Índice

www.galiciasuroeste.info

 

 

As Fontes da Praza do Reló e do Puente (ou Fonte das Laxes)

 

Por José A. Uris Guisantes

Fonte na Praza do Reló nos anos sesenta.

Estas fontes que levan anos sen botar auga viñeron a cubrir unha grande necesidade a finais do século XIX, como era a de carecer de lugares onde recoller auga para uso doméstico. Ata esa soamente se podía dispoñer de auga na Fonte da Ribeira, na Fonte da Cal na Cruzada, na Fonte da Vila no centro e na fonte dos Casás en Ribadavila, mentres que en Camposancos e Salcidos si tiñan mais fontes.

Fonte do Puente ou Fonte das Laxes nos anos setenta.

Foi o emigrante guardés en Puerto Rico, Ignacio Sobrino Vicente, retornado e definitivamente asentado en Vigo o que tomou a decisión de dotar a súa vila natal desas dúas fontes e de buscar o lugar de onde podería chegar a auga, que resultou ser a  Mina do Castelo de La Santa Cruz.

Non quixen engadir ningún comentario propio para que os/as lectores/as sigan a traxectoria desas fontes que deron vida a centos de veciños e veciñas.

28 de xaneiro 1890. Ayuntamiento de La Guardia – Año de 1890 – Fuente de la Plaza de la Constitución.

Diligencias instruídas en virtud de acuerdo del Ayuntamiento, para recoger del poder de Bernardo Marcelino Nandin Villafruela, las llaves de registro de la fuente pública, que por donación del finado Ignacio  Sobrino Vicente existe en la Plaza de la Constitución de esta Villa.

D. José Manuel Manuel Sesto, Certifico:

Que esta Corporación en sesión ordinaria de 21 de diciembre de 1889, se conformó y prestó su aprobación á la siguiente, Moción:

El Regidor Síndico que suscribe [Manuel Sobrino Vicente], pone en conocimiento de sus dignos compañeros que habiendo sido entregadas á esta Villa las dos Fuentes sitas, una en la Plaza de la Constitución, y otra en el punto denominado Puente de esta Villa, por el bien hechos, hijo que fue de ésta don Ignacio Sobrino Vicente (q.e.p.d.) cuya entrega de dichas fuentes hizo el mismo solemnemente en público, y con asistencia del Clero y Ayuntamiento, precísase que para que dicha entrega sea una cosa efectiva, se pongan en poder de esta Municipalidad, las llaves que son precisas para reconocimiento y lo demás que se origine. Pido, pues, que se acuerde, que nuestro digno Alcalde Presidente, haga venir a su poder las llaves que corresponden á dichas Fuentes, para nombrar persona competente que atienda á un asunto que entraña gran interés para el público. La Guardia 21 de Diciembre 1889. Fdo. Manuel Sobrino [Vicente].

28 de xaneiro de 1890. El Ayuntamiento enterado acordó conforme en todo con la Moción. Corresponde con el acuerdo original y Moción que lo motiva.

Y para iniciar el expediente, expido la presente con el Vº Bº del Sr. Alcalde, en La Guardia a 28 de Enero de 1890. Vº Bº El Alcalde. Agustín Sobrino Vicente. El Secretario: José Manuel Sesto.

Providencia.- Visto el precedente acuerdo y Moción que lo motiva.

Resultando: que es efectivamente un hecho cierto de pública notoriedad, que el finado don Ignacio Sobrino Vicente, digno hijo que fue de esta Villa, dotó á la misma de las dos Fuentes Públicas, existentes la una en la Plaza de la Constitución, y la otra en el sitio denominado Puente en la calle de Méndez Núñez[1], si bien la de éste último punto carece de agua por circunstancias, imprevistas sin duda, por el encargado de las obras Bernardo Marcelino Nandin Villafruela; quien por otra parte al solicitar el permiso para la instalación de estas mejoras locales en sesión de 17 de octubre de 1887, se concretó única y exclusivamente á solicitarlo para la de la Plaza de la Constitución.

Resultando: Que realizadas no obstante las obras de ambas fuentes, el Ayuntamiento las aceptó en absoluto, sin embargo de carecer de agua la situada en el Puente, y que las dos fueron entregadas pública y solemnemente á la Municipalidad por el propio donante Sr. Sobrino á las diez de la mañana del Domingo 16 de septiembre de 1888, en cuyo acto de entrega, de pié en los peldaños que dan acceso á la Fuente de la Plaza, pronunció el espresado Señor elocuentes frases encomiásticas al pueblo que le vió nacer, tributando además religioso y fervoroso culto de devoción cristiana á la Santísima Virgen María, por medio de cuya intercesión había salido siempre ileso de los peligros de que se había visto rodeado en su larga excursión por América, en busca de medios de subsistencia, todo ello dicho ante el Presidente y otros miembros de la Corporación, con asistencia también del Clero parroquial, que con Cruz Alzada compareció al acto para bendecir dicha fuente.

Altar maior da igrexa parroquial consagrado ao Misterio da Asunción da Virxe María, da que era devoto Ignacio Sobrino Vicente.

Resultando: Que por haber sido un hecho la entrega de las mencionadas Fuentes por el malogrado don Ignacio Sobrino Vicente, á la Corporación Municipal, ésta en sesión ordinaria de 1º de Octubre del citado año de 1888, al tener conocimiento de la prematura muerte de tan buen patricio, comunicó á la familia del mismo por Telégrafo á la ciudad de Vigo, y lo hizo constar en el acta de la sesión, el profundo sentimiento por tan infausto suceso.

Considerando: Que por los antecedentes que quedan consignados, esta fuera de toda duda que las Fuentes de que se trata, desde que fueron entregadas por el donante, están bajo la acción y custodia de la Municipalidad, única encargada de la Administración, dirección y conservación de cuanto es del dominio público con arreglo al art. 72 de la Ley Municipal.

Considerando: Que en virtud de los espuesto, es de derecho cuanto se propone por el representante Síndico en la Moción que se presentó por él, y aprobó por la Corporación en todas sus partes, en sesión ordinaria de 21/12/1889, referente á que se recojan las llaves de Registro de las indicadas fuentes, encargándo su conservación á personas competentes.

Considerando: Que las llaves se hallan en poder de Bernardo Marcelino Nandin Villafruela, vecino de esta población, quien debía haberlas entregado desde el momento que el donante hizo entrega de las fuentes aludidas, sin que esté justificado el porqué no lo hizo, ni puede el Ayuntamiento continuar por más tiempo indiferente en un asunto de tanta trascendencia, que bien pudiera acarearle las censuras de sus administrados; para que esto no tenga lugar, Cúmplase el acuerdo de 21 de Diciembre próximo pasado, tomado en vista de la Moción del Síndico, y al efecto pásese atento recado invoce á don Bernardo Nandín, para que comparezca á la Casa Consistorial á las 10 de la mañana, y en el acto hagásele saber la obligación que tiene de entregar á la Alcaldía las llaves de las fuentes donadas por don Ignacio Sobrino, y una vez recogidas se acordará lo que proceda. Alcaldía de La Guardia, Marzo, 11 de 1891. El Alcalde. Agustín Sobrino Vicente.

Nota: seguidamente se dio al Alguacil, Francisco Vicente la órden para avisar al Sr. Nandin en la forma y para el momento que determina la anterior Providencia, ofreció cumplir y firma de lo que Certifico. El Secretario. Enrique Mª Sesto.

Comparecencia.- En la Consistorial de La Guardia á 11 de Marzo de 1891, ante el Sr. Agustin Sobrino, Alcalde e Infrascrito Secretario interino, compareció  Bernardo Marcelino Nandin Villafruela, mayor de edad, propietario, vecino de esta Villa, al que se le hizo saber por lectura íntegra el acuerdo del Ayuntamiento que encabeza ésta diligencia, y lo dispuesto en la providencia en su virtud dictada, dándole de la última copia literal; y en su consecuencia dicho Sr. Nandin manifestó:

Que desde este momento entrega á la Alcaldía todas las llaves de Registro de las fuentes de que se trata, suplicando que de aquellas se le dé el competente recibo.

Acordado así por el Sr. Alcalde, el mencionado Sr. Nandin entregó las llaves siguientes:

1º.-Tres llaves de las puertas de hierro del depósito, ó sea, una de la puerta en el interior del Campo [aledaño ó forte de Santa Cruz], y dos de la puerta exterior del mismo colocada en la pared.

2º.- Una llave de bronce para el registro de la pluma de agua que posee María Sobrino en la calle del Castillo.

3º.- Una llave ó tuerca para el registro subterráneo existente en la Plaza y para el que está en la Plazuela del Castillo.

4º.-Tres llaves de paso en forma de ruedas que corresponden una al registro de la plaza, otra al del Atrio y otra al de la Plazuela del Castillo.

Otra llave de la cubierta ó portezuela de hierro que cierra el registro del Atrio.

De todo lo relacionado se dá por recibido el Sr. Alcalde y firma esta diligencia con el Sr. Bernardo Marcelino Nandin Villafruela, de que yo Secretario Interino certifico. El Alcalde . Agustín Sobrino Vicente. El Secretario. Enrique Mª Sesto Fernández.

Providencia.- Entregadas las llaves por el Sr. Bernardo Marcelino Nandin Villafruela, según consta de la precedente comparecencia, expídase á dicho señor cópia de la misma y de las demás actuaciones en calidad de recibo y para su resguardo y garantía. Archívese las mencionadas llaves en la Secretaría, y dése cuenta al Ayuntamiento de lo actuado para que en su vista acuerde lo que considere procedente. Alcaldía de La Guardia, Marzo once de 1891. El Alcalde. Agustin Sobrino. El Secretario Enrique Mª Sesto.

Diligencia de entrega de copia de diligencias a Bernardo Marcelino Nandin Villafruela.

 En La Guardia, a 12 de Marzo de 1891, yo Secretario interino busqué y teniendo ante mi á Bernardo Nandin, le entregué testimonio autorizado del acuerdo del Ayuntamiento fecha 21 de Diciembre último, de la providencia, en su virtud dictada por la Alcaldía en nueve del que rige y de la diligencia fecha de ayer en que consta la entrega de las llaves de las fuentes donadas por don Ignacio de Sobrino á este pueblo: de haber recibido los mencionados testimonio firma el Nandin y de ello como Secretario certifico. Fdo. Bernardo Nandin Villafruela El Secretario. Enrique Mª Sesto.

Postal de Mariano Jiménez Hueto da Praza do Reló en 1912 ca fonte no medio, a dereita  antiga centraliña de Telégrafos ca vivenda do xefe da mesma, hoxe despacho da Alcaldía e salón de actos da Corporación municipal.

Fuente de la Plaza

El proyecto de escrituras presentadas por Bernardo Marcelino Nandin Villafruela da principio, con la Certificaciones de las Actas del Ayuntamiento á los Folios 72 vuelto del Libro de las de 1887 y 42 vuelto del 1888, y sigue con la Escritura de Compra del Agua.

En la Villa de La Guardia á 24 de Setiembre del año de 1888, reunidos José González Baz de una parte, y, Bernardo Marcelino Nandin Villafruela de la otra, ambos de esta vecindad mayores de cincuenta años, provistos de sus cédulas personales de vijente ejercicio, y á presencia de los testigos que al final se espresarán, han acordado y convenido.

1º.-Que José González Baz, vende al Sr. Nandín y este compra á nombre del Sr. don Ignacio Sobrino de Vigo en la cantidad de 3.250 reales, o sean ochocientas doce pesetas con cincuenta céntimos, el agua de su propiedad del Castillo, sita en la Bouzó para dotar a esta Villa de dos Fuentes Públicas.

2º.-Que según convenio, cede el agua el Sr. González Baz á condición que del mismo manantial que esplotan, y según la abundancia de este, de si a de quedar agua para que puedan regar si es posible la hortalería de la finca donde radica dicho manantial.

3º.-No habiendo otro medio de dotar la referida finca de agua sino por medio de Bomba el Sr. Nandin se compromete a colocar una Bomba que de surtido según la abundancia que arroje el manantial, cuyo depósito acordó independientes del que surte las Fuentes Públicas.

4º.-Como que el Sr. Sobrino cedió al pueblo las referidas Fuentes, y el Municipio se incautó de ellas, a este corresponde velar por su conservación por lo que el día que sea necesario reparar cualquiera avería de la bomba, que será de cuenta del Sr. González Baz  no podrá hacer la reparación cualquiera que sea  sin dar cuenta á la Alcaldía para que esta disponga se haga la reparación por medio del encargado que para el obgeto tenga nombrado el municipio para la conservación de las fuentes, sin que otra persona pueda entrar en el Depósito y minas.

5º.- Siendo indispensable la entrada franca cede el Sr. José González Baz el derecho de entrada y servidumbre por el portal de la misma finca para atender siempre que sea necesario al cuidado y conservación del Depósito y minas, así como al de esplotar más agua, siempre que se crea necesario, bien continuando la Galería hecha ó haciendo otras nuevas en el sitio que en dicho terreno convenga.

6º.-Declara el Sr. González Baz haber recibido del Sr. Nandín en buenas monedas usuales y corrientes la mencionada cantidad de ochocientas doce pesetas cincuenta céntimos, precio y cuantía con que hemos contratado la venta del agua de mi citada posesión.

7ª.-Conforme en todo en los pactado sin alteración de manera alguna ambos otorgantes obligan cada uno por la parte que le corresponde con sus bienes habidos y por haber á cumplir y ejecutar el presente contrato de venta sin dar margen á pleito ni contiendas para despagar el que lo intentase, todas las costas y perjucicios que se originen además de que desde ahora para siempre quieren y consienten en no ser oidos en juicio ni fuera de él, recurriendo las leyes y derechos que les puedan favorecer y se someten á la justicia de su domicilio. En fé de lo cual así lo dijeron otorgan y firman con los testigos presentes que lo son, Ramón Vicente [Lomba], Ventura Gaviño y Telmo Trigo [Rodríguez], todos de esta vecindad, fecha mes y año que antecede; José González Baz; Bernardo Marcelino Nandin Villafruela; Ramón Vicente; Ventura Gaviño; Telmo Trigo.

Vistos los certificados de las actas del Ayuntamiento que anteceden la primera autorizando á Bernardo Nandin para que pueda hacer en la vía pública todos los trabajos necesarios para la traída de aguas y colocación de dos Fuentes Públicas, la una en la Plaza de la Constitución y la otra en las Lajes.

La 2ª de conformidad con la Corporación municipal da como recibidas las dos mencionadas Fuentes, tributando al filántropo y bien hechor  don Ignacio de Sobrino, a nombre del pueblo la espresión de su gratitud por tan generoso, espontáneo y útil donativo.

Por la misma acta se acuerda trasmitir a la familia del finado don Ignacio la espresión de su sentimiento por la dolorosa pérdida de tan venerable Patricio;  Carmen Sobrino [Blasco], hija del difunto don Ignacio, interpretando fielmente semtimientos de su querido padre (q.e.p.d.) y todo cuanto aquel ha dispuesto respecto á las Fuentes, hace, por medio de esta escritura pública donación al Ayuntamiento, como representante del pueblo de las dos mencionadas Fuentes con las cláusulas  que a continuación se espresan y que se cumplirán fielmente según los deseos de aquel.

Entrega las dos Fuentes perfectamente construídas y bien acabadas de hierro fundido la de la Plaza, con sus correspondientes grifos de bronce, y su farola que debe encenderse diariamente para comodidad del público, así como debe cuidarse de que todos los ocho días refriegue el pilón y escalones de la base de esta Fuente, a fin de que se pueda sacar el agua sin que se humedezcan los piés. La Fuente de Las Lajes es de cantería con grifo de bronce y pilar de piedra, debe conservarse siempre limpia así que sus lavaderos el día que se hagan[2].

El agua de estas Fuentes es conducida por cañería de hierro incorruptible recubierta de pasta impermeable. En el trayecto hay tres llaves de paso intermediarias, la 1ª en la calle del Castillo[3], la 2ª en el Atrio de la Yglesia y la 3ª en el centro de la Plaza de la Constitución. Tanto la tubería como las llaves son de la mejor calidad, y duración y colocadas con el mayor cuidado y solidez.

Esta cañería parte de un depósito construido de cal y canto con tapas de cantería y revestido de cal hidráulica con sus puertas de hierro con cerraduras, una queda al camino que de la calle del Castillo vá á Cividanes[4] y la otra dentro de la posesión del finado José González Baz, sita en el Castillo, según consta por la copia que antecede de la escritura berval que se elevará á pública, por cual, bendió (sic) dicho Sr. González Baz á Bernardo Nandin el agua de su finca para dotarlas mencionadas fuentes, con el derecho de entrada por su portal, siempre que sea necesario para cuidar y atender del Depósito y minas, así como para abrir nuevas minas ó pozos en cualquiera punto de la finca si necesario fuese para aumentar el caudal de agua. Dando á dicho Sr. agua por medio de Bomba en proporción  al caudal que el manantial  produzca, teniendo presente que el caudal de agua que arroja es lo muy preciso para surtido del público.

Será de cuenta del Sr. González Baz todas las composturas que la bomba requiera, no pudiendo llevar estos a efectos sin que antes lo ponga en conocimiento de la Alcaldía para que el encargado de la custodia del Depósito y Fuentes, previa orden del Sr. Alcalde precisase la compostura de la Bomba, no permitiendo la entrada al Depósito más que el operario que deba reparar el deperfecto. El Depósito para surtir esta Bomba está separado del que surte las Fuentes Públicas, cuya agua recibe, por medio de un tubo del diámetro de una pluma y de manera que el agua de aquel no se mezcle con la del Depósito principal.

Se respetará por el municipio con las condiciones que se designan la pluma de agua que le concedió su Sr. Padre para la casa de su hermana doña María Sobrino, sita en la calle del Castillo. Esta pluma no se dotará con más agua que la que hoy tiene que son sobre catorce baldes en las 24 horas, y caso que el agua escasee y sea necesaria toda la que el manantial produzca para surtido del pueblo, cesará la referida pluma interin no se reponga el Depósito con agua suficiente para el consumo del pueblo.

Sí por un evento al fallecimiento de María Sobrino y su esposo, sus hijos no tienen sucesión y se vende la referida casa a persona que no sea de la familia, empherido la voluntad de mi Sr. padre (q.e.p.d.) cesará la donación de dicha pluma de agua, retirándola por completo, cerrando el registro en veneficio del pueblo. En el caso que haya descomposición en el tubo y se intercepte de manera que no dé agua, no podrán lebantar la losa de la calle que cubre la caja de la llave, y menos tocar á esta, que está cerrada con cal hidráulica sin autorización del Sr. Alcalde quien ordenará al encargado de las fuentes con presencia de un Sr. Regidor para que vijile (sic) la operación á reposición y cierre del Registro con el correspondiente sello del Ayuntamiento, cuidando de que quede con la misma cantidad de agua que tenía ó sean los catorce baldes a las veinticuatro horas, siendo de cuenta de María Sobrino el pago de los gastos que la reparación ó composición requiera.

En la necesidad de dar desague en al Fuente de la Plaza á los sobrantes  del agua que rebosa de los baldes y cae en el pilón, y á evitar un sumidero que siempre produciría humedad que sería muy perjudicial a los cimientos de la base de la fuente, se acordó darle salida con el consentimiento de mi Sr. padre por medio de tubería galbanizada (sic) que empalma en el ahujero (sic) de desague de la misma cuneta, y cuya cañería va á desaguar á la finca de Antonio Nandin, sita en la Plaza del Progreso [hoxe Praza de Ignacio Sobrino] y en la misma dirección que lleva la tubería que conduce el agua á la Fuente de las Lajes [ou do Puente].

Comprendiendo mi Sr. Padre lo indispensable de dar salida al agua que se desperdicia dá por bien hecho el desague de la manera que el lo dispuso y se practicó, el que será respetado, por el Municipio con las mismas condiciones para reparaciones que las arriba mencionadas para la pluma que dota de agua la Casa de María Sobrino. Con la presente escritura hace entrega al Municipio de las llaves del Depósito de aguas de las que corresponde á las llaves de paso y de la del Registro de la pluma que dota de agua la Casa de María Sobrino.

De conformidad y acatando en un todo lo relacionado en esta escritura de donación al Ayuntamiento como representante del pueblo, que es la voluntad expresa de mi difunto Padre (q.e.p.d.) cumplo con el grato deber de hacerlo así constar, y siendo el donativo de suma utilidad para el vecindario, deseo que por parte del Municipio se cumpla fielmente lo que en este documento se dispone. Así lo firmo. Carmen Sobrino Blasco.         

Lugar onde temos unha parte do noso patrimonio local, lavadoiros e a mina de auga, que hoxe poderían ser unha atracción mais para as novas xeracións de guardeses, indicando como era a captación de auga, condución da mesma e usufruto dun ben importantísimo no século XIX e grande parte do XX.

José A. Uris Guisantes

________________

[1] Non e exacto, o Puente, estaba e sigue estando entre a rúa Hernán Cortés e Traversa Oliva, con unha pequena praza entre as mesmas. A rúa Méndez Núñez remata na  Praza da Fariña ou de Ignacio Sobrino

[2] Nunca se fixeron os lavadoiros.

3] Hoxe rúa J.M.Andreini

[4] Avda.República Dominicana