Índice

www.galiciasuroeste.info

 

Asesinato de Florentino Carrero Alonso

Por José A. Uris Guisantes

Por seu interés histórico  e repercusión mediática hoxe vou publicar este triste e macabro suceso acontecido a comezo do século XX na Guarda, para ver cómo o noso pobo tomou conciencia de cómo se debía protexer o futuro dos fillos dunha rea de morte que sería perdoada polo propio rei Alfonso XIII.

A primeira noticia sobre o asesinato de Florentino Carrero Alonso, xurdiu o día 7 de xaneiro, cando foi encontrado o corpo degolado preto do matadoiro municipal de Mazaracos (camiño do Portiño ou Ollo Mariño), hoxe zoa das Solanas. Mais tarde se comprobaría que o asesinato tivera lugar o  2 de xaneiro. Tiña 42 anos,  de profesión tablajero[1] era natural de Camposancos e veciño da Guarda, fillo de  Antonio e Basilia de Camposancos.

 

Acta de defunción de Juan Florentino Carrero Alonso, con data 8 de xaneiro de 1902. Foi  degolado seis días antes.

---------------------

No día 8 de xaneiro de 1902 o alguacil municipal  José Benito Fajar, e outras persoas deben declarar diante do  xuíz municipal don César Troncoso González e secretario don Xosé Arzúa Díaz[2]

[…] de que Juan Florentino Carrero Alonso, natural de Camposancos, hijo legítimo de Antonio Carrero y Basilia Alonso de Camposancos, vecino de La Guardia, de 42 anos falleció degollado en la noche del día dos y apareció el día siete del corriente en el punto llamado Portiño de Mazaracos[3] de esta población orilla del Mar... fueron testigos presenciales de la aparición Manuel Lorenzo y Manuel Vicente, mayores de edad y de esta vecindad...

[...] Que el referido finado estaba casado con Carolina Lago, de oficio tablajera, dejando como hijos á Laureano, este está ausente en el Brasil, Elisa, Manuel, María, Marcolina y Josefina Carrero Lago, estos últimos viven con su madre...

Despois da autopsia feita polo médico municipal don Pacífico Rodríguez Rodríguez sería sepultado no cemiterio de Sestas. Inmediatamente da aparición do corpo foi acusada de parricidio a esposa, Carolina Lago e o presunto amante, José Carrera Pereira, natural do lugar de Angoares (Ponteareas). En principio, creo eu, que o matrimonio debía estar separado, porque no Certificado de defunción se indica, que cinco de los seis hijos vivían con la madre…

Nese mesmo día do 8 de xaneiro de 1902, e despois de prestar declaración tódalas testemuñas e presuntos asasinos o  […] Juzgado de Paz del Distrito de La Guardia. Envía escrito con Salida nº 16 al Sr. Alcalde de La Guardia.

Para ser conducidos en el día de hoy a la disposición del señor Juez de Ynstrucción de Tuy. He de merecer de la fina atención de V se digne hacer entrega de los detenidos, José Carrera Pereira (a) Rato, Carolina Lago y Angel Pérez Goyás (a) Gaveta, al Comandante del Puesto de la Guardia Civil de esta Villa. Dios guarde a V muchos años. La Guardia Enero 8 de 1902. Fdo. César Troncoso González.

O 19 de xaneiro de 1902 o Xulgado de Paz da Guarda volve a enviar escrito ao Alcalde:

[…]  Escrito del Juzgado de Paz del Distrito de La Guardia. Salida nº 27 al Sr. Alcalde de La Guardia.

Para dar cumplimiento á un mandamiento del Juzgado de Ynstrucción de Tuy, he de merecer de la fina atención de V que á la mayor brevedad posible, se digne pedir dos certificaciones de los datos estadísticos y morales, de los procesados, Carolina Lago, sin segundo, viuda en la actualidad, de 34 años de edad, tablagera y de esta vecindad, como también de Angel Pérez Goyás, soltero, de 23 años, marinero, hijo de Juan y Regina. Dios guarde a V muchos años. La Guardia Enero 19 de 1902. Fdo. César Troncoso González.

Segue a instrución do caso de asasinato no Xulgado de 1ª Instancia e Instrución de Tui,

[…] 23 de xaneiro de 1902. Juzgado de Paz del Distrito de La Guardia. Escrito con salida nº 90 al Sr. Alcalde de La Guardia.

He de merecer de la fina atención de V se digne certificar la contribución que por Territorial é Industrial pagan Angel Pérez Goyás (a) Gabeta, soltero, de 23 años, marinero, hijo de Juan y Regina; José Carrera Pereira (a) Rato, de 24 años de edad, soltero y tablajero, hijo de José y Rosa, y Carolina Lago, sin segundo, viuda, de 34 años, tablajera, hija natural de Francisca y vecinos de esta Villa, pues así se me ordena por el Juzgado de Ynstrucción de este Partido.Dios guarde a V muchos años. La Guardia Enero 23 de 1902. Fdo.  César Troncoso González.

O 10 de febreiro de 1902  […] Escrito del Juzgado de Paz del Distrito de La Guardia con Salida nº 44 al Sr. Alcalde:

Tengo el honor de participar a V que en este Juzgado se recibió una Carta Orden del Juzgado de Ynstrucción de Tuy interesando la conducta observada en esta Villa, por el procesado José Carrera Pereira (a) Rato, soltero, de 24 años de edad y tablagero, natural de Anguares (sic) en Puenteareas. Espero de su fina atención se digne certificar y remitir á este Juzgado dicho informe á la mayor brevedad posible. Dios guarde á V muchos años. La Guardia, Febrero 10 de 1902. Fdo. César Troncoso González.

Un día mais tarde (11/02/1902) o Xulgado de 1ª Instancia e Instrución de Tui envía un Oficio ao Sr. Alcalde da Guarda:

                 [...] Para dar cumplimiento a carta Orden salida de la Audiencia Provincial de Pontevedra relativa a la Causa pendiente ante la misma contra José Carrera[3] y Carolina Lago, vecinos de La Guardia, sobre asesinato y parricidio cometidos en la persona de Juan Florentino Carrero Alonso de dicha Villa, en la noche del 2 de Enero del año último.Tuy Febrero 11 de 1903.Fdo: Benito Salgueiro.

O 4 de abril de 1903 a Sala da Audiencia provincial dita sentencia condenando a pena de morte a parella indicada. Sentencia que tarda un certo tempo en chegar ao Concello guardés. A conmoción foi de tal calibre que desde os cregos e párrocos ata as autoridades locais, provinciais e deputados en Madrid se toman medidas conducentes a solicitar o indulto... da parella de asasinos…

[...] D. José Leiras Pérez, Escribano de Actuaciones del Juzgado de Ynstrucción de Tuy.

Certifico: Que de la Audiencia provincial de Pontevedra se ha recibido la certificación que en lo esencial dice así: D. José Sequeiros Matos, Secretario de la Audiencia provincial de Pontevedra,

Certifico: que en esta Audiencia se siguió causa Criminal, cuyo Sumario fué instruído en el Juzgado de Tuy, por el delito de parricidio y asesinato, contra Carolina Lago, sin segundo, de treinta y cuatro años, natural y vecina de La Guardia en esta provincia, hija de Francisca, y de padre desconocido, viúda, tablajera, y José Carrera[4] Pereira, natural y vecino de Angoares en esta misma provincia, de veinticuatro años, también tablajero[5], hijo de José y Rosa, ambos con instrucción, sin antecedentes penales y en prisión provisional, en la cual causa, recayó Sentencia con fecha 4 de Abril de 1903, cuya parte dispositiva es como sigue:

Fallamos: que debemos condenar y condenamos á los procesados Carolina Lago sin segundo y José Carrera Pereira á la pena de muerte que deberán sufrir en la forma que la ordena, y para el caso que esto no se ejecute, les condena á sí bien á la inhabilitación absoluta perpetua, sino se les remite expresamente el indulto; y á que abonen mancomunada y subsidiariamente por vía de indemnización á los herederos del finado Juan Florentino Carrero Alonso, la cantidad de 2.000 pesetas y al. pago de la cuarta parte de costas cada uno, hasta el Auto de la Sala de 8 de Octubre y al pago de todas las posteriores; y por los fundamentos que contiene se aprueba el Auto de declaración de insolvencia referente a los procesados, dictado por el Juez instructor de Tuy.

Otro Sí: por esta nuestra sentencia definitivamente, juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. José Bermúdez de Castro. Ramón Villar. Miguel Lays o Bayo.

Admitido de derecho Recurso de Casación por quebrantamiento de forma y por infracción de Leyes, contra la Sentencia anterior, se declaró no haber lugar á dichos recursos; pero por RD de primero de Abril de 1904 SM El rey (q.D.g.) se ha servido conmutar la pena de muerte impuesta á los procesados, Carolina Lago y Jose Carreira Pereira, por las inmediatas de reclusión y cadena perpetua, respectivamente con los accesorios correspondientes.

Y á los oportunos efectos extiendo y firmo en Tuy á treinta de Junio de 1904.    

As forzas vivas e autoridades se moven a tódolos niveis para tratar de que non se leve a cabo as penas de morte:

                                   […] 9 de xullo de 1903. Sesión extraordinaria presidida por el 1º Tte. Alcalde, José Portela Urgal. Presentes: Anselmo Lorenzo 2º Tte. Alcalde. Regidores: José Benito Andreini; Bernardino Lomba; Rafael de Santiago; José Giráldez; Juan Domínguez Troncoso; Juan Vicente; José Francisco Vicente; Francisco Español; Francisco Rodríguez.

Como asunto exclusivo de la convocatoria hecha con carácter urgente se ocupó la Corporación de un hecho punible particular que hoy preocupa hondamente los nobles y honrosos sentimientos de este pueblo á saber:

Penas de muerte.- El 1º Tte. Alcalde don José Portela Urgal, manifiesta, que afectado de profundo dolor y embargado su espíritu por la mayor aflicción, no sabe que palabras emplear ni de que frases valerse para comunicar a sus dignos compañeros el objeto de esta sesión, no obstante haber indicado ya en la convocatoria, consecuente con los acuerdos adoptados en la ordinaria del cinco.

Según las noticias publicadas por la prensa, es ya un hecho que el Tribunal Supremo de Justicia, ha confirmado la sentencia de muerte impuesta por la Audiencia de Pontevedra á dos vecinos nuestros. El pueblo de La Guardia; los habitantes todos de esta laboriosa, por temperamento, y de una honradez acrisolada hallan con tan desconsoladora noticia, poseídos de dolorosísima impresión, ante la pena de muerte impuesta á dos vecinos; dos seres acogidos a la fatalidad, hizo desgraciados, como autores de uno de ésos delitos que conmueven profundamente la sociedad en que  vivimos.

Carolina Lago y José Carrera, naturales ambos del distrito municipal de Puenteareas, y vecinos que fueron de esta localidad, se estraviaron de la Senda del bien, para entrar en un momento fatal en la del crimen, y hoy se hallan camino del patíbulo, donde habrán de espiar su horrendo delito, si no les otorga clemencia la justicia humana.

Para alcanzarla debemos nosotros; compañeros, impretarla de los poderes públicos, haciendo llegar hasta las gradas del Excelso Trono de nuestro jóven Monarca D. Alfonso XIII (q.D.g.) nuestra humilde súplica en nombre de este pueblo querido y laborioso, no sólo para arrancar dos víctimas de las manos del verdugo, sinó para evitar tristísima orfandad á seis niños indefensos, hijos de la Carolina, que quedan en el mundo espuestos á las penas de una vida de privaciones y contínuo sufrimiento.

Esta es la misión en este día aciago; este es nuestro deber; este es pues, en fin el objeto de la sesión á que os he convocado porque comprendo, y comprendí de antemano, que todos os hallais animados de los mismos sentimientos.

El Ayuntamiento enterado de las sentidas frases del Sr. Presidente accidental, é identificado en los mismos deseos, acuerda po unanimidad, se solicite en este acto indulto para los reos que fueron vecinos nuestros, y que se dirijan con tan piadoso y sublime objeto a los Excmos Sres:

D. Ezequiel Ordóñez González, Senador Vitalicio del Reyno.

Ministro de la Corona, Excmo. Sr. D. Eugenio Montero Ríos.

Excmo.D. Gabino Bugallal Araújo, Fiscal del Tribunal Supremo de Justicia.

Excmo. Obispo de la Diócesis, para que gestione en su nombre y pida su valioso apoyo á los demás Prelados de la Región.

Ylmo. Sr. Presidente de la Audiencia de esta provincia para que se digne informar favorablemente la petición, y que además, se solicite el concurso de los Ayuntamientos de Rosal, Oya, Tomiño, Tuy y Puenteareas, de cuyo último punto son nativos tan infortunados seres.         

D. Ezequiel Ordóñez González, senador vitalicio del Reino. Descendente de guardeses por parte da nai.

-------------------------

Está sen comprobar se nestas últimas sesións o alcalde presidente don Agustín Sobrino Vicente puxo algún impedimento para asistir as sesións ou de verdade foi porque estaba enfermo ou ausente… pero que xa preside o pleno do 12/07/1903.

Mariano Ordóñez García (1874-1938), fillo de Ezequiel Ordóñez González.

---------------------------

[…] Sesión ordinaria celebrada el 12 de julio de 1903, presidida por el Sr. Alcalde don Agustín Sobrino Vicente.

Yndultos.- Se leyeron los telegramas de nuestro dignísimo Diputado don Mariano Ordóñez  García y de los Secretarios del Sr. Obispo de la Diócesis en contestación á los que se les dirigieron con motivo de la sesión extraordinaria del 9, manifestando el primero que hará cuanto humanamente le sea posible para conseguir el indulto de los reos de esta Villa, y los segundos participando, que el Prelado se halla en Labiana, Asturias, por cuya razón el Ayuntamiento acuerda se reproduzca el despacho del 9 por medio de telegrama.

[…] Sesión ordinaria celebrada el 19 de julio de 1903, presidida por el Alcalde don Agustín Sobrino Vicente.

Yndulto.- Se leyeron un despacho telegráfico del Excmo. Ylmo. Sr. Obispo de esta Diócesis expedido en Gijón ayer y comunicaciones números 453 y 356 de 16 y 13 del que rige, en los cuales participan respetuosamente los Sres. Alcaldes de Tuy y Puenteareas que atentos al ruego de esta Alcaldía elevan súplica á los poderes públicos solicitando el indulto para Carolina Lago y José Carrera Pereira.

O novo rei Alfonso XIII, con 16 anos, asinou o indulto da pena de morte aos condenados por parricidio da Guarda. Naturalmente nesta fotografía ten mais idade.

-----------------------------

 

[…] Sesión ordinaria celebrada el 10 de abril de 1904, presidida por el Sr. Alcalde don Agustin Sobrino Vicente.

Gratitud a los Sres. Ordóñez.- La Gaceta de Madrid de 2 del corriente publica el RD por medio del cual SM el Rey (q.D.g.) en el acto solemne de la Adoración de la Cruz, el Viernes Santo, conmutó la pena de muerte impuesta á Carolina Lago y á José Carrera Pereira, por las inmediatas de reclusión y de cadena perpetua respectivamente.

 

Como es un hecho público y notorio que la gracia de la vida otorgada á los mencionados reos, por nuestro jóven monarca, en uso de Régia prerogativa, obedeció, no sólo á los magnánimos sentimientos de su nobilísimo corazón, sinó á las activas y eficaces gestiones del Senador Vitalicio don Ezequiel Ordóñez González, y su hijo querido, nuestro dignísimo Diputado don Mariano Ordóñez García, el Ayuntamiento acuerda por unanimidad, en su nombre y en el de este pueblo agradecido, elevar testimonio de profunda y sincera gratitud á tan ilustres patricios, quienes  al salvar la vida de aquellos desgraciados, evitaron también que la negra sombra de afrentoso patíbulo atormente la existencia de los seis inocentes niños, hijos de Carolina.

 

D. Eugenio  Montero Ríos que tamén avogou pola condonación da pena de morte.

-------------------------

Gabino Bugallal Araújo, conde de Bugallal, fotografía de 1931. Tamén avogou pola condonación da pena de morte.

-------------------------------

La Vanguardia, 2  de abril de 1904. Adoración de la Cruz e indultos por SM el Rey.

                              […] El Rey vestía uniforme de Capitán General, sin ostentar banda alguna. Solamente llevaba sobre el pecho el Toison y el collar de Carlos III. Entre la comitiva que se dirigía a la Capilla para asistir al acto de la adoración de la Cruz, le acompañaba la siguiente comitiva:

Las princesas y las infantas, Mª Teresa e Isabel, vestían traje negro; los Sres Duques de Alzaga, de la Victoria, de la Conquista, de Sotomayor, de Vista Hermosa, de Granada y de Bailén; los Marqueses de Santa Cristina, de Navíos, del Solar, de Hoyos, de Mesa, de Asta y de Simancas y Arcos y otros.

Las Damas de Honor, las Sras: Duquesa de Santo Manso, Condesa viuda de Toreno, de Revillagigedo y otras.

SM la Reina ocupó la tribuna baja con las Sras. Condesa de Sástago y de Guendulain, el Marqués de Tovar y el General Capdemont. Ofició el Nuncio de Su Santidad. El obispo de Sión ocupó su sitio en el presbiterio. En la iglesia se colocó el Lignun Crucis.

Lo adoraron primero el clero de la Capilla y después el Rey.

El Teniente Limosnero se  adelantó, llevando las causas en una bandeja de plata. El obispo de Sión las ofreció al Rey diciéndole:

Señor: ¿perdona VM á estos reos condenados a la última pena? Y en medio del más profundo silencio se oyó la voz clara del Rey que decía: Que Dios me perdone como yo les perdono.

Los indultos fueron varios y entre ellos: Carolina Lago de 24 años y José Carrera de 27 años, naturales respectivamente de La Guardia y Angoares (Galicia), condenados por la Audiencia de Pontevedra por parricidio y asesinato.  

José A. Uris Guisantes

____________

[1] Carniceiro

[2] Tomo 19. Folio 233.

[3] José Carrera Pereira.

[4] Na sentencia figura Carreira pero é Carrera.

[5] Carniceiro.