www.galiciasuroeste.info

Constantino Candeira González - Familia Candeira Pérez

Por José A. Uris Guisantes

seguinte

  

 

Constantino Candeira González.

----------------

 

Los hermanos Matías y Constantino Candeira González (1851-1933), nacieron en la parroquia de San Félix de Celeiros,  municipio de Ponteareas en 1851, procedían de una familia con poder económico (el padre era dueño de propiedades, industrias de madera, y almacenes de granos) y político. Constantino estudia en Madrid la carrera de medicina que no llega a ejercer, allí participó activamente en política, llegando a ser Delegado de la Junta Revolucionaria  en la Iª República (1873) .

 

En 1843, Constantino y su hermano Matías estaban en O Pasaxe de Camposancos con su padre Manuel Antonio Candeira Ledo, barrio en el que ya existía un importante tráfico de mercancías desde hacía tiempo, teniendo constancia documental del intercambio intenso de productos con  otras regiones españolas. No digamos del comercio y transporte fluvial de personas y ganado entre la población de Caminha y A Guarda a través de barcas o lanchas de transporte desde tiempo inmemorial. 

 

Daguerrotipo de 1900. Desembocadura del río Miño. Enfrente el Pinhal do Camarido (Portugal)

----------------------

Un ejemplo del tráfico comercial por vía marítima fluvial es el de fecha de 21 de junio de 1847, cuando los responsables de la Aduana de La Guardia (en O Pasaxe), ofician al  Alcalde Constitucional de esta Villa: Teniendo que proceder esta Aduana al despacho de un buque Ynglés nombrado Venus, su Capitán William James que se halla á la carga en el puerto de Camposancos con destino á las costas de su nación por cuenta y riesgo de don Francisco Baz, vecino de esta Villa, he de merecer de la atención de V se sirva decirme que precio tiene el Maiz en el mercado de este pueblo. Dios guarde á V muchos años. Guardia Junio 21 de 1847. Fdo. Pedro Fernández.

 

Otro oficio de fecha 25 de junio de 1847 …de la  Aduana de La Guardia al Sr. Capitán de este Puerto. Por esta Aduana no hay reparo para que se entreguen los despachos para la salida del puerto al capitán James Anderson de la Balandra Ynglesa nombrada Habe por hallarse corrientes los Documentos de su viage y haber satisfecho los Derechos de navegación. Guardia 25 de junio de 1847. Fdo: Pedro Fernandez.

 

Panorámica del Instituto Nun´Alvres  en el  colegio de los jesuítas portugueses que habían alquilado las instalaciones a sus compañeros españoles de Vigo. Postal de 1920 editada por Hauser Menet de Madrid, propiedad de José Mª González Alonso

------------------------------------------

 

Por la propia aduana con fecha 15 de mayo de 1848, se comunica al Ayto al puerto de O Pasaxe llegaban y salían estas mercancías: 

Importación de: Aceite de oliva de Sevilla; jabón de Sevilla; azúcar blanco de florete; arroz valenciano; pimientos de Alicante;resmas de papel de estraza; pasa e higos de Málaga; aguardiente de caña de azúcar; azufre en canutillos; aguardiente de anís; petróleo para alumbrado, etc.

 

Exportación de: Calcetas de hilo a mano, para Madrid, Cádiz y Sevilla, industria  que está en plena decadencia; congrio seco; merluza salgada; arenques, vino del Condado y de Salvatierra; etc.

 

Espigón de Candeira en 1984. De frente la casa de Cadeira y  antiguas oficinas. Fotografía de Basilio Moreira Carrero

------------------------------

Constantino y Matías Candeira fueron capaces de consolidar industrias de la madera, almacenes de cereales y hornos de fundir piedra calcárea para hacer cal viva, algunas de estas industrias iniciadas por su padre. Con el tiempo crearon otras  industrias aún mas pujantes entre el final del siglo XIX y una gran parte del XX, desde  Salvaterra, A Guarda y Vigo.

 

Desde 1855 a 1865 trabajaba una compañía de barcos de vela y a vapor entre Caminha y Valença de pasajeros y de intercambio comercial entre las poblaciones portuguesas de Caminha y Monçao. Según escribe don Ernesto Iglesias Almeida […] con barcos movidos a vara, remo, vela y vapor…

 

También el armador caminhense don Damiäo José Lourenço (1832-1909) llegó a tener tres vapores mixtos de carga y pasajeros que hacían viajes a América y Africa[1]… 

 

[...] Manuel Antonio Candeira Ledo ya tenía instalados aserraderos manuales en el barrio de El Pasaje, a orillas del río Miño en 1855[2]. Por lo tanto puedo afirmar que la entrada de barcos en O Pasaxe era habitual, y que ventitantos años antes el comerciante Juan Antonio Español López ya recibía y enviaba mercancías variadas desde su gran almacen instalado también en O Pasaxe.

 

Los veleros de la ruta americana traían de Cuba, República Dominicana[3], Brasil y Filipinas, maderas nobles como: palo campeche para tintes, palo santo, palo Brasil, caoba, roble, cedro, ect.

 

Velero o pailebote  navegando a todo trapo

----------------

 

Estas empresas tenían mayoritariamente fábricas/aserraderos de maderas, preparación, comercialización e importación de la misma y astilleros a pié de playa. Al mismo tiempo los Candeira Hnos estaban registrados como compañía de cabotaje con barcos de vela y fletes a distintos puertos de la Península y de América.  Compra y venta de sal al Estado con alfolíes para su almacenaje y venta. Almacén de granos (maiz sobre todo), maderas elaboradas de todo tipo y tamaño. Construcción de barcos de vela de  variados tonelajes, para us propio, etc.

 

La figura de Constantino es clave para estudiar el desarrollo de las industrias de la madera en la provincia de Pontevedra, exportación de madera elaborada (tablilla), madera en troncos, cal viva y otras mercancías gallegas a otras comunidades españolas, paralela a la importación de maderas exóticas desde Cuba, República Dominicana y otras islas del Caribe, Brasil y Filipinas. La exportación interior estaba canalizada hacia los puertos de A coruña, pero sobretodo a los de Levante, como, Valencia, Alicante, Denia, Calpe, Torrevieja, Málaga, Sevilla e incluso Tarragona y Barcelona.  

 

Su padre, casado con Rosa González y ellos dos, como dije, nacieron en la parroquia de San Félix de Celeiro. Comenzaron los negocios en Ponteareas y prosiguieron con más intensidad en O Pasaxe. Manuel A. Candeira disponía de almacenes de cereales y de madera en O Pasaxe, que pasarían a Constantino y Matías, como continuadores de la saga Candeira, los que enseguida instalaran aserraderos mecanizados modernos y siguieron con el almacén de granos, alfolíes de sal, cal viva, madera en tablones, tablilla y troncos limpios más otros negocios de carga y descarga en sus buques.

 

Para centrar la historia diré que los primeros industriales importantes, instalados en O Pasaxe de Camposancos fueron, Juan Antonio Español López y se hermano José Benito Español López, quienes llegaran de Guatemala con una gran fortuna antes de 1820.

 

El hijo de Juan Antonio fue abogado muy joven, concejal y  alcalde de A Guarda, se llamaba Domingo Antonio Español López, el que consolidó la fortuna familiar, plasmada en un gran almacén de importación-exportación que cerró en 1870 y logo vendió los edificios y propiedades a los jesuítas[4] en 1875.

 

Paralelamente a esta importante situación económica y social estaban los aserraderos de madera de los Dominguez Veiga, de los Hnos París Morlá y de la sociedad Nandin, Troncoso y Vicente en O Tamuxe (O Rosal),  además de varios negocios sitos en el mismo lugar  de O Pasaxe dedicados al comercio directo con Caminha y otras localidades sita sen el Miño. 

 

Los Español López debieron instalarse en O Pasaxe antes de 1820, año en el que la escritora Juana de Vega Martínez, Condesa de Espoz y Mina, junto a su padre Juan Antonio de la Vega, llegaran del exilio en Portugal a esta villa de A Guarda, desembarcando en O Pasaxe. En el libro de Memorias escribe en las pag. 96, 97, 98 y 99: …. desembarcamos en la playa española (O Pasaxe)… 

 

…fuimos a hospedarnos a una casa que lo estaban un fraile de San Francisco y un anciano que luego supimos era el párroco de una de las más ricas parroquias vecinas (rectoral de Salcidos). La casa tenía todas las malas propiedades de las del interior de Galicia, y no era de las menores el tener que ocupar habitaciones que solamente comunicaban por los cuartos que ocupaban el cura y el fraile.

 

Antigua doca o muelle del lado este de O Pasaxe, construído por Juan A. Español López en el siglo XIX, padre de Domingo A. Español López. Fotografía de José A. Uris Guisantes

----------------------------

 

En aquella época La Guardia era un pueblo atrasado y de escasa importancia. La mayor parte de los hombres estaban en Cádiz, Sevilla y Lisboa, ocupándose en un pequeño tráfico de géneros del país y otros en ocupaciones diversas:

 

Había, por consiguiente, un número desproporcionado de mujeres, varios curas y un convento de monjas y pocas personas que no fuesen agentes de la autoridad. También se hallaban en el pueblo dos naturales de él que, habiendo pasado una gran parte de su vida en América, regresaron con buen capital a su país natal: llamábanse don Juan Antonio y don José Benito Español.

 

Estos indianos, como allí los llamaban, se presentaron a visitarnos al día siguiente de nuestra llegada, sin más objeto que la curiosidad de conocer a unos forasteros, como es costumbre en pueblos pequeños…

 

…nos preguntaron si acaso sabríamos quedase allá don Juan Antonio de la Vega en compañía de su hija, la esposa del general Mina, añadiendo que de Vigo les habían dado el aviso de que habían salido de aquel puerto sin saber adonde se dirigían, encargándoles que si la casualidad los llevase a algún punto en donde ellos se hallasen, les proporcionaran cuanto pudieran necesitar…

 

 

…los libros que nos proporcionaban los Sres Español eran nuestro único recreo… …el párroco ignorante y fanático hasta un extremo increíble, complacíase en buen anciano en referirme los grandes sacrificios que le había costado sostener en Galicia a los defensores del Altar y el Trono (carlistas), como con entusiasmo apellidaba a las partidas que recorrían el territorio gallego, mandadas por el General Pereyra y el barón de Santi Yoanne; mas todo lo daba por bien empleado al ver próximo el triunfo con la adhesión de los generales que habían abandonado la causa de los ateos y jacobinos que les confiaron los ejércitos…   …no era este el lenguaje que debía esperarse de un ministro de un Dios de paz y caridad; pero como me había propuesto ver si nombraba a Mina en sus conversaciones para saber hasta que punto se hallaba informado de lo que pasaba en Cataluña, escuchaba lo que quería decir, y ya me aventuré a citar a Mina, diciéndole que hablaban mucho de este general en Lisboa, y con aparente candidez le pregunté si también él había convenido como los demás generales que me citaba. Contestóme que con Mina no habían podido convenirse, pero que duraría poco su resistencia…  …el párroco que pasaría de setenta años me dijo.

 

  Mire usted; en mi parroquia hubo una horrible epidemia de viruelas que causó grandes destrozos en los niños. El cirujano del lugar andaba solícito aplicando unos y otros remedios, con los que logró salvar algunos. Visto esto, le llamé a mi casa y le dije:

 

Hombre, no se afane usted tanto, deje usted que se mueran todos: si mueren negros, ya se volverán blancos en el cielo, porque si esta generación se conserva, no ha de tener respeto al Altar ni al Trono. Costóme trabajo ocultar el horror que me causaba el oírlo: era esto llevar el fanatismo y la ignorancia al último grado

 

La condesa y su padre  pasaron ventiseis días en A Guarda, recibiendo todos los días la visita de los hermanos Español López (Juan Antonio y José Benito). Los comentarios sobre el sacerdote reflejan exactamente como era una gran parte del clero en los pequeños pueblos.

 

Ejemplo de los certificados de salud:  El 17 de mayo de 1825 de expide un  …Certificado de Salud de la Junta Municipal de Salud Pública del Puerto de Torrevieja (Alicante)el Capitán don Juan Antonio Lourido de su Quechemarin nombrado Nuestra Señora del Socorro, mandado por el mismo, y tripulado  de ocho personas… sale de este Puerto para el de La Guardia con cargo de Sal de estas Reales Salinas, no lleva pasageros. Presidente: Antonio Hidalgo y Calvo. Secretario: Su Señoría, Antonio Alberola.

 

----------------------------------------------------- 

 

 

Otro certificado de La Junta Municipal de Salud de Torrevieja (Alicante) para don Fernando Barreiro de su quechemarin nombrado San Juan Bautista, mandado por el mismo, y tripulado por siete personas… sale de este puerto para el puerto de La Guardia con cargo de cuarenta y dos modines[5] de Sal de estas Reales Salinas, no lleva pasageros. Torrevieja 8 de Agosto de 1825… Firmado, etc.etc.

-----------------------------------

 

Concretamente en O Pasaxe en el año de 1825 …había una barca grande con capacidad para venticindo personas y otra mas pequeña para doce personas, los barqueros debían arrendar el servicio al Ayuntamiento de La Guardia por veinte reales de vellón cada mes, el billete de ida y vuelta era de cinco cuartos por persona, por cada caballería veinte cuartos, debiendo de ser las barcas portuguesas – con mas capacidad – las que transportasen las caballerías...

 

Juan A. Español, en pleno apogeo económico-comercial y social, en 1830 compra varios terrenos en O Pasaxe lindantes por naciente con el río Miño, entre los cuales existía un camino que comunicaba O Pasaxe con Salcidos y que se dirigía al embarcadero de la lancha a  Portugal situado en un punto avanzado sobre el río y con mayor altura respecto de los terrenos de ambos lados.

 

Con el resto de los escombros, lastre de los buques que allí atracaban, más la arena acumulada  por los vientos del sur, guijarros, ect., fueron consolidándose mas terrenos en la zona marítimo terrestre, que José A. Español hizo suyos dieciseis años más tarde (1846), terrenos que estaban situados entre su casa dormitorio y el embarcadero, construyendo por su cuenta un fuerte malecón/muelle en el antes citado embarcadero, y otro más junto a una dársena[6] para abrigo de sus propios barcos de carga.

 

Dos buques veleros bacaladeros portugueses fondeados frente a Caminha. Postal de Editores Hauser y Menet de Madrid para  jesuítas de la provincia de Portugal en 1920. Propiedad de José Mª González Alonso

-------------------------------

Estos terrenos[7], fueron considerados siempre de su propiedad y por herencia paterna, estaban constantemente ocupados con troncos, maderas cortadas, piedras y además acotados por él para que no fuesen utilizados por los demás. Esto sucedía en septiembre de 1862, cuando luchaba  por escrito contra las decisiones del Gobierno Civil que le indicaba que los terrenos y muelles eran del dominio público o del común de los vecinos. Su apoderado en Pontevedra era Prudencio Dios. Los pleitos y denuncias de Domingo A. Español por la posesión de los malecones, dársenas, caminos y embarcadero de O Pasaxe, se plasmaron en sentencias negativas. Nunca le dieron la razón o le legitimaron sus hipotéticos derechos. Los diferentes tribunales siempre se refirieron a que eran propiedad del común de los vecinos y del propio Estado.

 

Constantino Candeira González, de 37 años, hijo de Manuel Antonio y de Rosa, natural de Celeiros (Ponteareas), casa en A Guarda el 23 de octubre de 1889 con Consuelo Pérez López, de 23 años, hija de don Manuel Vicente Pérez Suárez (Farmaceútico) y de Antonia López, naciendo ocho hijos: Consuelo[8], Constantino, arquitecto, Carmen, Candelaria[9], Celso (político republicano y gerente de la empresa, llegaría a ser concejal/regidor y alcalde de A Guarda en la II República y miembro de la Agrupación Republicana), Celia, Concha y Carlos Candeira Pérez (solamente conozco de oídas que fue un excelente jugador de fútbol en el Deportivo Guardés, y uno de sus fundadores, así como más tarde  directivo de las empresas Candeira en Vigo). 

 

Desde 1855 a 1865, como dije, existía una compañía de vapores entre Caminha y Valença e intercambio comercial entre Caminha, Vilanova de Cerveira y Monçao. Segun don Ernesto Iglesias Almeida […] con barcos movidos a vara, remo, vela y vapor… curas de Arbo, Tuy y otras localidades van a celebrar las misas en iglesias y capillas de Portugal y  a la inversa.

 

 La Guardia 14 de noviembre de 1842. Resumen  del Padrón municipal (número de almas).

------------------

 

D. Constantino casó, como dije,  con Consuelo Pérez López[10], hija de Antonia y del Boticario, don Manuel Vicente, sobre el que encontré algunos documentos antiguos de 1863[11]

el único Farmacéutico que existe en la Guardia…,  a quien el 3 de enero de 1873[12] el Gobierno Civil oficia para que la Comisión Provincial de Sanidad Local, obligue al Ayto y pague a don Manuel las medicinas servidas a enfermos pobres de la Beneficencia Municipal de los años 1870, 1871 y 1º trimestre de 1872. 

 

La Botica era conocida como  A Botica Nova, sita en la c/de la Yglesia, luego c/ José Bernardo Alonso[13]. Constantino Candeira González, fallece en 1933 en Vigo, siendo enterrado en el panteón familiar de Sestás (A Guarda). El historiador guardés Joaquin Miguel Villa Álvarez se refiere a Constantino como Constante, también en uno de los laterales del panteón familiar de los Candeira en Celeiro figura el nombre de Constancio[14]... …para mi es y será Constantino, por la razón de que en todos  los documentos consultados, escritos, periódicos y en la entrevista  de la revista mensual editada en Vigo por don Jaime Solá, titulada Vida Gallega , figura Constantino.

 

 

Panteón de doña Consuelo Pérez  López y  don Constantino Candeira González en Sestás, bastante abandonado a 2010

-------------------------------------- 

 

 Panteón de la familia Candeira en el cementerio de la parroquia de Celeiros (Ponteareas).

---------------------------

 

 

 Detalle de los angelotes que ornamentan cada esquina del panteón, en los laterales figura la seguiente inscripción:

 

Atentos contemplad esta

morada

este asilo que los hijos

agradecidos

como ofrenda cordial la

más sagrada

a sus padres dedican

enternecidos.

 

Sobre tus cenizas frías

Sin dar lugar a consuelo

lloran ¡Hay! Todos los días

Generosa, Constancio

Matías

En este breve destierro.

-------------------

 

El gobernador civil, Genaro Alas[15], en escrito al juez de paz de A Guarda  del 14 de marzo de 1863 comunica …que el mismo está demandado por don Domingo A. Español, y la propia Alcaldía de A Guarda[16] que también recibe otra  demanda...

 

La primera noticia que tengo de los Candeira Hnos es de 1863, cuando el 7 de mayo de 1863 en la sesión ordinaria de la Corporación, presidida por el alcalde, Juan A. Fernández Lasiote  Fernández, tratan, entre otros asuntos de:  ... los empresarios y comerciantes que operaban en El Pasaje protestan contra una comunicación del Visitador General de Aduanas de la Línea de Galicia,  que obliga a los Jefes de las Aduanas de Salvaterra y La Guardia para que las Guías de Tercera solamente tuvieran un limite en vigor de dieciocho horas con un máximo de veinticuatro, a evitar que los individuos tocasen en Portugal...

 

----------------------

Los empresarios e industriales de esos años en O Pasaxe eran: Manuel Antonio Candeira  Ledo, José Bernardo Baz, José Pallarés, José Comesaña y

 

don Domingo A. Español López (el mas importante en esas fechas), enfrentado a todos los demás por el uso del muelle (o Cais como era llamado) las instalaciones y los rellenos que había hecho su padre José Antonio, los que  pasarán a ser de dominio público, mejor dicho ya lo fueran siempre, pese a la posición del interesado y de su hijo don Domingo.

 

Los solicitantes consiguen que en ésa sesión del 7 de mayo de 1863, la Corporación  apoye sus argumentos, basados en que las comunicaciones eran tan deficientes que el tiempo non llegaba para trasladarse entre ambos puntos (Salvaterra-Tui-O Pasaxe), contra la comunicación del Visitador de Aduanas.   

[…] el Ayuntamiento considera justas y razonables las observaciones de los peticionarios y justo es tambien que la Dirección General de Aduanas se sirva reformar la providencia adoptada...  […] todos sabemos desde tiempos inmemoriales que a veces duran más de diez ó doce horas los viajes por el Miño, según las calmas ó los arenales que de repente se forman en las orillas y en el alivio del propio río... 

 

Antiguo chalet de la familia Candeira en la c/ Galicia, hoy Hostal Martín Rey.

---------------------

 

7 de mayo de 1863. Sesión ordinaria presidida por el alcalde, Juan A. Fernández Lasiote.

 

Oficio de las Autoridades-Aduanas.-Leyóse una comunicación del Sr. Administrador de la Aduana de esta Villa, fecha 4 del actual en que manifiesta que el Sr. Visitador de la Línea de Galicia en julio del año último, hallándose en Tuy, dispuso que las Guías de Tercera clase que se espedían por la Aduana de aquel punto y la de Salvatierra en dirección á la de esta Villa, llevasen señalado el término de 24 y aún de 18 horas para su viaje, a evitar tocasen las embarcaciones en el reino de Portugal.

 

Cuya medida fuera confirmada por la Dirección General del ramo en 28 de Enero último, dando lugar á una instancia de José Bernardo Baz, Juan do PazoJosé Comesaña, Manuel A. Candeira Ledo y José Pallarés, que acompaña á dicha comunicación,

 

y en que piden á la Dirección quede sin efecto la providencia acordada[17].El Ayuntamiento enterado, considera justas y razonables las observaciones de los peticionarios, y justo también que la Dirección General de Aduanas se sirva reformar la providencia adoptada. Todos saben desde tiempos inmemoriales que a veces duran más de diez ó doce dias los viajes por el Miño desde Salvatierra y Tuy, por los obstáculos que ofrecen, a Camposancos, según las calmas, ó los arenales  que de repente se forman en las orillas y en el alivio del mismo río.

 

Con las tempestades, bien del Norte ó del Sur, de ninguna manera pueden caminar por el Miño los barcos, especialmente cargados; con calmas, particularmente en verano se ven en la provisión de esperar dos o mas días para el preciso flete. No por eso deja de conocer  el Ayuntamiento que en la 24 horas, en las 18, y a veces en menos, pueden los buques recorrer el Miño desde Salvatierra y Tuy a Camposancos en tiempos de bonanza, y con vientos regulares de norte; pero reunidos vientos contrarios, calmas, borrascas y en insegura de estío, es imposible precisar el viaje, es causar un daño cierto, es ecsijir una cosa de todo punto irrealizable.

 

A la derecha, instalaciones de Candeira Hnos, al fondo el vapor La Guardia y delante el  pequeño remolcador María, en el año de 1920.

----------------------------------

 

22 de octubre de 1864. El juzgado de Tui aceptaba otra demanda, fallando meses mas tarde contra don Antonio Candeira y Ledo,  [...] debía allanar el terreno y cerrar los hoyos que había abierto en terreno frente al Campo de la Garita, adherido a él por aluvión, en el que el Sr. Candeira había colocado seis aserraderos de madera. No obstante un 29 de septiembre de 1864 la Corporación se pronuncia sobre el asunto:

                                                                           

 [...] que el terreno donde Candeira apilaba y aserraba la madera era de uso común y público, por ser ribera del río Miño, que era navegable, habiéndose practicado siempre en él depósito de mercancías y efectos de comercio y que allí se habían construído buques de  alto porte, por lo que el Sr. Candeira (Antonio) y los demás, en su caso, estaban en su derecho usando de las riberas del río Miño, según costumbre. 

 

 El patriarca de los Candeira, Manuel A. Candeira Ledo fue denunciado en mayo de 1864  por don Domingo A. Español[18], acusado de usurpar el terreno llamado de A Garita para instalar un aserradero de maderas, cuando  …estaban en la quieta y pacífica posesión de la Garita...

 

 

Finca de A Garita de Domingo A. Español, más tarde propiedad de la familia de los Torexos y muchos años más tarde de Urbanización Domiño/Río Miño.  Fotografía propiedad de José A. Uris Guisantes.

-------------------------------

D. Manuel Álvarez Vicente, propietario, alcalde, escritor y  amigo de Constantino y Matías Candeira

-------------------------

 

El juzgado de Tui admitía otro pleito[19]  en octubre de este mismo año 1864 interpuesto por Domingo Español, sobre A Garita.

 

13 de julio de 1867. Domingo A. Español[20], sigue en desacuerdo y recurre a la Audiencia de A Coruña, dictando sentencia la Sala 1ª en julio de 1867, a favor de Manuel Antonio Candeira …en razón de no ser de dominio particular y sí público, el Pasaje de Camposancos, en donde se habían colocado los aserraderos .

 

La certificación del Fallo definitivo de la …Sala Nº 2ª de la Audiencia Territorial de Galicia firmada por el Secretario de Cámara, José Laureano Melgar, en resumen eran: Los Licenciados Diego Moreno y Manuel Botana de Domingo A. Español sostenían que todo el terreno comprendido entre la casa, huerta, almacenes y campo de don Domingo Español en el Pasage de Camposancos hasta el río Miño, es del dominio y propiedad del don Domingo... La Sala dictó No Ha Lugar. Lo mandaron los Sres. Antonio Valdés presidente; don Eugenio Miranda y Prieto; Ezequiel Valdés y Sanz en La Coruña a 13 de julio de 1867.

 

13 de julio de 1867. En la ciudad de la Coruña á 13 de Julio de 1867. En el pleito que ante nos pende sobre partes de la una Manuel Antonio Candeira, vecino de San Félix de Celeiro demandante, su Procurador, Pedro de la Encina y  Patin, y de la otra Domingo A. Español López vecino del Pasage de Camposancos, demandado, el suyo Manuel Botana, sobre levantar aserraderos y colocar maderas, en la rivera del Río Miño y reclamación de daños y perjuicios, cuyos autos seguidos en el Juzgado de

 

Primera Ynstancia de Tuy, se remitieron á esta Superioridad, en virtud de Apelación interpuesta por el demandado, relativamente á la Sentencia de que se  hará mérito. Vistos y observados los términos legales habiendo sido ponente el Ministro don Pedro Juan Tejada. Aceptando la esposición de los hechos y los tres primeros Considerandos que contiene la Sentencia dictada por el Juez de 1ª Ynstancia de Tuy en 22 de Octubre último (1866).

 

Considerando: que se ha justificado en Autos suficientemente, que el sitio de Pasage de Camposancos, donde se colocaron los aserraderos, es público y no de dominio particular, como rivera del Río Miño.

 

Considerando: que bajo este concepto no pueden alegar las partes los  derechos posesorios y de prescripción, ni los Tribunales hacer declaraciones a fabor  de aquellos acerca del particular.

 

Considerando: que en todo concepto fueron improcedentes los Interdictos que Español propuso en 28 de Octubre de 1863 y 26 de Setiembre de 1864, para rechazar el aprovechamiento que Candeira hacía del sitio en cuestión, colocando sus aserraderos.

 

Fallamos: que debemos declarar y declaramos haber lugar a la demanda de  Manuel Antonio Candeira Ledo, é ineficaces las Sentencias dictadas en los Ynterdictos que contra él propuso Domingo Español, con reintegro de aquellas costas y de los daños y perjuicios, en razón de no ser de dominio particular y si público el Pasage de Camposancos, en cuyo único concepto tiene derecho a utilizar de él eventualmente el Candeira para todos los usos á que le dedica el espresado terreno.

 

En lo que con esta sea conforme la Sentencia, apelará, la confirmamos y en lo que no la revocamos, Sin especial condenación de costas, en ambas instancias. Así definitivamente juzgado lo pronunciamos, mandamos y firmamos. Juan Menéndez. José Cantera. Pedro Juan Tejada.

 

En el año 1867, instalados ya los Candeira Hnos  en O Pasaxe, con modernos equipos para aquellos tiempos, la iglesia oficial sigue erre que erre condenando todo modernismo, é incluso la  obra literaria de don Benito Vicetto, Historia de Galicia. El sentimiento y la creencia en un régimen republicano de los Candeira los lleva a apoyar toda innovación técnica (sistemas de serrado, motores movidos a vapor, electricidade, teléfono etc.).

 

Puerto de Alicante en 1927. Al fondo un pailebote similar al Constantino Candeira o puede ser el mismo

----------------------------

 

 

El régimen liberal proyectaba la revolución para España, con el fin de poder cambiar el pais en relación con el poder real: Incluía una nueva concepción del hombre, sin que fuese un súbdito de la iglesia oficial (las tripulaciones de los barcos llegados a O Pasaxe traían todas las novedades de la vida política, social y religiosa del pais y de otras naciones), eliminando los privilegios seculares que tanto atraso trajeron a Galicia, atraso incluso de la propia  iglesia. Naturalmente esa iglesia se puso totalmente en contra de cualquiera proceso de renovación cultural, industrial y política, simplemente, porque temía perder todo su poder mediático y secular.

 

Los liberales proponían una revolución de ideas, que venía siendo la verdadera revolución, de ahí el apartamiento de la iglesia de los liberales (1808-1820). Con la llegada del arzobispo García Cuesta a Santiago en 1846 la Iglesia sería dirigida ferreamente, tan así, que  el arzobispo fue premiado por el Papa en 1862 con un cardenalato.

 

Por otro lado la miseria y enfermedades eran tantas que la caridad de los que mas tenían o la beatería de los mea pilas crea  la Conferencia de San Vicente de Paúl (1855) la que en A Guarda repartió mantas, alimentos y unas limosnas para paliar el hambre y la tuberculosis, a través, siempre, de la clase social de los señoritos/as, cuando lo que debían hacer era exigir de los gobernantes conservadores-sus aliados naturales-, provinciales y locales, la obligación de crear oficialmente canales para esas ayudas, y no depender de la caridad y de las limosnas que luego eran correspondidas con la obligación de los pobres de acudir a misa y comunión diarias, más el voto político cuando llegaban elecciones. Igual pasó con la creación por parte de la iglesia con la  Conferencia de la Santa Infancia (1865).

 

En esta etapa del liberalismo fue publicada la  Ley de Desamortización de los Bienes Eclesiásticos. Los obispos protestaron colectiva y energicamente, quedando sin inmensos patrimonios, acumulados a lo largo de siglos, amenazando con el Infierno, Purgatorio, Excomunión y el  Limbo de los Justos, …las desamortizaciones que en principio iban dirigidas al pueblo fueron conseguidas todas por terratenientes, médicos, abogados, notarios, en fin, por la alta burguesía y emigrantes ricos.... el pueblo, como siempre no tenía dinero... ni podía conseguirlo... por lo que las desamortizaciones  hicieron mas ricos a los que ylayaestaban ricos...

 

Playa de A Lamiña. Entrada de un velero o pailebote[21] de tres palos de los Candeira Hnos en 1931, puede ser el Constantino Candeira. Los rapaces son alumnos del Instituto Nun´Alvres de los jesuítas portugueses que alquilaran en 1916, el antiguo Colegio Apóstol Santiago a los jesuítas españoles. Recordar que este Colexio tuvo los siguientes nombres oficiales: Santiago Apóstol; Nun`Alvres, María Inmaculada y San Francisco Javier. Postal  de José Mª González Alonso.

-------------------------

seguinte

Continúa mañana

José A. Uris Guisantes


__________________

[1] Refrencia de Luis Filipe Aviz de Brito.

[2] Refencia de  Antonio García Lago párroco de Camposancos.

[3] Principal producto de exportación en 1900.

[4]  Jesuítas de la provincia de Castilla.

[5] Un modin equivale a 24 fanegas. Una fanega son 55,5 litros.

[6] Lado Este del actual Destacamento de la Marina.

[7] Segun mantuvo siempre don Domingo A. Español López.

[8] Casada con el médico José Souto Beavis (Habana 22/07/1887-A Guarda o 28/12/1942), hijo de José y Matilde. Hijos: José, Germán, Manuel y Constantino Souto Candeira.

[9] Casada con el médico dermatólogo  guardés don Ramón López Ríos

[10] Tenía otra hermana llamada Socorro.

[11] Era alcalde  Juan Antonio Fernández Lasiote.

[12] Era alcalde  Antonio Alonso Martínez

[13] Popularmente calle de los sesenta pasos.

[14] Parece ser un hijo de Antonio Candeira  Ledo.

[15] El mismo tiempo Presidente del Consejo Administrativo  Provincial.

[16] Era  José Bernardo Gándara.

[17] Con negocios en O Pasaxe, incluído Juan Antonio y  su hermano José Benito Español López, que no figura en el citado Oficio.

[18] Hijo de Juan A. Español nacido en la emigración en Guatemala.

[19] Interdicto por Obra Nueva.

[20] En algunos escritos figura como Domingo A. Español Cividanes, cuando el segundo apellido era López.

[21] Del inglés  pilot´s boat (bote piloto), goleta pequeña, sin gavias. Las gavias eran velas colocadas en el palo mayor de la nave y de otros mástiles que ocupaban  misma posición.