www.galiciasuroeste.info

Constantino Candeira González - Familia Candeira Pérez

Por José A. Uris Guisantes

anterior      seguinte

 

9 de septiembre de 1867. Pero don Domingo A. Español no arroja la toalla y en la sesión ordinaria de la Corporacion municipal de esa fecha, presidida por el alcalde, Ramón López Portela, tratan, entre otros asuntos, de:  

 

Oficios de las Autoridades.- Leyóse el del Sr. Gobernador Civil de la provincia fecha 16 del mes último nº 1523, en que se comunica haberse quejado  Domingo Español de que él Ayto actual autorizó á varios particulares[1] para ocupar la Ribera del común de vecinos, así como la de su propiedad y parte de los terrenos limítrofes en límites que jamás son bañados por el agua del río Miño, y ordenando que la Municipalidad  informe sobre el particular.

 

Enterada la misma Acordó informar al Sr. Gobernador que es Inexacto que el Ayto actual haya concedido autorización de ninguna clase, ni para ocupar la ribera del Miño, pública y no del común de vecinos como infundadamente asegura Domingo A. Español, ni menos la de su propiedad que no se le conoce.

 

Tampoco se ha cometido semejante autorización para ocupar ningún terreno limítrofe á las riberas del Miño.Sin embargo á evitar nuevas reclamaciones é informes que distraigan la superior atención del Sr. Gobernador, debe consignar el Ayto que el que funcionaba en 1865, Acordó en 4 de Mayo de dicho año, autorizar temporalmente al traficante de maderas Manuel A. Candeira  Ledo, en virtud de solicitud  de este  para la ocupación del terreno público en el punto del Pasaje de Camposancos para acopio de madera, para serrar y embarcar á las provincias de Cádiz, Sevilla, Málaga, Murcia y Alicante, con las condiciones siguientes:

 

1ª.-Que no se interrumpa el servicio de ribera ni el uso procomunal.

 

2ª.-Que las escavaciones que haga, las cierre después de concluída la operación.

 

3ª.-Que del camino arriba no ocupe por ningún pretesto terreno alguno, á fin de no impedir el esparcimiento de ganados ni dar lugar á reclamaciones del vecindario.        

 

D. Antolin Silva y su esposa Antonia Giestal, empresario, armador, alcalde y amigo de don Constantino Candeira.

----------------------   

 

9 de enero de 1868. Sesión ordinaria presidida por el 2º tte. de alcalde, José Manuel Alvarez Cagarrucho. La sal traída de Torrevieja por los veleros estaba distribuída en los distintos Alfolies del municipio.

 

Hacienda-Renta de la Sal. Dióse cuenta del Oficio del Caballero Capitán de Carabineros Felipe Rodríguez, fecha 31 Dicembre último nº 530, manifestando haber señalado el Sr. Gobernador Civil de la provincia, éste Ayuntamiento en el presente año económico 220 quintales de Sal que los vecinos deben sacar de los Alfolies Nacionales. El Ayuntamiento quedó enterado.  

 

Año de 1868.- Valor de las monedas: 1 peseta: 4 reales. ; 1 escudo: 2,5 ptas nuevas o ½ duro.

 

D. Domingo creía que todo era suyo, de tal manera que no ceja y llega, como ya dije, a  las altas autoridades de justicia:

 

18 de febrero de 1868. Vista en el Tribunal Supremo de la Corte.  En la Villa y Corte de Madrid á 18/02/1868, en el Pleito pendiente ante NOS por Recurso de Casación seguida en el Juzgado de 1ª Ynstancia de Tuy y en la Sala 1ª de la Real Audiencia de la Coruña por Manuel A. Candeira Ledo con Domingo A. Español López, sobre derechos á lebantar aserraderos y colocar maderas en cierto terreno é indegnización de daños y perjuicios.

 

Resultando:  que en 28 de octubre de 1863, dedujo Domingo Español interdicto de recobrar, esponiendo, que se hallaba en la quieta y pacífica posesión como la había estado su padre, de un terreno denominado de la Garita, sito en el Pasage de Camposancos, que por uno de sus límites confinaba con el río Miño, posesión en que había sido interrumpida por  Manuel A. Candeira, que había formado un aserradero de maderas, suplicó se le condenase á la reposición del terreno al estado que tenía antes de poner en él la sierra con las Costas, pretensión que previa información y fianza fue estaimada en Sentencia de 22/03/1864.

 

Resultando: que en 26 de Setiembre siguiente, dedujo el mismo Domingo A. Español otro Interdicto contra el referido Manuel A. Candeira, para que se le restituyese y ampararse en la posesión en que se hallaba de un terreno frente al campo de la Garita  adherido, á él por alubión y en la que había sido perturbado por Candeira, colocando seis aserraderos de madera interdicto que fue estimado por Sentencia de 22 de Octubre de dicho año, mandando que allanara y regularizara el terreno y cerrara los hoyos, que en el había abierto.

 

Resultando:. Que en 29 de Setiembre del citado año, acudió Español al Ayuntamiento de la Guardia, poniendo en su conocimiento que Candeira había invadido la propiedad del común de vecinos, así como la del esponente, en el Pasage de Camposancos, estableciendo aserraderos y pilas de tablas que pribaban al vecindario de un terreno que lé era preciso para esparcimiento de ganados; que el Ayto nombró una Comisión de sus seno para la inspección del terreno, la cual informó después de oir á varios ancianos de la Comarca que Candeira no había invadido la propiedad pública ni menos la particular,

 

porque el sitio en que había levantado las pilas de madera y estacada para serrarla, era Ribera del río Miño, que como navegable era de uso común y público, no solo al procomunal sinó á los hombres de todas las Naciones,habiéndose practicado siempre en él, esta operación y servido de depósito de mercancía y de efectos de comercio, uso y costumbre que á primera vista se desprendía de la posesión misma del terreno en el cual se habían construido buques de alto porte cuyas maderas, habían sido serradas y depositadas en la misma línea que infundadamente llamaba Español su propiedad particular, siendo por tanto de parecer que el Municipio debía desecharla  denuncia declarando que Candeira y los demás en su caso estaban en su derecho usando de las riberas del Río Miño, según costumbres, debiendo por lo que pudiera importar darse conocimiento de la denuncia, con copia del informe y del acuerdo que recayese al Gobernador Civil de esta Provincia y al Juez de 1ª Ynstancia y que conforme la mayoría del Ayto con este dictamen, fue aprovado su acuerdo por el Gobernador Civil de la Provincia en 21 de Marzo de 1865, consignando que las pilas de madera, aserraderos, barracas, y tinglados que motibaban dicha ocupación, estaban situadas á orillas del Río Miño en distancia de 21 metros de su cauce, cuyo punto era bañado por las aguas sin inundación y que por lo tanto tenía la consideración de rivera de río nabegable que las Leyes autorizaban.

 

Resultando. Que en 4 de mayo de 1865, acudió Candeira al Ayto exponiendo, que conducía por el Río Miño maderas, acopiándolas hasta que se presentaba ocasión de embarque en el barrio del Pasage, término de Camposancos, á orillas de dicho río, en terreno común, aserrando por medio de operarios algún tablón, y como esto venía egecutandolo hacía más de 10 años á fin de que no se atribuyesen designios de llamar suyo el referido terreno por el transcurso del tiempo que venía utilizando, declarando que no tenía en él el menor dominio, Suplicó se le concediese licencia para reunir momentáneamente y aserrar en el barrio del Pasage y terreno común inmediato al Río Miño el tablón que pretendía embarcar y que la Municipalidad accedió por acuerdo del mismo día á dicha petición, bajo las condiciones de que no se interrumpiera el servicio de la ribera en el uso procomunal que las escavaciones que se hiciesen se cerrasen concluída la operación y que del camino arriba no se ocupase ningún terreno á fin de no impedir el esparcimiento de ganados ni dar lugar a reclamaciones del vecindario.

 

Resultando: Que  en 2 de noviembre de 1865, entabló Manuel A. Candeira Ledo la demanda objeto del actual recurso para que se le declarase el derecho que le asistía á colocar eventualmente castillos de madera y aserraderos y utilizar en igual forma para todos los usos y menesteres de la industria particular á que se dedicaba el sitio llamado Pasage de Camposancos, orilla del río Miño, frente á los almacenes de la casa del demandado en el mismo punto en que venía constante y tranquilamente haciéndolo desde hacía muchos años.

 

Declarando, así mismo destituídos de toda razón legal los interdictos que motibaban aquella demanda, enmendando en tal sentio las Sentencias pronunciadas con la calidad de por ahora y sin perjuicio é imponiendo á Español la indemnización de todos los daños perjuicios y costas causadas, con motivo de áquellos; pretensión que fundó en que los puertos donde había colocado como siempre las maderas de embarque y los aserraderos, eran el arenal destinado constantemente á dichos usos,

 

terreno que bañaban las mareas ordinarias y que era todo él ribera del Río Miño ó playa de uso común y público en que siempre, se había practicado aquella  operación, no siendo cierto que el terreno en cuestión perteneciera á Español según decía como accesorio ó adherido por alubión, puesto que estaba separado de sus almacenes por una vía pública de 4 metros de ancho, siendo de derecho de 29 de Abril de 1860, que la ribera del mar y los cauces de los ricos eran del dominio público y que se entendían por cauce el terreno que bañaban las aguas en sus crecidas ordinarias.

 

Resultando: que el demandado impugnó la demanda esponiendo que en ella no espresaba la acción que se egercitaba para lo cual si era reivindicatoria debía ante todo probar su dominio pero como por otra parte si llamaba al terreno público debía acudir á la Administracción en reclamación de sus derechos: Que era dueño en propiedad del terreno en cuestión en el cual había edificado su padre varias casas y hecho otras  obras, indispensable para evitar que las aguas del río en sus crecidas y avenidas perjudicasen á aquellas, con lo cual había conseguido que por alubión se le fuesen incorporando tierras á sus predios en parte de las que había plantado árboles y egercido otros actos de dominio que nadie hasta entonces le había disputado, dejando espedita la parte de ribera necesaria para los usos de navegación, pesca y conducción de maderas, habiéndose reconocido por todos su esclusivo dominio, hasta que había sido perturbado en el por Candeira.

 

Que según la Ley de Partida, él dueño de un terreno contiguo á los ríos hacía suyo todo cuanto por alubión se incorporase  á él, que el RD de 1860 establecía la única servidumbre que debían tolerar los dueños de predios contiguos á la rivera de los ríos y en él no se consignaba la de establecer aserraderos ni pilas de madera y que siendo el Ayto el que había autorizado el demandante para ello y una regla de derecho que ninguno podía dar mas que el que tenía en alguna cosa como la Municipalidad, no tenía ningúna posesión en los terrenos del demandado, era evidente que Candeira no havía tenido ningún derecho sobre dicho punto.

 

Resultando: que praticadas pruevas por las partes Dictó Sentencia la Sala 1ª de la Real Audiencia de la Coruña en 13 de Julio de 1867, que no fue conforme con la de 1ª Instancia,

 

Estimamos la Demanda de Candeira y declaramos ineficaces las Sentencias dictadas en los Ynterdictos  propuestos por el demandado con reintegro de aquellas costas y de los daños y perjuicios en razón de no ser de dominio particular y si público, el Pasage de Camposancos en donde se habían colocado los aserraderos en cuyo único concepto tenía derecho á utilizar de él eventualmente Candeira para todos los usos á que se dedicaba el espresado terreno.

 

Resultando: que Domingo A. Español interpuso Recurso  de Casación citando al interponente y después en tiempo oportuno en este Supremo Tribunal en concepto  de infringidas:  Primero: la Ley 16 título 22 partida 3ª, por no ser congruente la Sentencia con la Demanda, ni con lo que había sido objeto del juicio y la jurisprudencia establecida en tal sentido por éste Supremo Tribunal en sentencia de 12 de Enero de 1866.

 

Segundo: las Leyes 14 y 15 título 31 de la misma partida 3ª y la doctrina establecida en el Fallo de este Tribunal de 13 de Enero de 1860; por que según la primera, solo havía tres maneras de constituirse la servidumbre, ninguna de las cuales había justificado Candeira y con arreglo á la Segunda las servidumbre descontínuas  solo se adquirían por la posesión inmemorial, doctrina que se hallaba corroborada por la espresada Sentencia.

 

Tercero: las Leyes 6ª y 7ª, título 28 de la repetida partida 3ª, puesto que aún cuando se considerase  como ribera del río Miño el terreno en cuestión, nunca podría quitarle su propiedad particular y pertenencia, el Señorío á aquellos de quienes eran los terrenos inmediatos.Cuarto: Los artº 5º, 73, 84, 162 y 296 de la Ley de Aguas de 3 de Agosto de 1866, así como los demás que en ella determinan en especial o especialmente  los derechos y servidumbres  de los propietarios ribereños, y los límites de las jurisdicciones competentes, para el conocimiento y decisión de las cuestiones contenciosas de la materia.

 

Quinto: la Ley 13, título 22, partida 3ª y la doctrina legal consiguiente, que declara nula toda Sentencia dada contra la Autoridad de jurisprudencia constante definida y sancionada en muchas decisiones de este Supremo Tribunal, según la que cuando el actor no prueva su acción debe ser absuelto el demandado cualquiera que pueda ser en absoluto él valor de su derecho.Visto, siendo Ponente el Ministro,  Buenaventura Alvarado.

 

Considerando: que no se falta á la congruencia que según la Ley 16, título 22, partida 3ª, debe haber entre lo pedido y lo fallado, toda vez que en la Sentencia se resuelvan cuestiones que hayan sido discutidas en el Pleito conforme á lo dispuesto en el artº. 61 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

 

Considerando: que el principal fundamento de la Demanda ha sido la afirmación de que el terreno litigioso éra todo él ribera del Río Miño ó playa de uso común y público, fundamento combatido por el demandado que escepcionó, ser dueño en propiedad del terreno mismo y que así planteaba y discutía esta cuestión y versando sobre ellas las pruebas, no es incongruente la Sentencia que al estimar lo pedido en la conclusión de dicha Demanda se funda, en la razón de no ser de dominio particular y si público el terreno referido.

 

Considerando: que la Sala Sentenciadora para resolver esta cuestión de la pertenencia del propio terreno, há tenido que apreciar en conjunto las pruebas de testigos y demás practicados, sin que contra su apreciación se haya citado Ley ó doctrina legal infringida, y que resuelto una vez este punto, ninguna aplicación tienen las Leyes y jurisprudencias que se citan respecto al de propiedad  á la manera de constituirse las servidumbres, á los derechos de los ribereños y al caso de que el actor no prueba su acción haciendo supuesto de la dificultad en los motivos, segundo, tercero, cuarto y sesto.

 

Y Considerando: que tampoco son aplicables la Ley de Partida y jurisprudencia invocada en el quinto sobre las nulidades  de toda Sentencia contraria á cosa juzgada en razón de que nada se había decidido egecutoriamente en el incidente de competencia á que se refiere, ni podía disputarse á los Tribunales de Justicia el conocimiento de las cuestiones relativas al dominio y posesión de las riberas, según el mismo artº 296 de la Ley de Aguas que se ha citado y el derecho anteriormente constitutivos.

 

Fallamos: que debemos declarar y declaramos, no haber lugar al recurso de  Casación interpuesto por Domingo A. Español, á quien condenamos con las costas devolviéndose  los autos á la Real Audiencia de la Coruña con la certificación correspondiente. Así por esta nuestra Sentencia que se publicará en la Gaceta y se insertará en la Colección legislativa, pasándose al efecto las copias necesarias, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. Joaquin de Palma y Vinuesa; Eusebio Morales Puideban; Gregorio  Juez Sarmento; José María Herreros; Calisto de Montalvo y Collantes; Luciano Bastida.Publicada en 18 de Febrero de 1868 por el Sr.  Buenaventura Alvarado Ministro de Gracia y Justicia.     

 

 

Aspecto de los edificios del Instituto Nun´Alvres en 1920 y los edificios de los Candeira Hnos, entre el Colegio y la casa que tiene dos chimineas estaba un campo llamado A Garita que reclamaba como suyo don Domingo A. Español. Postal encargada por los jesuítas a Hauser y Menet de Madrid, el fotógrafo fue Mariano Jiménez Hueto.

 

-------------------------

 

18 de octubre de  1868. Sesión de la Corporación municipal, presidida por el alcalde  don Domingo A.  Español.

 

Terrenos Comunes–Moción del Sr. Presidente.- El Alcalde Constitucional  Domingo A. Español presenta una Moción donde denuncia la usurpación  de terrenos comunales propiedad del Ayuntamiento, como el excampado que hay en la Fuente del Pasaje y que alcaldes anteriores no quisieron venderlo por ser el mejor abrevadero del Distrito y que mucho lo necesita la parroquia de Camposancos.

 

A pesar de esto Manuel A. Candeira, vecino de Celeiros y tratante en maderas, se permitió invadirlos en gran extensión y estacarlo para construir casetas y aserraderos con notable perjuicio del vecindario, cuyo hecho indebidamente tolerado por algunos Alcaldes que son las Autoridades en quienes la ley confía la conservación de la integridad de los bienes del común se hizo escandaloso, autorizado por su Ayuntamiento á quien la ley no da atribuciones para ello, que no se reunió legalmente para acordarlo y toleró y autorizó la ocupación sin el previo cumplimiento de las condiciones que el mismo había impuesto.

 

Este acuerdo que no puede tener legal ejecución por las razones indicadas, ha servido de apoyo al citado Candeira para continuar invadiendo la propiedad del común y obras que no puede confundir con ella y que sin contar confundió, fiado en la protección que Ayuntamientos anteriores le dispensaron.

 

El Ayuntamiento actual no debe hacerse reo del mismo abuso; y a fin de que no se invoque su autorización para cometerlo, el Sr. Presidente pide al Ayuntamiento se sirva ecsaminar los antecedentes de este asunto, y declarar que no sólo no autoriza la invasión de Candeira en el Escampado de la Fuente del Pasaje, ni en ningún terreno del común. Sinó que anula cualquiera concesión que en este concepto hayan hecho Ayuntamientos anteriores por ilegales, y que no esceda de sus atribuciones la conservación de los terrenos del común, sino del Alcalde, declina sobre él  toda responsabilidad, suplicándole sin embargo que por interés del Distrito procure la conservación íntegra de dichos bienes.

 

Botadura del pailebote Constantino Candeira de tres palos y 300 Trb en 1918 en el astillero de los Candeira sito en O Pasaxe de Camposancos.

---------------------------------

 

 D. Constantino Candeira González, fallece en 1933 en Vigo siendo enterrado en A Guarda en el panteón familiar de Sestás.

 

25 de octubre de 1868. Sesión ordinaria presidida por el alcalde, don Domingo Español.

 

Terrenos Comunes.- Vista la Moción del Sr. Presidente propuesta en la Sesión anterior, respecto á la ocupación del terreno común en el punto de la Fuente del Pasage de Camposancos por el tratante de maderas Manuel Antonio Candeira y Ledo, el Ayuntamiento á fin de proceder en este asunto con las debidas formalidades, Acordó nombrar una Comisión compuesta de los Concejales: Juan Benito Sequeiros; Juan Manuel Español Santiago; Juan Manuel González Pérez y Mateo Pérez. La Comisión enterada ya con anterioridad del hecho que motiva la Moción del Sr. Presidente, debe manifestar:

 

1º.- Que el terreno en cuestión pertenece al común de los vecinos.

2º.- Que está ocupado por un particular.

 

Sometido á discusión este asunto, el Ayto, acordó por mayoría de votos, Conformes con la Moción. El primer Tte. Alcalde Joaquin Alonso Martínez[2], pide se consigne como voto particular que Manuel A. Candeira y Ledo no puede ocupar los terrenos del común sin anuencia del Ayuntamiento.

 

Como era natural el alcalde no debía entrar en discusiones y acuerdos relacionados con él mismo, por lo que en la sesión extraordinaria celebrada el 13 de noviembre de 1868 y presidida por el  1º tte de alcalde, don Joaquin Alonso Martínez, tratan, entre otros asuntos de:.

 

Solicitudes.- Leyóse la que Domingo A. Español López, vecino de Camposancos elevó con fecha 4 del corriente al Sr. Gobernador Civil de la Provincia, exponiendo que Manuel A. Candeira y Ledo, vecino de Celeiros ocupó con pilas de tablado un terreno de su propiedad formado por accesión en el Pasaje de Camposancos, con los mas particulares que comprende.

 

Enterado el Ayuntamiento así como del Decreto marginal del Sr. Gobernador fecha nueve que previene al Ayto manifieste bajo su responsabilidad la verdadera procedencia del terreno que se cita en la solicitud, é informe con devolución de todo lo obrado sobre los demás estremos que la misma comprende, Acordó, que creyendo que los datos necesarios para cumplir ecsactamente el servicio, después de oídos algunos concejales presentes, entre ellos, los de la parroquia de Camposancos se conteste al Sr. Gobernador que la Corporación no sabe ni puede saber á quien pertenece el terreno que se trata; no pudiendo, por igual razón, informar sobre los demás estremos que ecsigen conocimientos de derecho y administracción a la vez.

 

 

Antiguos almacenes de la familia Español López en O Pasaxe ahora propiedad de los jesuítas españoles.

-----------------------------------

 

El 4 de diciembre de 1868, vuelven a tratar el mismo asunto, por lo que la familia Candeira debe atender al negocio y a los litigios puestos por don Domingo A. Español, así en la sesión ordinaria de la Corporación, presidida por el 1º tte de alcalde, Roque Martínez Trigo.

 

Tratan: De las Riveras del Miño. Pasage de Camposancos.- El Sr. Procurador Síndico, Benito Alvarez Rodríguez presentó al Ayto una Moción, manifestando: que sabe indudablemente que el Sr. Juez de 1ª Ynstancia de Tuy ha dictado Sentencia en una cuestión de Interdicto de recobrar, interpuesto por Domingo Español contra Manuel A. Candeira Ledo, vecino de Celeiros, en el Partido Judicial de Puenteareas; que ésta cuestión lleva consigo la idea de apropiarse el Sr. Español las márgenes del Miño, impidiendo su uso al público. Pide pues, que el Ayto lo comunique al Sr. Gobernador de la provincia, con copia de la Moción y del Acuerdo del Ayto, a fin de que se sirva formar la competencia, y en caso de fallo, impedir la ejecución .

 

Enterado el Ayto, acuerda, Como se pide en la Moción. El concejal  Manuel Espino Vázquez salva su voto, manifestando que no tiene antecedentes sobre el particular, y que oyó al Sr. Español que la Audiencia del Territorio había declarado Autos de ahora competente al Tribunal Ordinario para conocer de  este asunto.

 

Los Candeira trabajando y luchando en varios frentes: Así en la sesión ordinaria del 18 de abril de 1869, presidida por el alcalde, don Joaquin Alonso Martínez, tratan, entre otros asuntos, de;

 

Solicitudes en Pasage de Camposancos.- Leyóse una de Domingo A. Español fecha 5 del actual, presentada hoy, pidiendo aclaración sobre las sentencias dictadas por los Tribunales respecto al Malecón ó Muelle de Camposancos, y vía de servidumbre por aquel punto. Enterado el Ayto Acuerda: Que hallándose ya decididas por los Tribunales, las cuestiones de que hace inscrita la instancia del interesado, sin que el Ayto pueda alterarlas en ningún concepto, se le devuelva la solicitud con copia de este escrito al esponente para uso de sus recursos.

 

Otra de José Bernardo Baz[3], fecha de ayer, pidiendo el derribo de un muro y más obras que Domingo A. Español hace en el Pasaje de Camposancos: El Ayuntamiento Acuerda : Que hallándose ya decididas por los Tribunales las cuestiones de que hace su escrito, sin que el Ayto pueda alterarlas en ningún concepto, ni inmiscuirse en un asunto ya juzgado, se le devuelve al interesado para uso de sus recursos. La misma Comisión de los Sres. Trigo, Benito Alvarez y Pérez Pimiento, informarán sobre el contenido de esta comunicación.

 

Los  problemas para los Candeira Hnos terminan cuando en 1875 Domingo A. Español López vende a los jesuítas de la provincia de Castilla todas las propiedades que tenía en O Pasaxe, por mediación del párroco de Salcidos, Diego Antonio González Rodríguez. En 1883 los hermanos Matías y Constantino Candeira González ya llevaban las riendas de los negocios de las distintas industrias familiares. Oficialmente surge la razón social Candeira Hnos.

 

Según el párroco de Camposancos don Antonio García Lago,  Juan Español López era dueño de 16.470 varas en terrenos, solicitando su hijo don Domingo A. Español López en 1876 la redención  de las tasas estatales a don José María Gribe de Madrid  por los que pagó al Estado 375,50 reales.

 

Carretera  Real a Tuy, hoy c/Galicia. A la izquierda está el As de Copas, donde hoy comienza la c/ Domínguez Fontenla. A la derecha la casa de Manuel Otero y su esposa Joaquina Sobrino, hoy Centro San Xerome.

------------------------------

Según certifica en 1876 don Manuel Bargiela y Aldir[4]

                                                                      […]  El puerto de El Pasaje de Camposancos era en 1831 mas que un punto de embarque y desembarque en el río Miño, entre este y Caminha…   sin mas edificios en aquel sitio que una casilla para el Fielato y Resguardo y un pequeño muelle público…  el Sr. Juan A. Español construyó en aquel año (1831) á derecha é izquierda del referido muelle, en la línea del Camino que enlaza las parroquias de Camposancos y salcidos, por la ribera del Miño, una casa y varios almacenes á los que casi llegaban las naturales avenidas ó mareas de Agosto, por cuya razón hizo un malecón debajo del camino, frente á la Casa pricnipal para defensa de la misma…    comerciante y Naviero este Sr, si bien con el malecón primero tenía suficiente para resguardo del edificio, no le presta el suficiente servicio para su tráfico y buques, y construyó otro á 50 o 60 m dentro del Cauce del Río, que le servía de muelle y lugar de depósito para cargas y descargas… 

 

Fábrica aserradero de los Candeira Hnos en O Pasaxe en 1972, cuando ya estaba abandonada.

-----------------------------

 

En 1880 fue construída una rampa-varadero, siendo elemento importante en el desarrollo de O Pasaxe en las primeras décadas del siglo XX. En 1883, Constantino funda la razón social Candeira Hnos, junto a su hermano Matías[5], siendo el iniciador su padre,

 

Manuel A. Candeira (natural de Celeyros-Ponteareas como podemos ler no Arquivo Municipal, en alguns documentos figura como de Salvaterra, posiblemente porque elí tamén instalaron serradoiros), primer Candeira instalado antes de 1855. [...] Manuel Antonio Candeira ya tenía instalados  aserraderos manuales en el barrio de El Pasaje, a orillas del Miño[6]...

 

Paralelamente a esta importante situación económica social de las fábricas-aserraderos de maderas de Candeira Hnos, estaban los Dominguez Veiga y los Hnos París Morlá, además de varios negocios sitos en el mismo lugar dedicados al comercio directo con Caminha y otros puertos. D. Domingo A. Español, litigó durante años contra los Candeira, el Ayto, la Junta Administradora del Coto de Camposancos. La propia Entidad Local Menor de Camposancos y otros, por considerar que todos los adelantos hechos en el Cais[7], caminos, explanada, fuente de O Pasaxe, etc., eran de su propiedad desde que su padre los construyera, pero el problema fue que los terrenos donde construyó el muelle, la rampa y la explanada fueran ganados al río Miño, eran del procomún y por lo tanto de dominio público, como ya lo he dicho.

 

Celso Candeira Pérez con su esposa. Fotografía cedida por José Antonio Rodríguez Portela

--------------------

 

En 1884 era aplicado el Reglamento de Comercio Fluvial, había un Contramestre de Río y Aduana de La Guardia-Camposancos, con cinco lugares fijos para carga y descarga:

 

San Miguel de Tabagón, para ganado y pescado; Horno del Duque[8], también llamado Puyo da Area, para piedra calcárea, sal y granos; Muelle de los Candeira en O Pasaxe para piedra calcárea, sal, cemento, maderas y granos; Muelle de La Camposina de la familia Domínguez Veiga, para maderas; Muelle de La Armona o Almona, para piedra calcárea, sal,  maderas y mercancía diversa y Muelle de Goyán, para piedra calcárea, sal y maderas.

 

3 de febrero de 1884. Sesión ordinaria presidida por el 1º tte de alcalde, Manuel Benito Portela Vicente.

 

Policía Urbana-Solicitudes.- Leyóse la suscrita por los Sres. Candeira Hnos del Comercio de Salvatierra, Ayto del mismo nombre, con célula personal de Constantino Candeira  nº 4203 en la que manifiestan su intento de prolongar la casa de su propiedad en el Pasaje de Camposancos, 4 m más en dirección al Sur y línea recta del edificio que hoy poseen, levantando el muro que cierra unos terrenos tambien de su pertenencia  y abrir una luz en el local que se intenta prolongar y que dá frente al camino que a orillas del Miño conduce a Camposancos, y á la vez levantar las paredes de los almacenes que subsisten á la altura que hoy tiene la casa contigua, abriendo las luces necesarias, todo sin perjuicio del servicio público.El Ayto acordó que pase a la Comisión de Policía Urbana para su informe.

 

Una barca típica de Caminha y al fondo la nao Olatrane San Lúcar que patroneó el capitán Carlos Etayo Elizondo. Fotografía cedida por Julián González Marquier

-------------------------------------------

 

 

Fábrica-aserradero de los Candeira Hnos en O Pasaxe de Camposancos en 1920.

--------------------------

 

El 3 de febrero de 1886. En la sesión ordinaria presidida por el 1º tte de alcalde, Manuel Benito Portela Vicente, se trata de una solicitud de  Candeira Hnos:

 

Policía Urbana-Solicitudes.- Leyóse  la presentada hoy, suscrita por los Sres. Candeira Hnos del Comercio de Salvatierra, Ayuntamiento del mismo nombre, con célula personal de Constantino Candeira  nº 4203 en la que manifiestan su intento de prolongar la casa de su propiedad en el Pasaje de Camposancos, cuatro metros más en dirección al Sur y línea recta del edificio que hoy poseen, levantando el muro que cierra unos terrenos tambien de su pertenencia  y abrir una luz en el local que se intenta prolongar y que dá frente al camino que a orillas del Miño conduce a Camposancos, y á la vez levantar  las paredes de los almacenes que subsisten á la altura que hoy tiene la casa contigua, abriendo las luces necesarias, todo sin perjuicio del servicio público. El Ayuntamiento Acordó que pase a la Comisión de Policía Urbana para su informe.

 

28 de julio de 1886. Gobierno de la Provincia. Sección de Fomento. Negociado- Puertos. Salida nº 890.

 

Oficio dirigido al Sr. Alcalde de La Guardia. Con el fin de que V se sirva informar y devolver remito el adjunto Oficio, que el Gobernador Civil de Viana do Castelo en el vecino Reyno de Portugal, me dirige, quejándose de que don Matías Candeira González, vecino de la parroquia de Camposancos en ese distrito municipal construye en la actualidad unos muros en las márgenes del Río Miño, cuya obra se hace con el propósito de obtener un estanco para depósito de maderas. Pontevedra 28 de Julio de 1886. Fdo. El Gobernador Civil

 

 

Colegio de los jesuítas portugueses o Instituto Nun´Alvres en 1920. Postal editada por Hauser y Menet de Madrid. Propiedad de José Mª González Alonso

----------------------------

 

21 de agosto de 1886. Gobierno de la Provincia[9] - Sección de Fomento[10]. Negociado: Puertos. Salida nº 910.      …Con esta fecha he acordado manifestar a V ordene a los Sres. Candeira Hnos. la demolición del muro y demás obras que a la margen derecha del río Miño y punto denominado Pasage de Camposancos, han construido dichos Señores sin la competente autorización para ello, como así mismo que dicha demolición se lleve a efecto en el preciso término de ocho días contados desde el recibo de la presente enesa Alcaldía de la que acusará recibo manifestando a la vez en su día a este Gobierno haberse cumplido lo que se previene en la presente Comunicación.Lo que digo á V para su conocimiento y el de los interesados y demás efectos. Pontevedra 21 de agosto de 1886.Fdo. El Gobernador.

 

28 de agosto de 1886. Gobierno de la Provincia–Sección de Fomento. Negociado. Puertos. Salida nº 890. …Con el fin de que V se sirva informar y devolver remito el adjunto Oficio, que el Gobernador Civil de Viana do Castelo en el vecino Reyno de Portugal, me dirige, quejándose de que Matías Candeira González, vecino de la parroquia de Camposancos en ese distrito municipal construye en la actualidad unos muros en las márgenes del Río Miño, cuya obra se hace con el propósito de obtener un estanco para depósito de maderas. Pontevedra 28 de Julio de 1886. Fdo. El Gobernador Civil.

 

Gobierno de la Provincia – Sección de Fomento[11]. Sección de Fomento. Negociado: Puertos. Salida nº 910.Con esta fecha he acordado manifestar a V ordene a los Señores Candeira Hnos la demolición del muro y demás obras que a la margen derecha del río Miño y punto denominado Pasage de Camposancos, han construido dichos Señores sin la competente autorización para ello, como así mismo que dicha demolición se lleve a efecto en el preciso término de ocho días contados desde el recibo de la presente enesa Alcaldía de la que acusará recibo manifestando a la vez en su día a este Gobierno haberse cumplido lo que se previene en la presente Comunicación. Lo que digo á V para su conocimiento y el de los interesados y demás efectos.Pontevedra 21 de Agosto de 1886.Fdo. El Gobernador.

 

13 de abril de 1887. Gobierno Civil-Oficio de la Dirección General de Correos y Telégrafos. El Sr. Ministro de la Gobernación en fecha 29 de marzo último me comunica lo siguiente:

 

…Vista la instancia promovida por el presidente del Ayto de La Guardia, provincia de Pontevedra, con fecha 20 de febrero último en solicitud de que se le conceda una Línea Telefónica para el enlace del Barrio de Pasages con la Estación Telegráfica del Estado en La Guardia y Visto el artº 3º del RD de 11 de Agosto de 1884, según el cual pueden concederse Estaciones Telefónicas á los Aytos que no la tengan Telegráfica, en cuyo caso se halla La Guardia, con relación al Barrio de Pasages á tres kilómetros de distancia de dicho Ayto; S.M. el Rey (q.D.g.) y en su nombre La Reina Regente del Reyno, conformándose con lo propuesto por esa Dirección General, ha tenido á bien conceder al referido Ayto la Línea Telefónica y Estación de que se trata, en el concepto de Interurbana y con las condiciones prevenidas por los artº 29 y siguientes hasta el 32 inclusive del Reglamento para la ejecución del RD citado.

 

 

Lo que traslado á V para su conocimiento y efectos consiguientes, incluyéndole un ejemplar de la Ynstrucción de 1º de Abril de 1887 para el servicio de la correspondencia telefónica á la cual deberá sujetarse la contabilidad del servicio de ésa Estación.

 

Con toda la antelación posible se servirá V manifestar á este Centro Directivo la clase de servicio que ha de prestar la Estación y el día que se halle dispuesta  á prestar servicio á fin de poderla abrir al público y dar conocimiento de ello á las demás Estaciones.Dios guarde á V muchos años. Madrid, 13 Abril de 1887. El Director General AngelMansi Bonilla. Fdo P.O. Manuel Mora.

 

Diligencia de la Alcaldía: Señalada con los Folios 9 y 10, queda unida a éste expediente la Comunicación á que se contrae la anterior providencia, comprensiva de la RO de concesión de la Línea Telefónica de que certifico. El Secretario Sesto.

 

7 de mayo de 1887. Escrito de Candeira Hermanos al Sr. Alcalde.

 

…Los que suscriben, Candeira Hnos, vecinos del Pasage de Camposancos, ponen en su conocimiento que el día de ayer han introducido con destino a su fábrica y para ser aplicado como lubrificador de sus máquinas trece arrobas[12] de aceite de oliva, como la adjunta papeleta del Resguardo indica, cuyo aceite por ser aplicado para la industria está exento de derechos de consumo con la condicción de ser inutilizado con cualquier sustancia que, haciéndolo inservible para usos domésticos, no ataque al hierro o bronce que tiene que engrasar.Y por lo tanto, Suplican de V se sirva dar las órdenes para que se cumpla lo que exponemos y comentamos. Camposancos Mayo 7 de 1887.Fdo: Candeira Hermanos.

 

10 de junio 1887. Escrito de Candeira Hnos de Camposancos al  alcalde:

Concluida la instalación de la línea telefónica Ynterurbana de La Guardia al Barrio del Pasage, de que fuimos concesionarios por acuerdo en sesión pública de la Corporación que V tan dignamente preside, tenemos el honor de comunicárselo para que a su vez pueda ponerlo en conocimiento del Ilmo. Sr. Director de Comunicaciones y señalar el día que se tiene que inaugurar oficialmente. Dios guarde á V muchos años. Pasage de Camposantos, 10 de julio de 1887. Candeira Hnos.

 

13 de julio de 1887. El Juez municipal de la Guardia, Solicita: …Informe sobre la salida del buque mercante Joven Pepita y si estaban embarcados los individuos, Julián Pérez; Manuel Canibeiro y Santiago Outeiral Millán.Todos ellos involucrados en una reyerta con vecinos de Camposancos.

 

Contesta el Alcalde que el Joven Pepita salió del puerto del Pasage el 25 de maio con destino a Almuñécar. Salieron malheridos los vecinos Ygnacio el barquero; José María Vicente y el Guarda de Campo Juan Francisco Cividanes, que resutó el más herido.La reyerta tuvo lugar el 24 de abril del presente. El 23 de mayo del presente fue ingresado en la cárcel de Tuy Santiago Outeiral Millán acusado de dar las cuchilladas a los vecinos de Camposancos y sobre todo al Guarda de Campo que como autoridad medió en la pacificación de la reyerta, siendo el más mal parado.

 

La goleta Joven Pepita siguió fondeando en 1902, 1903 y 1914, con diferentes cargas, carbón desde Castellón y sal desde Torrevieja.  

 

Era tal la importancia de O Pasaxe en muchas localidades españolas que se llega a suponer el hecho de que la propia Alcaldía estaba allí mismo, como se indica en el escrito del 4 de septiembre de 1887, de don Bernabé Segovia, Director de Sección del Cuerpo de Telégrafos de la Estación de Palamós (Gerona) , cuando se estaba tratando de la instalación de una Estación Telegráfica en O Pasaxe.

 

Era alcalde, Antonio Nandin Villafruela, contestando el secretario del Ayto  en escrito del 15/09/1887    …en el Pasage de Camposancos no existe Alcaldía, por pertenecer á este Distrito municipal de La Guardia…

 

Aprovechando las maderas de todo tipo, existentes en los aserraderos de Candeira, más la necesidad de contar con veleros de transporte lo más pronto posible, paralelos a la reparación de otros veleros, hizo posible el acuerdo de construír un astillero. Tengo referencias de que antes de que construyeran barcos los Candeira Hnos[13] ya un tal  Ramón Cuervo en 1875, venía construyendo barcos de madera, contratado por Juan A. Español López que fue el primer empresario en construir barcos a pié de playa.

 

Salinas de La Mata que datan de 1928

--------------

 

En 1854 desde Torrevieja llegaban barcos de vela transportando sal de las Salinas de La Mata y Lagunas de Torrevieja (Alicante)[14]y Santa Pola (Alicante), con destino a los puertos de Betanzos y O Pasaxe de Camposancos, junto a diversas mercancías. En el año 1888 don Cosme Fernández Soler informaba que en la provincia de Pontevedra había  aserraderos de madera, y otros que no se contabilizaban porque trabajaban a escondidas del fisco.

 

Gabarra transportando troncos por el río Miño. Dibujo de Praxiteles González Martínez.

 

Salinas de Santa Pola (Alicante). Museo de la Sal.

----------------------

 

12 de octubre de 1880. Oficio del Gobierno de la Provincia. Sección de Fomento. Negociado Aguas. Nº 112. A Sres. Candeira Hnos del Comercio de Puenteareas:

 

 Visto el expediente promovido por VV en solicitud de autorización para construir por su cuenta en la margen derecha del río Miño, próximo á su desembocadura en el Océano, y punto denominado Rivera del Pasaje de Camposancos, distrito municipal de la Guardia, una rampa muelle, ó embarcadero que facilite las operaciones de carga y descarga con destino al servicio público gratuíto, si bien reservandose VV la preferencia para dichas faenas en igualdad de circunstancias.

 

Resultando del mismo, tramitado que ha sido con sugección á lo dispuesto en el artº 6º del Anejo 1º al Tratado de Límites entre España y Portugal de 29 de Setiembre de 1864, que así el Alcalde de la Guardia como el Yngeniero Jefe de Obras Públicas de la provincia han informado favorablemente,

 

 

y que él Ylmo é Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia de Vianna de Castello, después de oir al Sr. Director de Obras Públicas del distrito, ha prestado asentimiento para la realización de la obra mencionada.

 

De conformidad con lo qye establece el citado artº 6º del Anejo firmado en Lisboa en 10 de Noviembre de 1866, hé acordado conceder á VV la licencia solicitada para construir la rampa muelle de que queda hecho mérito, con las condiciones siguientes:

 

1ª.- Que la obra deberá ajustarse en un todo al proyecti presentado por VV en este Gobierno con fecha 20 de Noviembre de 1872.

 

2ª.-Que deberán dar principio á la misma dentro del término de seis meses, contados desde esta fecha, y que después de principiada no podrá interrumpirse por espacio de un año, bajo pena de caducidad de la autorización, en cualquiera de los casos, conforme lo determina el artº 6º del espresado Anejo.

 

3ª.-Que durante la ejecución de la obra y después de terminada, estará sugeta á la vigilancia é inspección del Yngeniero Jefe, si fuese preciso, para que se ajuste al proyecto.

 

4ª.-Que conforme á los términos de la petición, la rampa muelle será de servicio público gratuíto, pero teniendo VV el derecho de preferencia para su uso en las faenas de carga y descarga; en igualdad de circunstancias, sobre todos los demás que pretendan realizarlas, y

 

5ª.-Que esta concesión se entiende de hecha sin perjuicio de tercero y salvo el derecho de propiedad. Lo digo á VV para su conocimiento y demás efectos. Dios guarde á VV muchos años. Pontevedra 12 de Octubre 1880. Fdo. Filiberto Díaz

 

2 de octubre de 1891. La Dirección General de Teléfonos autoriza al Colegio de los padres jesuítas para llevar una línea telefónica por los postes de la empresa Candeira Hnos, con objeto de conectar el Colexio con el domicilio del médico don Leonardo Alvarez sito en el Coruto, para los servicios de urxencia.

 

En octubre de 1891, Candeira Hnos, autorizan a la Dirección General de Teléfonos para instalar en los postes de su propiedad, el hilo telefónico para instalar una línea telefónica en el Colegio Apóstol Santiago, la que, entre otros cometidos, serviría para conectar  los dirigentes del Colegio con el médico don Leonardo Álvarez Vicente, que vivía en el Coruto y estaba al servicio del mismo y de los jesuítas. El médico en aquellos años se desplazaba a caballo.

anterior      seguinte

Continúa mañana

José A. Uris Guisantes

_______________

[1] Entre elllos  a Candeira.

[2] También era abogado.

[3] Este era otro industrial instalado al lado de los Candeira, que también estaba en contra de Español.

[4] Informe emitido en Tui o 8/02/1876.

[5]Matías, casado con Socorro Suárez de Ponteareas. En 1885 un hijo Constantino Candeira Suárez de 1 mes de edade, asentado en el R. Civil por Genaro Aranaz, responsable de la Aduana de O Pasaxe.

[6] Antonio García Lago.

[7] Palabra portuguesa con que se denomina muelle o atracadero.

[8] El nombre, hy topónimo,  de Forno do Duque, fue debido al apellido del dueño.

[9] Escrito 21/08/1886.

[10] Escrito 21/08/1886.

[11] Escrito 21/08/1886.

[12] Arroba, medida de peso o de capacidad, pesaba 11,50 kgr. Trece arrobas serían 149,50 kgr.

[13] En 1875.

[14] Explotadas desde 1897 por la  Compañía Arrendataria de las Salinas de Torrevieja.