez Taboada, veamos:

 

Ayuntamiento de La Guardia – Comisión de Fomento – Informe sobre Indemnización de las de la Fuente de la Rivera con fecha 17/07/1885.- Alcalde D. Benito Álvarez Rodríguez.

 

Los que suscriben, nombrados por el Ayuntamiento en sesión de 12 del actual (xullo) para examinar los antecedentes y en su vista emitir Informe sobre la indemnización de aguas que servían de motor á un molino de Doña Josefa Rodríguez Taboada de esta Villa, ordenada por el Ylmo., Señor Gobernador Civil de la provincia en Oficio nº 483 de 4 del corriente, Deben Manifestar:

 

Que en el deseo de evacuar de una manera satisfactoria su delicada misión, no han escatimado sacrificio alguno para obtener los mas antiguos datos que pudieran dar luz en el asunto recurriendo para ello á los Libros de Actas desde 1854, en que al parecer tuvo origen, sin que hallasen nada hasta 1864 en que comenzaron los escritos,  terminando después de prolongadas interrupciones, el de 1876 en se emitió por la Corporación Municipal el último Informe sobre dicha reclamación.=

 

En vista pues, de este minucioso estudio el primer documento que aparece como mas antiguo, es un Informe luminoso por todos conceptos emitido por una Comisión de la Municipalidad compuesta de los Sres. D. Roque Manuel Trigo, D. Benito Alvarez Rodríguez, D. Justo Valdivieso Gómez y D. Francisco Pérez, en 4 de Abril de 1864, del que resulta de una manera ostensible, que la fuente de la Rivera era un manantial abundantísimo que surtía al populoso barrio de la Marina de agua potable y para el labado de redes y ropas de toda la población, hasta que don Manuel Español, difunto esposo de la hoy reclamante, por los años de 1835, cometió un atentado sin ejemplo de los derechos del público al reformar la casa de su habitación en cuyo solar dio gran número de barrenos á distancia de 4 metros de la fuente espresada, privandola del gran caudal de aguas que tenía, las cuales así distraídas produjeronse inundación tan estraordinaria en la planta baja de la Casa que tuvo precisión de hacer una cañería hasta el mar para sanear el edificio.=

 

A consecuencia de esto quedó el público sin agua viéndose los vecinos obligados á llenar sus cántaros en una charca, con una pequeña vasija; y según pudo averiguarse extraoficialmente se pretendió exigir responsabilidad al Sr. Español; más, por su posición de entonces y por la influencia que ejercía en la localidad, fueron cohibidas las personas llamadas á exigir la reparación, y ¡Suceso Extraño.....!, la viúda del que fuera reo de un delito; del que no podía alegar ningún derecho de servidumbre; del que había realizado un verdadero despojo, se constituyó en victima y 29 años después de cometida su falta, y á los diez de reparada la fuente como hoy se encuentra, inicia la reclamación de la indemnización de unas aguas que su esposo había hecho desaparecer, fundándose en que el molino de su pertenencia carecía de motor, lo cual equivale á obligar á un pueblo á sufragar las arbitrariedades de un particular ¡Sería sensible por no decir absurdo ¡.

 

Hecho probado es el de los barrenos y sin entrar en el terreno científico para demostrar los perjuicios que su estallido puede causar á los manantiales, conviene no obstante consignar este estravío de la parte reclamante por lo que pueda importar.=

 

Ante estos antecedentes de dominio público ¿cabrá la reclamación del Señor Español? –NO; y así debió comprenderlo cuando á pesar de su claro talento no la interpuso, ¿Podía su viúda exigir indemnización de aquella servidumbre? – Por otra parte; ¿de quien había obtenido el señor Español autorización para aprovechar aquellas aguas con destino á su artefacto? - ¿se fundaba en la prescripción?- este derecho no podía alegarlo porque á los bienes del común no le alcanza, y sí bien se dice que en determinadas épocas las aprovecharía, lo hacía por un caño que al efecto construyera, y según la Ley 15 - Título 31 - Partida 3ª de la Novísima Recopilación, aplicable al caso, para que exista la prescripción es necesario que exista el servicio Cotidiano por diez años Sin Obra del que lo recibe, y hecha esta no siendo el aprovechamiento Cotidiano, como aquí no lo era, se requiere para ganar la servidumbre que no se puedan acordar los OMES cuando ha que lo comenzaron á usar.=   

 

Siguiendo la incontestable lógica de los razonamientos aducidos por la Comisión antes espresada, la fuente pública de la Rivera es anterior al molino, por que sin aquella este sería pensamiento inútil por falta de agente motor, y este pueblo no ha contraído jamás la obligación de surtir el artefacto de aguas ni la de mantener inalterable el curso y nivel de ellas, tan espuestos á los fenómenos de todo manantial, por consiguiente donde no hay obligación no hay derecho, y cometerían los pueblos el mayor de los delirios sí se comprometiesen á responder de accidentes naturales independientes de su voluntad: no habría presupuestos capaces de soportar tan pesadas cargas.=

 

Las indemnizaciones según los legisladores, tienen lugar cuando hay privación de pertenencia ó invasión de propiedad; y este es otro error crasísimo de la Señora viúda del Español, por que no puede darse espropiación donde no existe propiedad, puesto que la fuente de servicio público no era propiedad de la reclamante.=

 

Tampoco hubo invasión porque al verificarse en 1854 (diez y nueve años después de la desaparición de las aguas causada por el Señor Español en 1835) la necesaria y urgentísima reparación de la fuente, para nada se tocó ni era preciso la finca en que el molino está situado, el cual además, recibe las aguas de la huerta del Convento de Monjas, que le han servido siempre de fuerza motriz y continúan sirviéndole actualmente, sin que se observe la necesidad de las que su dueña pide indemnización por mero capricho y ageno consejo.=

 

Otra de las razones que patentizan la improcedencia de la reclamación que se ventila, y sobre la cual deben los informantes llamar con especialidad la atención del Ayuntamiento la falta de datos respecto á la reforma de la fuente en 1854.

 

Ni en los Libros de Actas ni en otro documento consta acuerdo ó mandato de la Corporación para llevarla á cabo: Tampoco existen cuentas en que aparezca que dicha obra fuese pagada de fondos municipales, de manera que se ignora absolutamente sí fue costeada por el municipio ó por particulares, circunstancia que por sí sola releva al Ayuntamiento de todo cargo, puesto que, hallándose este punto sin dilucidar, sé halla también envuelto en las regiones de lo desconocido, la parte contra quien la Señora viúda de Español debe entablar su acción:

 

Aclárese este punto, el más esencial sin duda alguna; determínese quien dispuso las obras, y el Ayuntamiento declinando su responsabilidad , sin mostrarse parte en el asunto, como ya consignó muy acertadamente en su acuerdo de 4/04/1869, deje su derecho á salvo, si derecho tuviese á la reclamante.=

 

Por lo manifestado hasta aquí entienden los informantes, que no puede haber indemnización porque no hay propiedad, desapareciendo por consiguiente los fundamentos de la reclamación. Entienden que la viúda no justifica la propiedad que alega tener á las aguas sobrantes de una fuente pública de esta Villa:

 

Que tampoco justifica  que la recomposición de la fuente la haya hecho el Ayuntamiento y fuese causa de la desaparición ó baja del manantial, y sin probar estos estremos toda resolución es nula por carecer de base; no puede en manera alguna aceptarse y la Corporación que se haga solidaria de una falta no probada, merece la reprobación del vecindario cuyos sagrados intereses le están encomendados.=

 

Recopilados como quedan los argumentos incontrovertibles aducidos por todas las Corporaciones municipales que han precedido á la actual, deben los informantes manifestar su parecer respecto á la comunicación nº 483= que la respetable y digna autoridad superior provincial dirigió á la Alcaldía con fecha 4 del corriente=

 

En ella se ordena desde luego la indemnización correspondiente á la Señora viúda de Español, por las aguas que dice le espropiaron en 1854, por haber recaído resolución definitiva sobre el particular en 24/05/1865, en virtud de Informes del Yngeniero Gefe de Obras Públicas y Consejo provincial, sin que fuese apelada por el Municipio por habersele negado autorización por el citado Consejo para recurrir vía contenciosa.=

 

Este es otro de los puntos que llaman poderosamente la atención de los informantes, quienes consideran tan improcedente aquella resolución como el origen de ella, opinión confirmada por la comunicación nº 1048 que en 2 de Agosto de 1873 dirigió á esta Alcaldía con una instancia de Doña Josefa Rodríguez el entonces Gobernador Don Pedro Manuel Trobo, quien reconociendo que lo resuelto carecía de bases sólidas, se concretó á pedir Informe; y habiéndose evacuado este en 4 de Setiembre de 1873 y ampliado en 5 de Noviembre del mismo año, vió al Ayuntamiento en su lugar y silenció el asunto.=

 

Ahora bien; en la comunicación de actualidad se consigna, que para la resolución citada de 24705/1865, se tuvieron en cuenta por el Gobierno Civil los Informes del Yngeniero acompañado de un croquis del sitio en que se halla la fuente, y el del Consejo.

 

El Ayuntamiento no ha tenido conocimiento de ninguno de estos Infornes, ni del croquis, documentos que según se desprende, y dicho sea con el respeto debido, habrán sido confeccionados clandestinamente para dar por resultado dicha providencia favorable á la reclamante y sorprender a la Municipalidad en la recta y segura senda del derecho que le asistía y asiste.=

 

Está universalmente reconocido como principio de derecho, y así lo manifestó el Ayuntamiento en su Informe de 5/11/1873, que las partes que litigan deben conocer respectivamente los fundamentos en que las contrarias apoyan su pretensión y las pruebas suministradas, sin cuyo requisito sería tan imposible la defensa de una como seguro el triunfo de la otra.=

 

Sí el Ayuntamiento no ha visto como no vió jamás el Informe del Yngeniero y croquis levantado por el mismo á instancia y satisfacción de la Señora viúda de Español ¿cómo había de contrarestarlo y defenderse  de los infundados cargos que pudieran dirigírsele?.=

 

Sí tampoco ha visto ni tuvo conocimiento del Informe del Consejo por el que se le condenaba a la indemnización. ¿Cómo había de demostrar la improcedencia de aquella resolución?.

 

Al Ayuntamiento repetimos, no se le han pedido Informes, ni trasladado el espediente para la defensa, ni dado conocimiento de ninguna diligencia.

 

Se atendió solo a lo espuesto por Doña Josefa Rodríguez Taboada por tanto está demostrado que no hubo litigio, y no habiendo causa no puede haber efecto; no existiendo la controversia no puede haber conclusión.=

 

Sí a pesar de esto la Municipalidad hiciese semejante indemnización incurriría; en grave responsabilidad que no podría disculpar con el argumento de que obraba en virtud de su superior mandato, según establece por diferentes resoluciones y cualquier vecino, incluso la misma reclamante, tendrá derecho á perseguirla por haber dejado indefensos sagrados derechos.=

 

Además; el mismo Consejo provincial que Informó la providencia á que quiere dársele el carácter de cosa juzgada y consentida, negó á la Corporación el derecho de defensa en la vía Contenciosa, según se afirma en la comunicación objeto de este Dictamen, resultando de aquí que el Consejo fue Juez y parte.=

 

Entendemos que el Ayuntamiento debe dejar este particular al recto juicio de su digno y superior gerárquico.=

 

Lo espuesto justifica de una manera fehaciente la actitud patriótica adoptada en este asunto desde 1864, por todas y cada una de las Corporaciones municipales que han estado al frente de la Administraccion del distrito en alguna de las cuales ha tenido parientes muy cercanos la viúda reclamante, parientes que si hoy volviesen á desempeñar como desempeñaron desde que esta cuestión se inició, el cargo de Alcaldes y Concejales, estamos seguros, dada su proverbial rectitud, que no pesarían un átomo en la balanza de la justicia, para obligar al pueblo á una indemnización cuya improcedencia está en la conciencia de todos.=

 

Aquellos parientes de la reclamante no quisieron echar sobre sus hombros la odiosidad de estos vecinos: cuando han tenido en sus manos la Administracción; y sí esto es así ¿Se espera que la actual Corporación ceda en denuedo y rectitud á las que le precedieron?.=

 

La Comisión entiende que debe seguirse la senda trazada por ser de justicia.

 

En todos esos largos años la opinión de esa titularidad siempre fue en todos los tiempos opiniones homogéneas, por tanto creen los que suscriben, que además de lo espuesto, el Ayuntamiento se halla en el caso de confirmar lo resuelto por los anteriores y ratificarse en los Informes enviados al Ylmo. Señor Gobernador Civil en 4 de Abril de 1869; 3 de Setiembre  y 5 de Noviembre de 1873 y 14 de Marzo de 1876,

 

Declarando según todos ellos infiere que el Ayuntamiento ha dejado de cumplir preceptos legales, ni menos se ha mostrado indiferente a las órdenes de sus superiores; lo único que ha hecho como sagrado é ineludible deber, fue demostrar que Doña Josefa Rodríguez Taboada viúda de Español, no ha tenido ni tiene derecho á la indemnización que solicita de las aguas de la fuente pública de la Rivera de esta Villa, pues, en otro caso no hubiera dejado de ejercitarlo su difunto esposo don Manuel Español que presenció según asegura, las obras de reforma de la fuente como vecino el más inmediato, y sobrevivió siete años á la terminación de ellas y sólo lo hizo su viúda después de pasados diez, circunstancia que convenía á los reclamantes de la injusticia de su petición.=

 

Tal es el parecer de los que suscriben: El Ayuntamiento no obstante acordará lo que mejor proceda.=La Guardia Julio diez y siete de mil ochocientos ochenta y cinco.Fdo: Francisco Pérez; Bernardino Lomba.

Sesión ordinaria presidida por el Alcalde D. Benito Alvarez Rodríguez, celebrada el 19/07/1885, dando cuenta del precedente Informe el Ayuntamiento Acordó conformarse con el mismo en todas sus partes, y que se saque copia del mismo para remitir al Ylmo. Sr. Gobernador Civil. El Alcalde Presidente: Benito Alvarez.P.A.D. El Secretario José Manuel Sesto.

5/12/1887. Obras Públicas Municipales - Ayuntamiento de La Guardia - Provincia de Pontevedra – Expediente General de Expropiación Forzosa de la Finca Denominada “Campo del Molino” en la Ribera de esta Villa para ensanche de la vía pública. Su Importe total: 10.995 pesetas

Escrito de los patrones de pesca al Sr. Alcalde de La Guardia:

Los patrones de pesca que suscriben por sí y en representación de todos los individuos de marinería del puerto de La Guardia, con el debido respeto exponen:

Que en el mes de Setiembre del año de 1873, el Gremio de marineros de este puerto, elevó instancia en súplica de que por el Ayuntamiento se llevase á cabo la expropiación del campo de la propiedad de la Sra Dña Josefa Rodríguez Taboada, que cerrado por un muro se halla situado en la zona marítima y limita al Norte, la playa que sirve de refugio y varadero á las embarcaciones de pesca y al mismo tiempo para todas las operaciones de carga y descarga y demás necesarias á las industrias de mar; sin que hasta la fecha haya llegado á noticia de los interesados cual fuese el resultado de aquella solicitud. La reconocida necesidad  que entonces se sentía de ensanchar la mencionada playa, se ha hecho imprescindible en el transcurso del tiempo.

Notorio es, que durante la mayor parte del año, se halla interrumpida la vía pública por las embarcaciones de pesca que no teniendo espacio suficiente para guarecerse en la Rivera, tienen obligadamente que ocupar las calles inmediatas y plaza del Convento de Monjas, con gran perjuicio del público en general y en particular de las mismas embarcaciones que necesariamente sufren deterioros.

Hasta Chan do Conde y Convento de Benitas debían subir los botes y gamelas los días de temporal. Postal de Mariano Jiménez Hueto.

 

Sabido es también, que el aumento de la población y mas especialmente la facilidad de comunicación con el interior de la Península, han dado lugar al notable incremento que viene adquiriendo la industria pesquera en este puerto, única de importancia que en esta Villa existe; y seguramente no se ocultará á la ilustración de los Sres que dignamente forman la Corporación Municipal, el gran valor que para el Distrito, tal industria representa y lo que habrá de ser en muy cercano porvenir.

El número de embarcaciones de pesca existentes hoy en el puerto de La Guardia excede de doscientas treinta, é inutil es ante esta cifra aducir mas argumentos para demostrar que en el espacio, hoy disponible apenas cabe una quinta parte y por tanto, que es muy urgente resolver favorablemente esta solicitud, considerando al mismo tiempo que se trata del fomento de una industria que dá vida á la clase más numerosa de la población y de los beneficios que por ello habrá de recibir el Distrito en general.

Por todo lo expuesto, los infrascritos por sí y á nombre de sus representados, Suplican al Ayuntamiento se sirva acordar sea declarada de utilidad pública la adquisición del expresado Campo, sito en la Rivera y proceder á la misma con arreglo á la Ley; y si el estado de la Hacienda Municipal no permitiese sufragar el gasto del valor total de dicho Campo, se comprometen á hacer por su parte el sacrificio de abonar la mitad de aquel; bien entendido que tal subvención no significa derecho alguno de propiedad sobre el terreno adquirido, pues este habrá de ser en todo tiempo de servicio público y exclusivo para todas las faenas que se relacionan con las industrias á flote de pesca y navegación.

Es gracia que no dudan alcanzar del recto criterio de los Sres Presidente y Concejales y con lo cual prestarán un señalado servicio en bien de la prosperidad del Distrito que representan.

La Guardia 5 de Diciembre de 1887. Fdo. Manuel Martínez Lomba; José Mª Martínez Lomba; José Bernardo Baz; Daniel Baz; Valeriano Goyas; Vicente Lomba; Alejandro Pacheco; José Ramón Lomba; Francisco Martínez; Gaspar Lomba; Francisco Martínez; Antonio Lomba; José Bernardo García; Julián Alonso; Laureano García.

Cabecera del escrito dirigido al. Sr. Alcalde y Corporación por los patrones de las lanchas pesqueras.

D. José Manuel Sesto, Secretario del Ayuntamiento Constitucional de La Guardia, provincia de Pontevedra, Certifica: que en virtud de instancia fecha cinco del corriente, dirigida al Ayuntamiento por quince patrones de lanchas de pesca de este puerto, dicha Corporación en sesión ordinaria de doce del que rige adoptó el acuerco siguiente:

Expropiación Forzosa.- Solicitudes.- Se leyó la presentada por quince patrones de otras tantas lanchas de pesca del puerto de esta Villa en la cual los recurrentes, por sí y en nombre y representación de los demás patrones é individuos de marinería, piden la expropiación del campo de la Sra Dña Josefa Rodríguez Taboada, viúda de Español, situado en la zona marítima, como necesaria la superficie de dicha finca para refugio y varadero de las embarcaciones de pesca, y al mismo tiempo para todas las operaciones de carga y descarga y demás indispensables á las industrias de mar, consignando en dicha instancia, que igual ya la habían presentado en Setiembre de 1873=

El Ayuntamiento en su vista acordó traer los antecedentes para examinar cuanto aparezca respecto al particular, y Resultando, Efectivamente: que en sesión de 21/09/1873, se presentó á la Municipalidad una solicitud del Gremio de marineros de esta población, pidiendo se expropiase el aludido Campo para los fines que se reclaman actualmente, nombrándose en su virtud una Comisión compuesta de los Sres Concejales D. José Bernardo Lomba, D. Manuel Sobrino y D. Juan Bautista García.=

Resultando: que ésta Comisión en sesión ordinaria de 25 del citado mes emitió Informe reconociendo la necesidad imperiosa, bajo todos conceptos de expropiar el campo de Dña Josefa Rodríguez Taboada, para ensanche de la Rivera, varadero de lanchas de pesca y más operaciones de carga y descarga, inherentes á este reducido puerto, que por sus condiciones es un peligro constante para los que se dedican á los trabajos de mar, industria que aunque en pequeña escala, constituye la principal de la localidad, cuyo Informe de la referida Comisión fue aprobado en todas sus partes por el Ayuntamiento acordándose la expropiación solicitada.=

Considerando: que el pedirse hoy nuevamente la expropiación, se encuentra el Ayuntamiento con que es asunto acordado ya en sesión de 28 /09/1873, y por consiguiente procede el cumplimiento exacto de aquel acuerdo aconsejado por la necesidad y la experiencia.=

La Ribera de La Guardia. Postal de Mariano Jiménez Huete

Considerando: que si en 1873 era necesaria la expropiación del campo de Dña Josefa Rodríguez Taboada, el creciente desarrollo de la Marina, en el largo periodo de catorce años, vino á hacer indispensable la medida cuya utilidad está generalmente reconocida no solo para las faenas de la pesca, sinó para las operaciones de carga y descarga de efectos de comercio que en galeones se trasportan de Vigo y otros puntos por mar, para la vida mercantil de la localidad y Distritos contiguos de Rosal, Oya y Tomiño, cuyos arrastres se verifican de tiempo inmemorial por este puerto.=

Considerando: que además de estas razones hay otra más poderosa, que es la de la seguridad personal de los pescadores y sus familias, cuyas vidas atraviesan por grandes riesgos en las épocas de las grandes tempestades de invierno, por tener que hacer esfuerzos sobrehumanos para retirar las embarcaciones al embravecimiento de las olas, si no han de ser por ellas arrastrados y despedazados contra los muros inmediatos al mar.=

Considerando: que la necesidad en que se hallan los marineros de ocupar con los barcos diferentes calles, huyendo al furor del oleaje, dá lugar á interrupciones de vias públicas de la mayor circulación, impidiendo que la clase de labradores del Distrito y fuera de el, pueda extraer comodamente los abonos destinados al cultivo de sus fincas, entorpeciédose la libertad del transeunte y resultando de todo esto en diversos casos discordias y conflictos que las autoridades no pueden preveer, no obstante las disposiciones que siempre hay que adoptar para el paso de carros en busca de efectos, cuando tiene lugar la descarga de galeones.=

Considerando: por último y como queda consignado: que hay un acuerdo de 1873 por todos conceptos respetable.

El Ayuntamiento Acuerda: que con toda brevedad, y con arreglo la las prescripciones de la legislación vigente, se instruya desde luego el oportuno expediente, prescindiendo del de necesidad según la Ley; y procédase al de la expropiación total del campo de Dña Josefa Rodríguez Taboada, viúda de Español, enclavado en la Rivera de esta Villa, previa notificación de este acuerdo á dicha Sra, abonándose la mitad del importe que resulte de la tasación, por el fondo municipal, y la otra mitad por el gremio de marineros, según proponen en la instancia de que se dá cuenta y que formará cabeza del expediente, sin que á pesar de la subvención de dicho Gremio, puedan en tiempo alguno ostentar derechos de posesión un propiedad, quedando el área que resulta expropiada, del dominio público, remitiéndose la instancia que motiva este acuerdo á informe del Sr Ayudante de Marina del Distrito para que emite su parecer respecto al particular.=

Corresponde exactamente con el acuerdo original de la sesión indicada á que asistieron los Sres D. Antonio Nandin Villafruela, Presidente; D. Francisco Lorenzo, 1º Tte Alcalde; y Concejales, D. Cándido Sobrino; D. Jacinto Riego; Juan Manuel González; D. Ygnacio Alonso; D. Juan Bautista Carrero; Manuel Sobrino Vicente; D. Ramón Trigo; D. Roque Álvarez; D. José Vicente Alonso y D. José Lorenzo Portela, escrita del fólio 79 vuelto al fólio 81 del Libro de Actas del corriente año.=

Y para que conste y forme cabeza del expediente con la instancia de referencia, expido el presente testimonio con el Vº Bº del Sr. Alcalde en La Guardia, á 15/12/1887. Fdo.El Alcalde D. Antonio Nandin Villafruela. El Secretario. José Manuel Sesto.

Providencia.- Visto el acuerdo transcrito, adoptado por el Ayuntamiento en sesión de 12 del que rige, remítase con atento Oficio al Sr Ayudante de Marina de este Distrito la instancia que obra por cabeza de este expediente que en su vista se servía informar lo que considere justa respecto al particular.

Reconózcanse los Libros del Catastro, Amillaramiento y Repartos de la Contribución de Inmuebles  de este Distrito, por el Secretario de Ayuntamieto, y hágase constar á continuación por certificado de dicho funcionario, á nombre de quien se halla inscrito el Campo que en la Rivera posee Dña Josefa Rodríguez Taboada, así como la persona que satisface por él contribución, con objeto de cumplimentar lo dispuesto en el artº 5º de la Ley de Expropiación Forzosa de 10/01/1879, y de hecho se proveerá. Alcaldía de La Guardia, 15 Diciembre de 1887. El Alcalde. Antonio Nandin Villafruela. El Secretario. José Manuel Sesto Pedreira.

Reconocimiento del Catastro, Amillaramiento y reparto.-

D. José Manuel Sesto Pedreira, Secretario del Ayuntamiento Constitucional de La Guardia, provincia de Pontevedra, Certifico: que reconocidos los Libros de Afanegados, Amillaramientos y Repartos de la Contribución de Inmuebles de este Distrito, el Campo que en la Rivera de esta Villa posee Dña Josefa Rodríguez Pedreira, viúda de Español, figura en las expresados documentos, amillarado á nombre de “Herederos de D. Manuel Español”, bajo cuyo epígrafe satisfaren por dicha finca y más que poseeen, al nº 377= de orden del Repartimiento del actual ejercicio, la Contribución anual por todos conceptos de 90 pesetas y 54 céntimos, procedentes de 352 pesetas de Riqueza Imponible con que dichos herederos figuran.=

Y para que conste á los efectos de la Providencia que antecede, expido la presente en La Guardia , con el Vº Bº del Sr. Alcalde, á 16 de Diciembre de 1887. Vº Bº El Alcalde. Fdo. El Secretario.

Providencia.- Vista la presente certificación y resultando: que el campo que lleva en la Rivera de esta Villa Dña Josefa Rodríguez Taboada, viuda de Español, figura amillarado á nombre de “Herederos de D. Manuel Español” bajo cuya epígrafe satisfaren la contribución territorial, correspondiente al nº 377= de orden del repartimiento.

Resultando: que según el artº 5º de la Ley de Expropiación de 10/01/1879, las diligencias de expropiación deben entenderse con las personas que ese Padrón de Riqueza aparezcan como dueños de la finca, que los motive:

Resultando: que según antecedentes adquiridos, los actuales herederos del finado D. Manuel Español, son, su Sra esposa Dña Josefa Rodríguez Taboada y sus hijas Dña Manuela, Dña Elvira y Dña Florinda Español Rodríguez, mayores de edad, y domiciliadas en esta Villa, casada la primera con D. Juan Antonio Pacheco y solteras las dos últimas.

Cúmplase lo acordado por el Ayuntamiento, y practíquese la notificación de su acuerdo de 12 del actual, á los relacionados  herederos de D. Manuel Español, para que tengan conocimiento de hallarse acordado la expropiación del campo de su pertenencia, cómo de necesidad y utilidad pública, cual es la obra de ensanche de la Rivera de esta población, y de hecho se procederá a lodemás que la Ley de Expropiación determina. Alcaldía de La Guardia, Diciembre 16 de 1887. El Alcalde. Antonio Nandin. Fdo. El Secretario.

Notifíquese a : Dña. Josefa Rodríguez Taboada; D. Juan Antonio Pacheco y su esposa Dña Manuela Español Rodríguez; Dña Florinda Español Rodríguez y Dña  Elvira Español Rodríguez, de la que manifiesta su madre hallarse gravemente enferma, de tal gravedad que está privada del habla, sin poder recibir ni a la spersonas de la familia más íntima, razón por la cual no puede  practicársele  diligencia alguna, sin peligro de su vida, lo que me manifestó asi mismo D. Juan Antonio Pacheco, quien la firma y  de ello certifico. Da fe el Secretario. José Manuel Sesto.

Providencia: Para los efectos del expediente de expropiación del “Campo del Molino” sito en la Rivera de ésta Villa, acordada por el Ayuntamiento en sesión de 12 de diciembre actual, fórmese el Plano por la Comisión de Policía Urbana, compuesta de  los Sres D. Cándido Sobrino; D. José Francisco Martínez y D. Ramón Trigo, y únase a las diligencias – La Guardia, Diciembre 18 de 1888. El Alcalde. Antonio Nandin Villafruela

Portada del Expediente de Expropiación Forzosa,  abierto por la Corporación Municipal en 1889 cuyo importe fué de 10.995 pesetas.

Oficio de la Ayudantía de Marina con fecha 21/12/1887 – Capitanía del Puerto de La Guardia al Sr. Alcalde.

He recibido su atenta comunicación de fecha  15 del actual, acompañando la unidad instancia que tengo el honor de devolver á manos de V.,

Considero de imperiosa necesidad se lleve á efecto y en el mas breve plazo posible el ensanche de la playa á que se refiere dicha instancia y siendo del dominio público las razones en que apoyan los recurrentes su solicitud, nada tengo que añadir para prestar la imposibilidad material de que puedan encontrar refujio y ser varados en la playa única existente, las 235 embarcaciones de pesca que se hallan inscritas en las listas de este puerto, así como, las ventajas que tal mejora habrá de reportar al público en general.

Creo sin embargo mi deber, llamar la atención del Ayuntamiento, sobre los peligros que por la falta de espacio suficiente, ofrecen hoy las faenas de varar las embarcaciones, especialmente cuando reinan malos tiempos, hallándose frecuentemente expuestos los tripulantes de aquellos á ser lesioandos, como ya desgraciadamente ha ocurrido en diferentes ocasiones. Es pues, hasta humanitaria la resolución favorable, á la mejora que se solicita, y siempre altamente beneficiosa para todos los individuos de mar.Todo lo que tengo el gusto de informar según se ha servido interesarme en su precitada comunicación.

Dios guarde á V muchos años. La Guardia 21/12/1887. Fdo. Angel Donesteve.

Croquis de la casa de Antonio Puga en la c/ de la Rivera en 1924, únicamente aparece el croquis y la fecha de presentación no figura, pero por los croquis anteriores puede ser de 1924 cuando estaba de Alcalde D. Manuel Álvarez Vicente. Esta casa era conocida como “a casa de Rocío Puga a maestra”. 

Escrito de Dña Josefa Rodríguez Taboada con fecha 24/12/1887 al Sr. Alcalde de La Guardia.

Dña Josefa Rodríguez Taboada, viúda de “D. Manuel Español, y Herederos”, D. Juan Antonio Pacheco González en representación de su esposa Dña Manuela, Dña Elvira y Dña Florinda Español Rodríguez, hijas de la Dña Josefa, naturales y vecinas de esta Villa, dedicadas á ocupaciones propias de su sexo, solteras las dos últimas, según lo hacen constar con sus cédulas personales del corriente ejercicio nº 631, 392, 393, 632 y 633 respectivamente, á esa Corporación, hacen presente: que por convenio celebrado en documento privado en 19 octubre del corriente año, hemos vendido á D. José María González, vecino de Vigo, la granja nombrada “Campo del Molino”, sita en la playa de esta Villa, por precio de 50.000 reales, traspasando á favor del comprador todos los derechos que en la finca referida tienen las dicientes, comprometiéndose las vendedoras y el comprador, á llevar el contrato á escritura pública.

Parece ser, según notificación que se nos ha practicado, que ese Ayuntamiento, acordó proceder á la expropiación del espresado terreno; y por lo que á esto pudiera afectar desde luego hacemos constar que el verdadero interesado, es el citado D. José María González, con quien puede y debe entenderse el municipio; pues, las esponentes se conceptúan relevadas de toda intervención en este asunto y delegar á mayor abundamiento, cualquiera derecho que sobre  la mencionada finca pudieran aún corresponderle, en el comprador Sr. González.

Suplican pues al Ayuntamiento se tenga por hecha la presente manifestación á los efectos que sean procedentes. La Guardia Diciembre 24 de 1887. Fdo. Josefa Rodríguez Taboada; Manuela Español Rodríguez; Florinda Español Rodríguez y Juan Antonio Pacheco por indisposición y encargo de Elvira Español Rodríguez. Fdo.Juan Antonio Pacheco. 

Providencia: Presentada en esta fecha á la Alcaldía la instancia que precede, suscrita por Dña Josefa Rodríguez Taboada, viúda de D. Manuel Español y mas herederos del mismo; archívese y dése cuenta al Ayuntamiento para que en su vista acuerde lo que considere mas oportuno. Alcaldía de La Guardia 30 Diciembre de 1887. El Alcalde Antonio Nandin. Da fe El Secretario. José Manuel Sesto.

Plano General del Campo del Molino en La Ribera de La Guardia

 

 

 

9/01/1888. Sesión presidida por el Sr. Alcalde D. Antonio Nandín Villafruela.

 

Expropiaciones.- Leyóse la instancia dirigida al Ayuntamiento por Dña Josefa Rodriguez Taboada, viuda de D. Manuel Español, y sus herederos… en la referida instancia exponen que el 19 de octubre de 1887, vendieron á D. José María Gonzalez Cividanes, vecino de Vigo, la Granja nombrada “Campo del Molino”, sita en la playa de esta Villa, por el precio de 50.000 reales, traspasando á favor del comprador todos los derechos que en la referida finca tenían las exponentes, comprometiéndose las vendedoras y el comprador á elevar el contrato á escritura pública.=

 

Piden por consiguiente que en el expediente de expropiación del espresado terreno acordado por el Ayuntamiento, y notificado á las esponentes se entiendan todas las diligencias con el expresado D. José Mª González Cividanes, que es el verdadero interesado, pues, las esponentes se conceptúan relevadas de toda intervención en el asunto.=

 

El Ayuntamiento enterado, Acuerda se oficie al Sr Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Vigo, rogándole se digne disponer que D. José Mª González Cividanes, residente en aquella ciudad sea notificado y manifieste, si es efectivamente dueño de la espresada finca y si se ha elevado a escritura pública el documento privado de contrato.=

 

Es copia del acuerdo original. La Guardia, Enero 9 de 1887. Vº Bº El Alcalde. Antonio nandin. Da fe El Secretario. José Manuel Sesto Pedreira.

        

9/01/1888.  Oficio de la Alcaldía de La Guardia nº 6 al Sr. Alcalde Constitucional de Vigo. Expropiación forzosa.-

 

Esta Corporación municipal en sesión ordinaria de 12 de Diciembre último, á instancia del Gremio de marineros, y como de utilidad y necesidad pública, acordó con arreglo á la Ley de 10/01/1887, la expropiación total de un campo de la pertenencia de los herederos del finado D. Manuel Español, situado en la Rivera de ésta Villa, habiéndose notificado á los mismos el citado acuerdo en 17 del espresado mes.

 

La Sra viúda de Español y más herederos de éste, en escrito de 24 de que se dio cuenta en sesión de hoy, manifiestan que dicha finca fue vendida en 12.500 pesetas, por documento menos solemne de 19 de Octubre último, á D. José Mª González Cividanes, natural de esta Villa y residente hoy en esa ciudad, calle de Circunvalación, casas de la propiedad de Excmo. Sr. D. Manuel Bárcena, y que al mencionado D. José Mª González Cividanes  se dirija la Corporación para todas las diligencias de tramitación dele xpediente.

 

Con objeto, pues, de aclarar éste punto, he de merecer de la fina atención de V.S., se digne acordar la comparecencia de dicho D. José Mª González Cividanes ante la autoridad de v.S., y que en diligencia en forma, se sirva manifestar, si en efecto realizó la compra del aludido campo en la fecha indicada y condiciones espresadas, devolviéndome lo actuado para unir al expediente de refgerencia; quedando ésta Alcaldía á la recíproca para los casos que á la de su digno cargo puedan ocurrirle.Dios guarde á V.S., muchos años. La Guardia Enero 9 de 1888. Fdo. El Alcalde: Antonio Nandin.

 

Plano del Molino, dentro del Campo del Molino, que ocupaba el espacio  que años mas tarde sería el Varadero de La Ribera.

 

11/01/1888. Providencia.- Por recibida la comunicación nº 6 , fecha del corriente mes que se sirve dirigir al Sr. Alcalde de La Guardia, para que sea notificado de su expreso D. José Mª González, domciliado en la calle de Circunvalación de esta ciudad, llévese á efecto dicha notificación y la diligencia  que se ajuste, remítase original  á dicha autoridad. Lo mandó y firmó el Sr. D. Manuel Domínguez  González, primer Tte Alcalde que funciona de Alcalde en Vigo á once de Enero de 1888. Fdo. Manuel Dominguez. Da fe el Secretario. Enrique Huerta.

 

Notificación a D. José Mª González Cividanes.- En la Casa Consitorial de la ciudad de Vigo a 12 de Enero de 1888, ha comparecido D. José Mª González Cividanes, vecino de esta ciudad, á quien yo el Secretario del Excmo. Ayuntamiento enteré por íntegra lectura del expreso de la comunicación nº 6 fecha 9 del corriente que traenle un acuerdo de la Corporación municipal de La Guardia, respecto á la expropiación de cierto campo situado en la Rivera de aquella Villa, que pertenece al compareciente por adquisición que hizo á los herederos del finado D. Manuel Español y hecho cargo de los particulares que comprende aquel oficio, contestó que efectivamente ha adquirido y le pertenece por 12.500 pesetas la finca en cuestión, según documento privado que le dio la vendedora Sra. Viúda de Español, la cual no recibió su importe de las 12.500 pesetas, hasta tanto que se formalize la escritura de compra venta. Así lo ha dicho; ha recibido copia de la referida comunciación, firma esta diligencia y de todo ello yo Secretario del Excmo. Ayuntamiento Certifico. Fdo. José Mª González. El Secretario. Henrique Huerta.

 

La escritura pública de compra venta se formalizó con fecha 15 de Marzo de 1888, ante el Notario de Vigo.

 

7/05/1888. Sesión ordinaria presidida por  el Sr. Alcalde D. Antonio Nandin Villafruela.

 

Expropiación Forzosa.- Dióse cuenta del estado del espediente instruído para la expropiación del denomidado “Campo  del Molino” que en la Rivera de esta Villa perteneció á los Herederos de D. Manuel Español y es hoy de la propiedad de D. José Mª González Cividanes, vecino de la ciudad de Vigo, por adquisición solemne en escritura pública de 15 de Marzo último ante el Notario de ésta población D. Antonio María de Porto, y

 

Resultando: que por acuerdo de éste Ayuntamiento de 21 de Setiembre de 1873, 12/12/1887 y Oficio - Informe del Sr. Ayudante de Marina de este puerto de 21 del último citado mes y año, se halla justificada la necesidad de la expropiación total del espresado Campo, notificada oportunamente á los dueños del mismo, como de utilidad y necesidad pública para ensanche del Varadero de lanchas de pesca y más operaciones de mar, igualmente que como precepto de Policía Urbana, hallándose en su consecuencia cumplidos los preceptos del caso 1º artº. 3º, y artº. 11 y 14 de la Ley de Expropiación Forzosa de 10/01/1879.

 

Resultando: que está perfectamente deslindada la finca objeto de expropiacion, que es la superficie total del nombrado “Campo del Molino” que comprende un pequeño edificio unido de planta baja, sito en la Rivera de esta Villa, y lindante por Norte con casa de Joaquin Alonso y herederos de Benito Pacheco; Sur la Rivera ó playa en que se depositan las lanchas de pesca; Este la calle que conduce de la del Convento á la de la Rivera, y Oeste también con calle que de la playa conduce á la de Malteses; y que el dueño de la finca descritada en el referido D. José Mª González Cividanes, natural de ésta parroquia y avecindado en la ciudad de Vigo; y por consiguiente se hallan asi mismo cumplidas las prevenciones de la primera parte del artº. 26 de la citada Ley de Expropiación.

 

Resultando: que el objeto de la expropiacion acordada como de necesidad y utilidad pública, es el de ensanchar el Varadero de lanchas y facilitar las demás operaciones de mar, y no el de construir ninguna obra de carácter público ni particular,

 

Visto, el plano que constituye el proyecto de la necesaria mejora de que se trata, el Ayuntamiento Acuerda prestarle su aprobación como obra puramente municipal, y que se someta por quince días á la información pública de que  trata el artº. 95 del Reglamento de 6/07/1877, dictado para la ejecución de la Ley de Obra Públicas de 13/04/1877. Es copia del acuerdo original á que me remito. Y para que conste lo autorizo con el Vº Bº del Sr. Alcalde, en La Guardia á 11 de Mayo de 1888. El Alcalde Antonio Nandin. El Secretario. José Manuel Sesto.

 

Edicto.

 

D. Antonio Nandin Villafruela, Alcalde Constitucional de La Guardia y su término,

Hace Saber:

 

Que el Ayuntamiento que tengo el honor de presidir, acordó someter á la información pública prevenida en el artº. 25 del Reglamento de 6/07/1877, para ejecución de la Ley de Obras Públicas de 13 de Abril del espresado año, el Proyecto de Expropiación del  denominado “Campo del Molino”, sito en la  Rivera de esta Villa, en el que está enclavado un pequeño edificio de planta baja, perteneciente todo ello a D. José Mª González Cividanes, natural de ésta poblacion y vecino actualmente de la ciudad de Vigo; cuya finca se considera precisa como de urgente necesidad y utilidad pública, para ensanchar  el Varadero de lanchas de pesca de éste puerto, y más operaciones de mar. Durante quince días contados desde la publicación de este Edicto en el Boletin Oficial de la provincia, y no después,serán oidas por la Corporación las reclamaciones que por escrito se le presenten sobre la conveniencia de la expropiación que se proyecta. La Guardia Mayo 17 de 1888. El Alcalde. Antonio Nandin Villafruela.  

anterior             siguiente