Francisco Lloret Gándara

Por José Antonio Uris Guisantes

anterior       seguinte

  

9 diciembre 1936. Fue “fusilado”, Brasilino Honorio Álvarez Sobrino, de 40 anos, natural del barrio de A Cruzada (A Guarda), casado, propietario, Alcalde por el Frente Popular en 1936, miembro  y uno de los fundadores de la “Agrupación Republicana”, militante de Izquierda Republicana y más tarde, fundador y presidente del “Partido Galleguista” de A Guarda, a nivel religioso estaba cerca de la masonería, sin que se pueda demostrar exactamente, simplemente no hay documentos que lo demuestren, pero si por conversaciones con antiguos compañeros. Casado con Carmen Vázquez Palacios “Carmucha” y con dos hijos, Carmen Gloria y  Miguel Angel Álvarez Vazquez. Acusado de “rebelión militar” fue fusilado en la Alameda de Tui.

 

Brasilino Álvarez Sobrino de mozo. Propiedade de Carmen Mª Castro González

 

-----------------------------

 

Discurso del Alcalde republicano Honorio Brasilino Álvarez Sobrino en la toma de posesión el 15 de junio de 1936:

 

Brasilino Álvarez Sobrino

 

[...] Breves palabras nada más. En primer lugar, porque no soy orador y en segundo lugar, porque no es éste el momento de discursos. Tampoco, como es práctica en estos casos, he de dar las gracias a mis queridos compañeros por el honor que pueda significar el depositar en mi la confianza que representa el cargo con que acabais de honrarme.

 

Y no os lo agradezco, no por soberbia, no haciendo alarde de una superioridad de que carezco, sinó porque creo que a estos cargos hay que llegar conscientes de la enorme responsabilidad de saber y poder honrarlos; y pudiera resultar que esa responsabilidad que asumo en estos momentos ante vosotros y ante el pueblo, sea superior a mis esfuerzos y buena voluntad. Solo pensando en la seguridad de vuestra leal e inteligente colaboración, he podido dedicirme a echar sobre mi tan pesada carga.    

 

 ¡Eso sí, ni un minuto más de aquel en que me falte esa asistencia permaneceré en este sitio !. Ahora, tengo especial interés en hacer constar aquí para que nadie se llame a engaño, que mi orientación política al sentarme en este lugar no puede ser otra que la que he venido sustentando hasta ahora, esto es: la de un republicano y demócrata.

 

Por lo tanto, estoy dispuesto, en lo que a mi dependa, a imponer a todos, a todos sin excepción, la legalidad del régimen que la mayoría de los españoles se han dado. De la labor a realizar, la mas urgente, la que debe requerir nuestra más inmediata atención, debe ser, a mi entender, el Saneamiento de la Hacienda Municipal.         

 

Sin una hacienda ordenada y bien fiscalizada todos nuestros mejores propósitos serían irrealizables. Habremos pasado por aquí sin haber realizado obra alguna de provecho.En una palabra: Habremos fracasado. Por eso, espero que todos estaremos interesados en esto que no suceda, poniendo todo nuestro empeño en conseguir una situación económica favorable para nuestro Ayuntamiento y que de paso sirva de orgullo para sus administradores.

 

Inmediatamente despues tenemos también el problema de la instrucción. La Guardia no dispone todavía de las escuelas necesarias. Es preciso que nosotros resolvamos ese problema de una manera definitiva, creando las escuelas que el censo escolar exija, y los locales adecuados que los tiempos actuales imponen.

 

Tampoco debemos olvidar la cuestión del paro obrero, tan agudizado de algún tiempo acá, por razones que todos conoceis, extendido a todo el término municipal y que demanda una enérgica y especial atención. Para ello es necesario pedir, a quien corresponda, que cuanto antes se inicien los trabajos públicos en proyecto, además de las inmediatas gestiones que se hagan cerca del Estado para conseguir la concesión de nuevas obras.

 

De otros muchos asuntos de vital importancia para nuestro pueblo, cuyo planteamiento no puede hacerse esperar mucho tiempo, podría hablarles pero he preferido tratar sólo aquellos aspectos que por su gravedad requieren nuestra pronta atención. Gracias

 

Y esta que sigue es la carta escrita por Brasilino, dirigida a su amigo y compañero Juan Noya Gil, en el Partido Galeguista de A Guarda, cuando estaba en “capilla” y que no pasó la censura.

 

     [.....] Querido amigo Juan: Nuestro drama va a tener su final sangriento dentro de breves horas. Con serenidad esperamos el cumplimiento de la sentencia que nos condena a muerte, dictada por unos militares sin entrañas y acusados por unos guardeses malvados.

 

 Sí, como esperamos, tú sobrevives a nuestra tragedia, y llega la hora, que no dudo cercana, de la venganza, no tengas corazón, hiere sin piedad, que no haya compasión para los causantes de nuestro sacrificio, porque tampoco la hubo para nosotros, inocentes de todo delito.

 

El calvario que hemos recorrido ha sido terrible: todas las vejaciones, todas las humillaciones nos fueron impuestas, tantas, que la muerte es para nosotros la liberación. Mis últimas palabras serán: ¡Venganza!.

 

Adiós, Juan, dichoso tú que podrás ser testigo del castigo que les espera a los Cándido  Rodríguez, Luís Alonso, José Álvarez Novoa, Mariano Jiménez, Fernando Jiménez, Nicolás Linares, Arturo del Valle, Anselmo Fernández, José Sobrino, Juan Delgado (policía) y otros muchos que ya te enterarás. Que no escape  uno al castigo que merecen, por criminales sin corazón.Vive muchos años y sé feliz. ¡Viva la Libertad! ¡Viva el Frente Popular!

Brasilino Álvarez.(Cárcel de Tuy, diciembre de 1936[1])

 

Copia da Carta de Brasilino a Juan Noya en decembro de 1936, antes de ser fusilado o día 9 na Alameda de Tui.

-------------------------------

 

La viúda de Brasilino fue autorizada a traer los restos de su marido para el cementerio de A Guarda. También los medios hermanos de Camilo Carrero Lorenzo trajeron los restos para el cementerio de Camposancos. Los demás permanecieron en el cementerio de Tui al carecer de medios económicos para trasladarlos.  

 

A Francisco Lloret, tuvo que llevar su esposa el ataúd desde A Guarda, para meter su cuerpo acribillado a balazos y con el “tiro de gracia”. Lo tuvo que dejar allí para siempre al no tener medios económicos para traerlo. Cuando urbanizaron y construyeron en los terrenos del Cementerio, los restos de los que estaban bajo tierra en tumbas anónimas fueron al osario, y las demás tumbas trasladadas a otro cementerio, pese a investigaciones de asturianos que tenían los restos de sus familiares fusilados y allí enterrados no volvió a saberse nada más, pese a la insistencia en tratar de encontrar alguna información.

 

---------------------------------

 

Roque Camilo Carrero Lorenzo. Cuadro pintado en Vigo y que tenía en su despacho de la República Dominicana. Dato cedido por su nieto Victor Hugo Carrero

 

-----------------------------

 

9 diciembre 1936. Fue “fusilado”, Roque Camilo Carrero Lorenzo, de 42 años, natural y vecino de Camposancos. Miembro de la “Agrupación Republicana” desde su fundación, concejal 1º y 2º Tte de Alcalde, fundador y dirigente de la “Agrupación Socialista Agraria de Camposancos”. Incorporado al Frente Popular. Católico de convicción y practicante, todos los sacerdotes que llegaban a Camposancos por motivos de actos religiosos se hospedaban en casa de Camilo. Acusado de “rebelión militar” fue fusilado en la Alameda de Tui.

 

Carta de Camilo Carrero, pasada por la censura, enviada a su familia en Camposancos.

 

Tuy 2 de Noviembre 1936

 

Queridísimos hermanos y hermanas: próximo a llegar el último momento en que le tengo que entregar mi alma a Dios, quiero, por medio de estas breves líneas, mandaros un abrazo de entrañable afecto, deciros adiós, y esperar que Éste, en su divina misericordia, nos reúna a todos en otra parte de mayor ventura.

 

            Bien sé que cuando leáis estas líneas lloraréis. Si lloráis, hacerlo en silencio, sin que nadie se tenga que dar cuenta de ello; hacerlo con resignación cristiana pensando siempre que vuestro hermano fue a la muerte con la frente muy alta, sereno el espíritu y con el corazón rebosante de amor al prójimo; hasta para mis enemigos recuerdo las palabras del Mártir del Gólgota: perdónalos Señor que no saben lo que hacen.

 

            Ahora bien, daros cuenta que el destino nos tenía reservado este incidente, y no pensemos más en ello. En lo que tenéis que pensar es en la vida, pero pensar en que ella es mucho más fácil de arrastrar, aun dentro de la mayor miseria, con armonía y cordialidad, que no en la opulencia en que cada uno trata de hacer que prevalezca su voluntad y su capricho.

 

            Yo he pensado en que sea Rosa la que me sustituya en la dirección de la casa. Todos debéis apoyar su actuación, y ella debe aconsejarse con todos para que las cosas marchen bien; a ella nada tengo que decirle, está bien compenetrada conmigo y creo que me ha de sustituir, en estos momentos difíciles, con habilidad y acierto.

 

            Ascensión y Paquito, que sean los que lleven la dirección del campo, y Melitina, que todo fue amor, abnegación, trabajo y sufrimiento durante mi calvario, que ella y Rosa sean las que se ocupen de la casa y de los muchachos.

 

            Una cosa os voy a encargar con mucho interés: la mayor satisfacción que le podéis dar a mi espíritu es la cordialidad, la satisfacción y la armonía que reine entre todos vosotros, recordarlo siempre: llevaros como hermanos.

 

            Respecto al testamento, yo nombro a Don Francisco Carrera, Don Luis Baquero Alonso, Don Manuel Baquero Alonso (éste para Santo Domingo) y a Don José Pérez Cividanes, como albaceas. A todos ellos los considero personas serias y honradísimas y por lo tanto a ellos encomiendo la ejecución del mismo, y una sana interpretación del mismo, en el sentido de que es mejor un mal arreglo que un buen pleito.Con Pepe Pérez podéis consultar todo lo que se relaciona con Santo Domingo. Con esto doy fin a estas breves líneas.

 

            Un fuerte abrazo y un beso para cada uno de mis sobrinos, otro muy fuerte para mi padre, otro para los del Cazcallar, y otros para todos Ascensión, Meli, Paquito, Manolo y Rosita de su hermano. Camilo Carrero.

 

Recuerdos y otro abrazo muy fuerte para Ramona y José, otro para Pura, Toñita y Maximino.

 

 

José Manuel Vicente Portela . Fotografía cedida por su hija Teresa Vicente Vicente

 

9 diciembre 1936. Fue “fusilado”, José Manuel Vicente Portela, de 39 anos, casado con Avelina Vicente Martínez, dejando cinco hijos: Manuel; Ramón; Alfonso;Teresa y Antonio Vicente Vicente. Era un buen hombre con ideas republicanas, que nunca se había metido con nadie, simplemente se puso al lado de sus amigos y compañeros en el momento que hizo falta. Después aquellos otros que creía eran también buenos vecinos y amigos lo tenían en el “punto de mira” para dar con el en la cárcel y más tarde ser fusilado por los militares sublevados contra el gobierno legítimo de la República. Acusado de “rebelión militar” y fusilado en la Alameda de Tui.

 

9 diciembre 1936. Fue fusilado, Juliano Díez Álvarez, de 30 anos, natural de Valladolid, funcionario de Correos en A Guarda, republicano, miembro de la Ejecutiva de la Federación Obrera de La Guardia y su Distrito y buena persona, no conozco que tuviera mujer e hijos.Fusilado junto a los demás compañeros en la Alameda de Tui.

 

9 diciembre 1936. Fue “fusilado”, Adelaido Barredo Sueiro, de 33 años, natural de O Rosal, vecino de A Guarda, soltero. No tengo más datos, muy joven, y pobre, se dedicaba a hacer jornales. Cuando fue detenido ejercía de Guarda Rural en O Rosal. Acusado, como los demás de “rebelión militar”  fue fusilado en la Alameda de Tui.

  

Estos cinco fueran condenados a muerte en Consejo de Guerra Sumarísimo por un Tribunal Militar de la Plaza de Vigo (Palacio de Justicia en la c/ Príncipe de Vigo), después de haber declarado los testigos a favor y en contra, ignoro quienes declararon a  favor o en contra, pero conociendo los nombres de la siguiente lista se puede suponer.

 

En cuanto al Consejo de Guerra Sumarísimo en Vigo celebrado el 21 de noviembre de 1936 en el Palacio de Justicia c/ Príncipe. Léanse la cantidad de testigos que en teoría debían declarar y en la práctica TODO ello apenas duró dos horas, como reconocieron personalmente algunos testigos, aquello fué una pantomina, las penas de muerte ya estaban acordadas...  

 

¡Viva España!. Oficio del Juzgado de Instrucción de Tuy a Sr. Alcalde de La Guardia.

 

“Adjunto tengo el honor de remitirle a V.S. relación de los vecinos de esa localidad y Camposancos que deben comparecer en el Consejo de Guerra que se ha de celebrar el día 23 de los corrientes en el Palacio de Justicia de Vigo, a las diez y seis horas, rogándole me acuse recibo”. Dios guarde a V.S. muchos años. Tuy, 21 de Noviembre de 1936. Fdo: El Teniente Juez Instructor. Rafael Pineda[2].

 

Testigos que deben presentarse en el Consejo de Guerra en el Palacio de Justicia en Vigo c/ Príncipe.

 

Bernardo González Gilabert (Camposancos, miembro de la Junta de la Entidad Local Menor de Camposancos )

Avelino Lisardo Portela

Dionisio Pérez Lorenzo (Camposancos)

Constantino Carrero Martínez (Administrador de la Empresa Serrerías del Miño S.A.)

Maximino Sobrino Rodríguez (Camposancos, bajo sospecha)

Armando Sobrino Rodríguez (Camposancos, bajo sospecha)

Daniel Escalante Menéndez (Maestro de Camposancos de Falange)

Maximino Silva (Republicano, bajo sospecha)

Juan Alfonso (Camposancos, republicano, bajo sospecha)

Carmelo Vega Sousa (Camposancos, republicano, bajo sospecha)

Celso Candeira Pérez (Industrial, republicano, bajo sospecha)

María Villar ( viuda)

Violando Bento de Aldea Martínez (Camposancos)

Señorita Telefonista[3]

Ramón Otero

Benjamin Priego

Benito Pérez (bajo sospecha)

Marcelino Portela (El Murgas de Camposancos, concejal de la Gestora Municipal)

Ramón Trigo

Juan Álvarez (La Guardia)

Julián López Gómez (La Guardia, miembro de la derecha local)

Saturnino Gómez Vila (Párroco de La Guardia)

Gerardo Trigo Sobrino (Inspector de Arbitrios cesado por la nueva Gestora del Ayto, republicano, bajo sospecha)

Francisco Álvarez (La Guardia)

Anselmo Fernández Estevez (La Guardia. Falangista)

Avelino Peniza Franco (La Guardia, sospechoso)

Gerardo Estevez Garra

Adolfo Rivas Baz (Juez Municipal, bajo sospecha)

Emilio Areal Crespo ( Secretario del Juzgado Municipal)

José Jurado Romero (Médico local natural de Tuy, Falangista)

Benito Vicente Rodríguez (La Guardia, bajo sospecha)

Francisco Suárez Garrido

Capataz de Camineros

Eduardo Pantaleón Saúl (Republicano, bajo sospecha)

Antolin Troncoso (Padre. La Guardia, bajo sospecha)

Joaquin Vicente Carrero (Camposancos)

María González Rodríguez (La Guardia)

María Gómez (La Ganchella. Dueña de un Estanco en La Guardia, de derechas)

Benito Vicente ( Cabo de Municipales, retirado)

Cándido Rodríguez Vicente ( sacerdote en La Guardia, Capellán de Falange)

Celsa, viuda de Rodríguez (La Guardia)

Eduardo, el chofer (La Guardia)

Paulina Rodríguez (La Guardia)

Avelino Rodríguez (La Guardia, bajo sospecha)

Florencio Vicente Lomba (pastelero, miembro de Falange)

Aguinaldo (industrial, bajo sospecha)

Santiago Baz (marinero)

Francisco Moreno Alvarez (Alcalde y Presidente del Partido Unión de Derechas y Unión Patriótica)

José Sobrino Arias (Médico local de La Guardia, miembro de la derecha local)

Luís Fernández Domínguez (propietario de La Guardia, de derechas)

Florindo Rodríguez Álvarez (industrial de La Guardia, de derechas)

Marcelino Vicente (Comercio de La Guardia, de derechas)

Alcides Alonso Sobrino (Industrial de La Guardia, de derechas)

Vicente Vicente Táboas ( Imprenta Táboas de La Guardia)

Antonio Silva (Antolin Silva Vicente- ex Alcalde republicano e industrial de La Guardia, bajo sospecha)

Juan Barcia “Xaco” (Camposancos, bajo sospecha)

Manuel Santos (industrial de La Guardia)

Eloy Vega (Camposancos)

Agustin Moreira Portela (industrial de Camposancos)

Isaac Álvarez

José Perez

Juan Loureiro (Camposancos)

Joaquin Castro Oliveira (Industrial de Camposancos)

Primitivo Franco Cadilla (La Guardia)

Eduardo Gándara Alvarez (La Guardia, de derechas)

Julián López García (La Guardia, dirigente de la derecha local)

Prudencio Portela (La Guardia)

Benito Urgal (republicano, bajo sospecha)

Agustín Pérez(bajo sospecha)

Profesora de la Escuela nº 2 de La Guardia

José Antonio Lomba Camiña (Industrial de las Cachadas de derechas)

Superiora del Colegio Carmelitas

Luís Vaquero Alonso (El Rosal, de derechas )

Lola Marquez

Paulino Martínez Portela

Juan Antonio Moreira Portela (Camposancos)

Ramón Gándara Álvarez (comerciante de derechas)

Enrique Vicente Martínez (Industrial de La Guardia, bajo sospecha)

Serafin Flores Sobrino (Industrial y propietario de La Guardia, bajo sospecha )

Juan Delgado y López de León (bajo sospecha)

Marcelino Portela Martínez (La Guardia)

Juan Manuel Álvarez ( Salcidos)

Francisco Riveiro Fernández

Guillermo Rey Peniza, menor de edad (La Cruzada)

Laureano Fernández Martínez

Joaquin Gil Vicente

Adolfo Pacheco Gabino

Antonio Martínez Gómez

Manuel Mariño Alonso

Rafael Mariño Arias (Oya)

Antolin Troncoso Vicente, hijo ( de La Guardia, bajo sospecha)

Ignacio Pérez Álvarez ( Industrial de La Guardia de derechas)

Ignacio Español Álvarez (Industrial de La Guardia de derechas)

José Estevez Silva

Juan Manuel Álvarez Silva

Guillermo Silva Giestal (La Guardia, bajo sospecha))

Valentín Trigo Sobrino (La Guardia de derechas)

María Ribeiro Gándara

Teresa Silva Giestal (La Guardia, bajo sospecha)

Aurora Alvarez Alvarez (La Guardia, republicana, bajo sospecha)

María Alvarez Alvarez (La Guardia, republicana, bajo sospecha)

Purificación Alvarez Alvarez

Isaura González Alvarez

Edelmira Sobrino Rodríguez

El Sargento del Puesto de la Guardia Civil. 

Enrique Rodríguez.

 

22 de Noviembre 1936. El Tte. Juez Instructor, Rafael Pineda.

 

Justo el día 23 de noviembre tuvo lugar la parodia de un Consejo de Guerra Sumarísimo, en el Palacio de Justicia de Vigo (c/ Príncipe) contra los republicanos guardeses que figuran en la sentencia que describo mas abajo.

Presidía el Tribunal el Tte. Coronel de infantería Manuel Canellas Tapias[4], seguido del Tte. Coronel de Ingenieros Rafael Ribal Neira, el Tte Fiscal acusador, Hernán Martín Barbadillo y Paul[5], el ponente era el Tte Auditor, Joaquin Otero Goyanes[6].

 

En esta Sentencia firman al final, Manuel Canellas; Manuel Lage; Ramón Blanco; Ramón Losada; Benigno? Y otros dos militares más ilegibles.

 

Son tan bochornosos los cargos, son tan grandes las calumnias que se vierten en la presente Sentencia, que  hasta da verguenza leerla. El único delito  cometido fue la propia sublevación de esos mismos militares contra un estado de derecho y los que tenían y se atribuían el don de ordenar matar, encarcelar o perdonar a los que ellos mismos acusaban de “rebelión militar”, cuando la “rebelión” la habián hecho esos mismo juzgadores inmisericordes.

 

Y esta es la sentencia para todos los implicados en la Causa nº 994/36. Sentencia:

 

 

En la Plaza de Vigo a  veintitrés de Noviembre de mil novecientos treinta y seis, reunido el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza, para ver y fallar la Causa instruída por procedimiento sumarísimo contra los procesados paisanos Honorio Brasilino Álvarez Rodríguez, Juliano Díez Álvarez, Francisco Lloret Gándara, Avelino Barbosa Pérez, Manuel Vicente Portela, Jesús Domínguez Pacheco, Joaquin Rodríguez Rodríguez, Camilo Carrero Lorenzo, Adelaido Barredo Sueiro, Isaac González Moure, Ermelindo Martínez Martínez, José Benito Rodríguez Rodríguez y Segundo Fernández Alonso, acusados del delito de Rebelión Militar, celebrada la vista en el Palacio de Justicia, hecho el Resumen por el Instructor, practicada prueba y oídas la acusación Fiscal y las Defensas.

 

Resultando: Que iniciado un Movimiento Nacional hacia mediados de Julio último con el fin de rescatar a España del mando de los Gobiernos del Frente Popular que pretendían desmembrarla y hacerle perder su independencia, el Ejército, personalizó y dirigió tal movimiento, bajo el régimen legal de los Bandos declaratorios del Estado de Guerra, y el fin perseguido de dar a la Nación nuevas formas en consonancia con sus auténticas esencias nacionales.

 

Resultando: Que contra esta acción salvadora del Ejército se opusieron resistencia exteriorizadas en diversas formas que partieron de los elementos simpatizantes y adiptos al Frente Popular los que en diversas partes del país al alzarse en armas contra la institución castrense, plantearon una verdadera guerra que aún perdura.

 

Resultando: Que por lo que afecta conjuntamente a las resultancias de esta Causa, en la villa de La Guardia, y su comarca, la resistencia a que nos venimos refiriendo se inició convirtiéndose los órganos de la Administración local en Comités de Guerra, integrados también por los dirigentes políticos y sindicales mas caracterizados, los qué, desde el día diez y nueve del mes que se cita procuraron por todos los medios a su alcance la recluta de personal y material con que hacer frente a las tropas de España, apelando para ello a coacciones y violencias sobre las personas y las propiedades, requisando armas y dinamita, vehículos y víveres y llegando a la constitución y envío de un grupo de hombres armados a esta ciudad de Vigo con objeto de oponerse a las tropas de España, si bien esto no llegaron a realizarlo por haber regresado la expedición al punto de partida, sin duda al tener conocimiento de que el valor de los soldados al servicio de la Patria se había impuesto ya victoriosamente sobre los rebeldes en esta ciudad de Vigo.

 

Resultando: Que en unión de otros individuos destacados, unos que ya pasaron a mejor vida, y otros que se hallan huídos, todos los procesados en esta Causa tomaron parte en los hechos descritos en el anterior Resultando, con actuaciones revolucionarias que tuvieron por base además de la villa de La Guardia, el Ayuntamiento de El Rosal, y la Entidad Menor de Camposancos, y cuya imputación personal es como sigue:

 

Honorio Brasilino Álvarez Sobrino[7], Alcalde a la sazón de la villa de La Guardia, representante del Frente Popular, dispuso que se llevasen en un coche cajones con dinamita a El Rosal, que se estableciesen Servicios de Vigilancia  en la Central Telefónica, los que se efectuaron por individuos armados, dió orden para que se declarase la Huelga General y en unión todo ello de Manuel Noya, sujeto indeseable, dió autorizaciones para requisas de armas, municiones y víveres, y a pesar de recibir, ya declarado el Estado de Guerra, mandato expreso del Comandante Militar de la Provincia para que hiciese entrega de la Alcaldía, no lo hizo hasta que las tropas liberadoras le depusieron del cargo, cuando entraron en la ciudad donde lo ejercía;

 

Juliano Díez Álvarez[8], dirigente de la CNT reclutó paisanos para organizar una partida que viniese con armas a luchar en Vigo contra el Ejército, ejerciendo coacciones con tan fin, y acompañándoles en la excursión que en una camioneta hicieron hasta Puxeiros con tal objeto, lo que hacía como destacado dirigente, excitó a las masas al asalto al Cuartel de La Guardia Civil, y en todo momento fue provocador e investigador de la rebelión.

 

Francisco Lloret Gándara, Avelino Barbosa Pérez, Manuel Vicente Portela y Joaquin Rodríguez Rodríguez, formaron parte del grupo armado de que queda hecha mención y que salió de La Guardia con dirección a Vigo, con el fin que indicado queda, cargando a su paso por Tuy, un saco de bombas;

 

Ermelindo Martínez Martínez[9], formó parte de grupos, requisando armas;

 

Adelaido Barredo Sueiro, requisó armas y anduvo en manejos de dinamita descargando en El Rosal “tres cajones que contenían municiones y bombas”, y con objeto de entorpecer el movimiento de las fuerzas Militares realizó corta de pinos lo que hizo capitaneando grupo;

 

Segundo Fernández Alonso[10] y José Benito Rodríguez Rodríguez, fueron de El Rosal a La Guardia, conduciendo dinamita en un coche;

 

Isaac Besa González Moure[11], prestó servicios de Vigilancia en la Central Telefónica, siguiendo órdenes del entonces Alcalde y tomó parte en la requisa de una radio;

 

Camilo Carrero Lorenzo, fue el jefe del movimiento en Camposancos y en unión de Basilio Carrero Lorenzo[12] dió órdenes para recoger y repartir armas, celebrando reuniones en su casa y disponiendo grupos de escopeteros para disparar contra unos hidros del Ejército que pasaron por Camposancos;

 

Jesús Domínguez Pacheco[13], formó parte de grupos armados que hicieron rondas y guardias por orden del Alcalde.

 

Resultando: Que Honorio Brasilino Álvarez, Juliano Díez Álvarez, Adelaido Barredo Sueiro, Camilo Carrero Lorenzo, Manuel Vicente Portela, y Francisco Lloret Gándara, son sujetos de pésimos antecedentes políticos sociales.

 

Hechos Probados

 

Considerando: Que los hechos descriptos son constitutivos de los delitos de Rebelión Militar y auxilio a la misma, definido el primero en el párrafo segundo del artº 230 en relación con el 237 del Código de Justicia Militar, y el de auxilio en el Artº 240 del mismo Cuerpo Legal.

 

Considerando: Que del delito de rebelión Militar, resultan responsables en concepto de autores los procesados, Honorio Brasilino Álvarez Sobrino, Juliano Díez Álvarez, Adelaido Barredo Sueiro, Camilo Carrero Lorenzo, Manual Vicente Portela, Francisco Lloret Gándara, Joaquin Rodríguez Rodríguez, Basilio Carrero Lorenzo y Avelino Barbosa.

 

Considerando: Que de el delito de auxilio a la Rebelión Militar resultan responsables en concepto de autores los procesados Segundo González Alonso, José Benito Rodríguez, Ermelindo Martínez, Jesús Domínguez Pacheco e Isaac González Moure.

 

Considerando: Que a tenor de lo dispuesto en el artº 173 del Código Militar, el Consejo aprecia a efectos de punición la agravante de perversidad que concurre en los procesados, Honorio Brasilino Álvarez Sobrino, Juliano Díez Álvarez, Adelaido Barredo Sueiro, Camilo Carrero Lorenzo, Manuel Vicente Portela y Francisco Lloret Gándara, que induce de sus antecedentes y actuación revolucionaria.

 

Considerando: Que todo responsable criminalmente lo es también civilmente.

 

Vistos, los artículos que se citan, y demás preceptos de general aplicación.

 

Fallamos: Que debemos condenar y condenamos a los procesados Honorio Brasilino Álvarez Sobrino, Juliano Díez Álvarez, Adelaido Barredo Sueiro, Camilo Carrero Lorenzo, Manuel Vicente Portela, y Franciso Lloret Gándara a la pena de muerte, y a cada uno de los procesados, Joaquin Rodríguez Rodríguez, Basilio Carrero Lorenzo, y Avelino Barbosa Pérez, a la pena de reclusión perpetua con la accesoria de interdición e inhabilitación absoluta perpétua; y a cada uno de los procesados Segundo Fernández Alonso, José Benito Rodríguez, Ermelindo Martínez Martínez, Jesús Domínguez Pacheco e Isaac González Moure a la pena de diez y seis años de reclusión temporal con la accesoria de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena, siéndoles de abono el total de la prisión preventiva sufrida. En concepto de responsabilidad civil deberán abonar los sentenciados mancomunada y solidariamente la cantidad de Un Millón de pesetas.

 

Por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

Otro Sí Digo: Desprendiéndose de autos que en las requisas de armas realizadas en la villa de La Guardia los días de los sucesos que se realizaron por orden del Alcalde hoy sentenciado, tuvieron parte principal el Comandante de Carabineros de aquel Puesto y alguno de los números a sus órdenes, el Consejo llama respetuosamente la atención de la autoridad Judicial, por estimar pudieran derivarse responsabilidades de tales hechos. El Tribunal Militar.

 

-----------------

Nota del autor de este trabajo: Históricamente puede comprobarse que los Sublevados contra el gobierno legítimo de la República fueron los militares, cuyos Tribunales, también militares, vierten en esta Sentencia, calumnias muy graves contra unas persoas que solamente tenían ideas diferentes, que no habían hecho nada malo, ni causado una simple herida a nadie. Solamente estaban del lado de un sistema de gobierno obtenido legalmente en unas elecciones y que daban la cara en el día a día del pueblo. Tengo declaraciones de guardeses y rosaleiros de que nada de lo que pone en la sentencia habían hecho, nada... ni de bombas ni nada de nada. Ah¡ y todas las armas –xcepto las escopetas de la Guardia Cívica- fueron depositadas en el Cuartel de la Guardia Civil c/ Colón.

 

Es más los gobernadores civiles de las provincias gallegas enviaron Oficios para que los Alcaldes tomaran medidas para salvaguardar el orden, por lo que las graves acusaciónes vertidas en los Consejos de Guerra contra los prisioneros republicanos era una auténtica falacia, como la historia lo demuestra, leamos,

 

3 abril 1936. Oficio del Gobierno Civil, Negociado 2º al Sr. Alcalde de La Guardia.

 

“El Gobierno tiene el propósito firme de evitar toda alteración de orden, por lo que representa los tumultos y motines, tanto por que pueden degenerar en asaltos e incendios de edificios religiosos, centros políticos, y domicilios particulares, dando una lamentable sensación de inseguridad y llevando al ánimo de los ciudadanos la intranquilidad y el desasosiego.

 

Para conseguirlo ha de ponerse a prueba el tacto, la firmeza y la decisión de las autoridades, que, con las fuerzas de que disponen, mantendrán una constante vigilancia para garantía de los mencionados edificios.

 

Si surgiere alguna provocación por parte de elementos derechistas que diera motivo a una posible reacción popular de carácter tumultuario, se atajará en el acto, deteniendo a los provocadores, que serán puestos a disposición de mi autoridad.

 

Cuidará esa Alcaldía de un modo especial, el mas exacto cumplimiento de estas instrucciones, con la advertencia de que la lenidad en el ejercicio de las funciones que como Delegado para el mantenimiento del orden público le incumben, llevará consigo la suspensión en el ejercicio del cargo, sin que ello excluya responsabilidad de otro orden.

 

De la presente se servirá acusar recibo. Pontevedra 3 de abril de 1936. El Gobernador Civil. Gonzalo Acosta Pan.

 

Se llega hasta prohibir las procesiones, rogativas y cualquier manifestación religiosa por las calles que no hubiesen obtenido el permiso gubernativo correspondiente, con el fin de evitar provocaciones e incidentes,

9 abril 1936. Oficio del Sr. Alcalde nº 202 al Sr. Cura Párroco de esta Villa de La Guardia, Saturno Gómez Vila.

 

Por orden telefónica que acabo de recibir del Excmo. Sr. Gobernador Civil de esta provincia, quedan prohibidas toda clase de manifestaciones de carácter religioso, fuera de los recintos dedicados al culto, interin no sean autorizadas por la superioridad; y lo participo a V., para su conocimiento y demás efectos, rogándole que del presente se servirá devolverme autorizado el duplicado que le adjunto.

 

Las procesiones están consideradas como manifestaciones religiosas y por lo tanto prohibidas.La Guardia 9 de abril de 1.936. El Alcalde, Manuel Noya Gil.

10 abril 1936. Oficio del Sr. Alcalde de La Guardia al Sr. Abad, Párroco de Salcidos Martín Álvarez Álvarez..

 

Teniendo conocimiento esta Alcaldía en el día de ayer, infringiendo las disposiciones dictadas por la superioridad, respecto a la terminante prohibición de manifestaciones de toda clase al aire libre, se ha sacado la procesión de la Iglesia parroquial, que V. regenta sin haberlo puesto en conocimiento de esta Alcaldía ni haber obtenido el correspondiente permiso, cúmpleme participar a V., que con esta fecha lo pongo en conocimiento del Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia a los fines precedentes.

 

A la vez le significo que habiendo recibido orden telefónica de aquella superioridad ratificando dicha prohibición que alcanza a las manifestaciones de carácter religioso y procesiones se abstenga de volver a disponer la salida de las mismas sin previo permiso de quien proceda.

 

De haber sido notificado en forma, se servirá devolverme firmado el adjunto duplicado, que lo hará por el mismo conducto. La Guardia, Abril 10 de 1.936. El Alcalde, Manuel Noya Gil[14].  

 

Sobre ello me vienen a la memoria estas citas de Julio Caro Baroja […] “Llegó la República y hasta los diplomáticos del Vaticano creyeron que había República para rato, pero los fallos empezaron a verse después. Hoy se acumulan en tal cantidad que lo que sorprende es que tal República haya existido. Esto no quiere decir que haya que cargar la responsabilidad a los republicanos y quedarse tranquilos”.

 

“La Iglesia colaboró demasiado en la tarea justiciera que se habían impuesto los militares”.

 

“Hemos visto demasiados curitas y frailes con la boina roja y las dos estrellas de teniente, marchando con el jacarandoso contoneo del vencedor”.

 

10 abril 1936. Contestación por escrito del Párroco de Salcidos al Alcalde,

 

“Ministerio Parroquial de San Lorenzo de Salcidos a Sr. Alcalde de La Guardia.

 

Efectivamente, ayer tarde autoricé la salida de la procesión de esta Iglesia de mi cargo y la presidí; pero no sin haberlo puesto en conocimiento de esa Alcaldía, ni haber obtenido el correspondiente permiso, pues Vd. reconocerá que el día 30 del pasado marzo, Vd., mismo no sólo me autorizó, sino que me brindó para que se sacase las procesiones de Semana Santa, por conservar la tradicional costumbre.

 

Esto mismo expondré al Excmo. Sr. Gobernador Civil, si esta Autoridad adoptara contra mi alguna medida de rigor.

 

Más hoy, desde que se me notificó la prohibición, por medio de su atento oficio, que recibo a las trece, me abstendré de disponer la salida de la procesión.

 

Desaría saber oportunamente si autoriza Vd. la bendición de casas el domingo y lunes de la semana próxima. Se suplica la devolución del adjunto duplicado, después de firmarlo. DIOS guarde a Vd. muchos. Salcidos 10 de abril de 1936. Fdo. D. Martín Álvarez Alvarez.

 

15 abril 1936. Oficio del Gobierno Civil nº 9, Negociado 4º. A Sr. Alcalde de La Guardia.

 

En virtud de denuncia formulada por ésa Alcaldía, contra el Sr. Cura – Párroco de Salcidos en ese término, D. Martín Álvarez Álvarez, por celebrar Procesión sin la correspondiente autorización, desobedeciendo por tanto las órdenes dictadas sobre el particular e infringiendo por tanto el artº. 22 de la Ley provincial, he acordado imponer a dicho denunciado la multa de 250 pesetas, que hará efectiva en papel de pagos al Estado y plazo de diez dias o en su defecto el arresto correspondiente. Lo comunico a V., para su inmediata notificación al interesado, a quien hará saber que contra esta providencia puede interponer recurso de alzada o el de reforma, ante mi autoridad en el término  de dos días. Pontevedra 15 de abril de 1936. El Gobernador Civil. Gonzalo Acosta Pan.

 

23 abril 1936. Oficio nº 367, Negociado 4º del Gobierno Civil al Sr. Alcalde de La Guardia.

 

Vista la instancia de D. Martín Álvarez Álvarez, Cura – Párroco de Salcidos, en ese término municipal, por la que suplica se le condone la multa de 250 pesetas que le fue impuesta por este Gobierno, por celebrar públicamente el ejercicio del Vía Crucis sin la correspondiente autorización y vista la circular nº 139, inserta en el BOP de 25 de junio de 1.932, que previene ser indispensable el permiso de mi Autoridad para celebrar esta clase de actos; he acordado desestimar el escrito de referencia y confirmar la sanción impuesta.

 

Se lo comunico a V. para su conocimiento y notificación en forma reglamentaria al interesado, remitiéndome las diligencias que así lo acrediten. Pontevedra 23 abril 1.936. El Gobernador Civil. Gonzalo Acosta Pan[15].

 

El 23 de abril de 1936 el Sr. Alcalde recibe un Oficio nº 368, Negociado 4º del Gobierno Civil al  Alcalde de La Guardia que decía:.

 

Vista la instancia de Eduardo Gándara Álvarez, vecino de esa Villa, por la que suplica se le condone la multa de 125 pesetas que le fue impuesta por este Gobierno, por celebrar públicamente el ejercicio del Vía Crucis sin la correspondiente autorización y vista la circular nº 139, inserta en el BOP de 25 de junio de 1.932, que previene ser indispensable el permiso de mi Autoridad para celebrar esta clase de actos; he acordado desestimar el escrito de referencia y confirmar la sanción impuesta.

 

Se lo comunico a Vd. para su conocimiento y notificación en forma reglamentaria al interesado, remitiéndome las diligencias que así lo acrediten.Pontevedra 23 abril 1.936. El Gobernador Civil. Gonzalo Acosta Pan.

 

Otro más: El  23 de abril de 1936. Oficio nº 369, Negociado 4º del Gobierno Civil al  Alcalde de La Guardia.

 

Vista la instancia de  Vicente Táboas, vecino de esa Villa, por la que solicita se le condone la multa que le fue impuesta por este Gobierno de 125 pesetas, por celebrar públicamente el ejercicio del Vía Crucis, sin la correspondiente autorización, y vista la circular nº 139, inserta en el BOP de 25 de junio de 1.932, que previene ser indispensable el permiso de mi Autoridad para esta clase de actos; he acordado desestimar el escrito de referencia y confirmar la sanción impuesta.

 

Se lo comunico a Vd. para su conocimiento y notificación en forma reglamentaria al interesado, remitiéndome las diligencias que así lo acrediten.Pontevedra 23 abril 1.936. El Gobernador Civil. Gonzalo Acosta Pan.

 

 

Marcelino Vilar Feijoo, otro amigo de Francisco Lloret Gándara leyendo el Heraldo Guardés en 1934

 

-----------------------------

 

Gracias a este tipo de Circulares de obligado cumplimiento varios funcionarios municipales fueron suspendidos por Decreto de empleo y sueldo, entre ellos Francisco Lloret Gándara. Firmaba la circular el primer gobernador civil de la provincia de Pontevedra del Glorioso Movimiento Nacional por la Gracia de Dios el Tte de la Guardia Civil, Ricardo Macarrón Pindo. Más tarde en el Ayto de A Guarda entrarían “a dedo” ex combatientes, “caballeros mutilados” y falangistas de pro, naturalmente sin ningún requisito de examen oposición etc.etc.

------------------------------------------------

 

BANDO

 

D. Francisco Moreno Álvarez, Alcalde Presidente del Ayuntamiento de La Guardia,

 

HAGO SABER:

 

Que las Milicias de Falange Española se consideran desde este momento como fuerza armada, a la que se le guardarán las consideraciones que para aquellas fuerzas otorgan las disposiciones en vigor, castigándose severamente las faltas o atentados contra las mismas.

Dichas milicias ostentan como distintivo un brazalete amarillo.

Lo que pongo en conocimiento del vecindario en general a fin de que no se alegue ignorancia.

 

La Guardia, julio 27 de 1936. F do: El Alcalde

 

Debo señar que el 18 de julio de 1936 cuando en algunas poblaciones se sublevaron contra la república militares que habían jurado  y acatado la IIª República, en A Guarda tuvo lugar una sesión ordinaria de la Corporación presidida por el Alcalde  Brasilino Álvarez, donde no se recoge en el acta la grave situación por la que comenzaba a entrar España.

 

La organización obrera de A Guarda y su distrito comienza a tener en cuenta lo que se les venía encima y convocan a manifestaciones a favor de la República.

Ese mismo día la  “Federación Obrera de La Guardia y su Distrito-CNT-AIT” confecciona y distribuye “volatinas” (imprenta de Nuevo Heraldo) con el seguinte texto:

 

¡TRABAJADORES, PUEBLO EN GENERAL!

 

Las libertades del Pueblo están en peligro la hidra fascista asoma sus fauces sangrientas pretendiendo ahogar en sangre al pueblo trabajador y a todos los hombres de ideas generosas.

 

¡Todos en pié para cortarle el paso a la bestia sanguinaria!.

 

¡La C.N.T. debe ocupar un puesto de honor para defender las libertades del pueblo!.

 

Tan pronto llegue esta hoja a vuestras manos, acudid a la Federación Obrera.

 

¡Todos en pié contra el fascismo!.

El Comité.

 

Ese  mismo día (sábado) 18/07/1936 la “Federación Obrera de La Guardia y su Distrito-CNT-AIT” convoca a:

 

HUELGA GENERAL

 

¡ TRABAJADORES ¡

 

La reacción pretende consumar su propósito criminal, alzándose en armas para ahogar las libertades del pueblo, todos nuestros hermanos con la CNT a la cabeza están en toda España en la calle para aplastar a la reacción criminal y asesina.

 

Trabajadores todos, el Comité de la Federación Obrera de acuerdo con las autoridades decreta desde este momento la HUELGA GENERAL, para oponerse a la intentona criminal del fascismo sanguinario.

 

Desde este momento paralizad todos los trabajos y acudid inmeditamente a la Federación Obrera para recibir instrucciones.

 

¡TRABAJADORES!, ¡HOMBRES LIBRES!

 

¡TODOS EN PIÉ CONTRA EL FASCISMO ASESINO ¡

 

¡HAY QUE APLASTAR DESPIADADAMENTE!

 

A cumplir todos con nuestro deber luchando por la República.

 

¡VIVA LA REPÚBLICA!.

El Comité

 

La preparación de la sublevación militar contra la República ya venía siendo detectada meses antes, pero las autoridades republicanas consideraron que pasaría igual que en otras ocasiones, en las que el propio gobierno cortó, y pensaron cortarían, tales movimientos conspirativos, por lo que no dan órdenes de repartir armas al pueblo, al contrario ordenan recoger toda clase de  armas.

 

Por ejemplo el 29 de junio de 1936. El Gobernador Civil republicano envía al Alcalde guardés un Oficio con el nº  2º, donde indica:

 

“Insiste este Gobierno en la necesidad de que se proceda a la recogida de armas de quienes las tengan ilegalmente y, aparte de otros medios que las circunstancias de lugar y de momento aconsejen, se han de intensificar los cacheos y los registros domiciliarios, si se estimaren precisos.

 

Esa Alcaldía, en funciones delegadas para el mantenimiento del orden público, ha de colaborar a que esta medida encaminada a evitar hechos dolorosos y garantizar la seguridad de los ciudadanos, tenga la efectividad y eficacia, poniendo la tranquilidad y el mantenimiento del orden por encima de todo otro interés, no dificultando la labor encomendada a la Guardia Civil para conseguirlo.Sírvase acusarme recibo de la presente. Pontevedra 29 de Junio de 1936. El Gobernador Civil. Gonzalo Acosta Pan[16].

 

Los acontecimientos que se fueron sucediendo desde el 27 de julio de 1936, día en el que entraron en A Guarda las tropas sublevadas contra la República, falangistas del Baixo Miño y de A Guarda al mando del Tte. Salvador Buhigas Novo, fueron imparables, paseos, fusilamientos, aceite de ricino, rapado de cabezas, prisión, obligación de ir al frente de guerra, etc,etc. Hasta las autoridades militares - a los pocos días - deben oficiar a los nuevos Alcaldes y Jefes Locales de Falange para que no se sigan cometiendo desmanes en las personas y familiares de los republicanos de cualquier pueblo...

 

[...]  ... “la guerra era un posible desenlace de la lucha de clases que vivía España tras cientos de años de privilegios de unos pocos, de injusticia social, de caciquismo y desprecio al pueblo por parte de los que tenían en sus manos los resortes del poder económico[17]...”

 

Leemos en el libro de Juan Noya “Fuxidos” (2ª Edición,Xerais,1996) pag. 222  [...] “Dende a ventana[18] puiden observar a entrada triunfal dos falanxistas e dalguns da Vila que xa se lle agregaran, entre eles, Fernando Jiménez (Varela) “Fernandito”, seu cuñado (Gregorio Rodríguez Fernández,oficinista en la Ayudantía de Marina de A Guarda) e José Jurado Romero, os que con berros histéricos, entoaban a consigna “¡España sí!”, “¡Rusia no!”. 

 

“Duas horas despois... observei como Ismael Guisantes (Cividanes)[19] con un autofalante improvisado de cartón daba lectura o Bando  proclamando o estado de guerra...”

 

Aquí doy unos datos de los primeros días del  “trabajo de limpieza” desde Tui a la Villa de A Guarda, solamente doy unos pocos muy pocos, para dar un ejemplo de la barbarie.

 

26 julio 1936. Fue “paseado” por las fuerzas militares, Antonio Fernández Soane, 34 años, sastre, natural de Villafranca del Bierzo, vecino de Tui. Miembro de la CNT.Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en Tui.

 

26 julio 1936. Fue “paseado” por las fuerzas militares, Joaquin Arzumendi Alonso, 46 años, Maestro Armero, natural de Valladolid, vecino de Tui. Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en Tui.

 

26 julio 1936. Fue “paseado”, José Costas Fernández, 24 años, panadero, natural de Vigo, vecino de Tui c/ Placer nº 11, hermano de Emilio Costas Fernández. Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en Tui.

 

27 julio 1936. “Fué asesinado, atado y tirado al río”, Antonio Costas, “O Platilleiro”, labrador, vecino de Tui. Su cuerpo fué tirado al río en Paramos (Tui),  atado a otro súbdito portugués.

 

27 julio 1936. Fue “paseado”, José Manuel Taboada, de 37 años, transportista de pescado, natural de Vigo. Afiliado al Sindicato Pesquero de Vigo-CNT. Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en Vigo.

 

27 julio 1936. Fue “paseado”, José Barreiro Represas de 36 años, jornalero, natural de Tui. Directivo de la Federación Agraria de Tui-CNT. Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en Tui.

 

28 julio 1936. Fue paseado”, José Costas Fernández “Platillero” de 24 años, panadero, natural de Tui. Directivo del Sindicato de Alimentación de Tui-CNT. Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en el monte Aloia (Tui). Combatiera contra los militares en la defensa de Tui, Volta da Moura.

 

28 julio 1936. Fue “paseado”, Antonio Fernández SeoaneO Xastre”, de 34 años, natural de León, vecino de Tui, de la CNT. Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en Tui. Combatiera contra los militares en la defensa de Tui- Volta da Moura.

 

28 julio 1936. Fue “paseado”,  Emilio Costas Fernández  “Platillero”, de 26 años, natural de Vigo, vecino de Tui Miembro de la FAI (Federación Anarquista Ibérica). Secretario del Sindicato de  Alimentación de Tui. Combatiera contra los militares en la defensa de Tui - Volta da Moura. Su cuerpo apareció tirado en la vía pública en el monte Aloia (Tui). Hermano de José Costas Fernández.

 

28 julio 1936. Fue “paseado”, Antonio Iglesias Perucho, 36 años, labrador, de Goián (Tomiño). Su cadáver apareció tirado en el Campo de San Lorenzo (Goián). Registro Civil de Tomiño.

 

29 julio 1936. Fue “paseado”, Basilio Pérez Rodríguez, de O Porriño. Ejecutado en San Salvador de Budiño (O Porriño), su cuerpo no apareció jamás.

 

Y así puedo seguir y seguir con los paseados en A Guarda y Baixo Miño, pero como dije anteriormente, tengo un trabajo titulado “A Rebelión Militar de 1936” sobre los paseados y fusilados en la provincia de Pontevedra que publicaré otro día así como los nombres, apellidos, lugares de origen, oficios de los presos que pasaron por el Campo de Concentración de Camposancos, fusilados o muertos de enfermedad en Camposancos, Penal de San Simón, Pontevedra, Figueirido etc.

 

También Angel Jurado Romero dueño del Hotel Internacional en c/ Vicente Sobrino fue procesado e investigado.

 

Para poder salvarse y hacer acto de fe a favor del Glorioso Movimiento, declara que “los políticos republicanos le habían clausurado el Hotel” (años mas tarde sería Pensión España) y además por ser cuñado del Alcalde Brasilino Álvarez (que ya había sido ejecutado) también venía siendo denunciado por sus enemigos, al final le pusieron una multa. Era hermano de José Jurado Romero, médico y falangista de los de primera hora, miembro activo de la Escuadra del Amanecer, que llegó a ser concejal en A Guarda y hasta Alcalde de Tui.

 

Investigado ese hecho resulta que no hay documento alguno en que figure que el Ayto o cualquier organismo oficial republicano le clausurara el Hotel. Aquí pongo el escrito de referencia,

 

16 abril 1937. Juzgado Municipal de La Guardia a Sr. Alcalde: Para unir a oficio recibido en el día de hoy del Sr. Teniente Coronel, Juez instructor de la 6ª División Burgos, ruego a Vd. que a la mayor brevedad posible se sirva remitir a este juzgado Informe del vecino de esta, Angel Jurado Romero, sobre la conducta, antecedentes e ideas políticas y si fue perseguido por los políticos del “Frente Popular”, y como consecuencia de ello le fue cerrado al citado Jurado un hotel de su propiedad. Dios guarde a Vd. muchos años. La Guardia,18 de Abril de 1.937. Fdo. Eduardo Gándara Álvarez”.

 

-----------------------

 

8 agosto 1936. Comunicado del Comandante del Puesto de la Guardia Civil de La Guardia  Antonio Barroso Onrubia, c/ Colón. Puesto de La Guardia, dirigido al Sr. Alcalde D. Francisco Moreno Álvarez:

 

“Ruego a la digna y respetada autoridad de Vd. admita en el Depósito Municipal de esta Villa, en calidad de detenidos y a disposición del Sr. Delegado de Orden Público de la Provincia, los sujetos siguientes”:

 

Francisco Lloret Gándara, José Rodríguez Rodríguez, Joaquin Rodríguez Rodríguez, Celestino Álvarez Vicente, José Álvarez Vicente, Avelino Barbosa Pérez, Manuel Barbosa Pérez, Isaac González Moure, Brasilino Álvarez Sobrino, José Rodríguez González, Isidro Rodríguez Cividanes, Hermelindo Martínez Martínez, Manuel Vicente Portela, Emilio Areses Rodríguez  y Juan Alfonso González, todos vecinos de este Ayuntamiento, y encartados en los sucesos ocurridos en esta Villa desde el veinte al veintisiete de Julio último pasado, rogándole tenga a  bien acusarme el oportuno recibo.Viva Vd. muchos años. La Guardia 8 de Agosto de 1936. El Comandante del Puesto. Antonio Barroso Onrubia”.

 

10 agosto 1936. Comunicado del Comandante del Puesto de la Guardia Civil de La Guardia al Sr. Alcalde:

 

“Ruego a la respetable autoridad de Vd. tenga a bien admitir en calidad de detenidos en el Depósito Municipal de esta Villa y a disposición del Sr. Delegado de Orden Públicco de la provincia los sujetos siguientes:

 

Basilio Carrero Lorenzo, Camilo Carrero Lorenzo, Manuel Fernández Martínez. José Alonso Baz y Francisco Álvarez Vicente, por sedición y otros hechos cometidos durante los días 20 al 27 del mes de Julio último, estando la provincia en estado de guerra. Rogándole me acuse el oportuno recibo. Viva Vd. muchos años. La Guardia 10 de Agosto de 1936. El Comandante del Puesto. Antonio Barroso Onrubia”.

------------------------------

José Cardoso Martínez “O Barbeiro de San Miguel”. Fotografía cedida pola familia.

----------------------

6 agosto 1936. Fue “paseado” por la Escuadra del Amanecer de la Falange del Baixo Miño, José Cardoso MartínezO barbeiro de San Miguel”, de 30 años, autodidacta y republicano, natural y vecino de San Miguel de Tabagónn (O Rosal), casado con Teófila Rivero González, hijos, Antonio, Sara y Argentina

 

Acusado de, “querer dinamitar el Puente Tamuje, con el objectivo de retrasar el paso de las Tropas del Glorioso Ejército Salvador de España”. Infundio que lo llevó quedar tirado su cuerpo en la vía pública. Nadie podía dar fe de esas acusaciones, ni apareció la dinamita, ni nada de nada. Su cadáver -como dije- apareció tirado en Goian (Tomiño). Datos en el Registro Civil de Tomiño.  El Alcalde de O Rosal era José María AlonsoO Cuncho”, quien tuvo que huir  por una ventana de la Casa Consistorial para no ser “fusilado”.... o “paseado” .

 

11 agosto 1936. Son registradas en el Registro Civil de La Guardia las ejecuciones (“paseos”) de los siguientes republicanos guardeses, sacados por los militares y falangistas de la prisión de O Pasaxe de Camposancos, metidos en una camioneta propiedad de Isaac González Costal, conducida por el falangista Oscar Rodríguez González de O Pasaxe:

Todos los que intervinieron estaban bajo el mando del Capitán de la Guardia Civil de la Unidad de Vigo, Pomares Teresa[20] y del Tte. De Carabineiros Salvador Buhigas Novo. Era juez del Juzgado Municipal Adolfo Rivas Baz[21] y Secretario Emilio Areal Crespo. Fueron fusilados a las cinco de la tarde del día anterior (10) en el lugar de Paraños<>Sangriña, delante de un talud de barro rojizo donde quedaron incrustadas las balas. Para darnos una idea, el talud estaba en sentido perpendicular (unos 15 metros) a la entrada del Instituto de Enseñanza Secundaria y Profesional de A Guarda.

 

A estas alturas de 2010 existe una enorme diferencia entre aquella Guardia Civil y la actual, totalmente integrada en la democracia y salvaguarda de la ciudadanía en infinidad de aspectos de la vida diaria deste país llamado España.

 

Julio Saavedra Galiñanes. Libro 35. Folio 96. De 26 años, hijo de José y María, vecino de Salcidos, jornalero. “Hallado en el lugar de Paraños, inmediaciones del cementerio de esta Villa, en el día de ayer, muerto por la fuerza pública[22]”.

 

Herminio Domínguez Pérez, 22 años, hijo de Emilio y Benita, jornalero de A Guarda. “Hallado en el lugar de Paraños, inmediaciones del cementerio de esta Villa, en el día de ayer, muerto por la fuerza pública”.

 

José Manuel Vicente Alonso Portela[23] , 24 años, chofer, hijo de Juan y María, vecino de A Guarda. “Hallado en el lugar de Paraños, inmediaciones del cementerio de esta Villa, en el día de ayer, muerto por la fuerza pública”.

Antonio Domínguez Pacheco

 

Antonio Domínguez Pacheco, 22 años, pescador, hijo de José y María, natural de A Guarda, casado con María Baz Domínguez, no deja descendencia. “Hallado en el lugar de Paraños, inmediaciones del cementerio de esta Villa, en el día de ayer, muerto por la fuerza pública”.

Angel Domínguez Pacheco

-----------

Angel Domínguez Pacheco, 35 años, pescador, hijo de José y María, natural de A Guarda, casado con Purificación González Alonso, dejó dos hijos: Olga y Senén Domínguez González. “Hallado en el lugar de Paraños, inmediaciones del cementerio de esta Villa, en el día de ayer, muerto por la fuerza pública”.

 

                               […] “fuerza pública de militares y los falangistas locales Severo Sobrino, Anselmo Fernández, Fernando Jiménez, Oscar Rodríguez, Severino, Abd El Krim, Carajo, y algún otro más[24][…] a la media noche (día 10) se personó en la casa del sepulturero Piñeiro el médico José Jurado Romero, obligándole a que le acompañase al cementerio para observar si alguno estaba aún con vida para rematarlo. José Jurado no pudo llevar a cabo sus satánicos propósitos, porque todos eran cádaveres. El bueno de Piñeiro, impresionadísimo por las escenas escalofriantes que estaba obligado a presenciar en esos fatídicos meses, sobrevivió poco tiempo….

 

Oficio del Ministerio de Marina solicitando informes de Oscar Rodríguez González al. Alcalde Agustín Lomba Gómez. Informes que fueron “inmejorables”.

-----------------------

4 mayo 1936, invitación a la Corporación Municipal a la inauguración del “Comedor de Auxilio Social”.

----------------------

 

14 agosto 1936. El Jefe de Pareja de la Guardia Civil del Puesto de La Guardia, Valeriano Freijanes, [...] “comunica por escrito al Alcalde que ha procedido a detener a Benito Pérez Sobrino de 24 años, casado, carpintero vecino de Camposancos para ingresar en la prisión local”. Tambien a Enrique Silva Gil de 27 anos, casado, peón, vecino de A Guarda”.

 

15 agosto 1936. El Comandante Militar de Tui, Eduardo Rodríguez González, destituye al Alcalde, Francisco Antonio Moreno Alvarez[25] y nombra en su lugar a Nicolás Alonso Linares, confirmando al resto de la Corporación. Como representante del Comandante Militar, para dar fe estaba presente el Sargento de Carabineiros, Miguel Torrón Fernández[26].

 

15 agosto 1936. Acta de Posesión de Alcalde.“En la Alcaldía de La Guardia a las 18,30 del día 15 de Agosto de 1936, se constituye en la misma el Alcalde D. Francisco Moreno Alvarez, en virtud de Oficio de esta fecha, del Señor Comandante Militar de Tuy, en donde le participa haber sido destituído del cargo de Alcalde de este Ayuntamiento y D. Nicolás Alonso Linares, con otro Oficio de la misma Comandancia Militar, en donde le nombra Alcalde de este Ayuntamiento con esta misma fecha, hallándose presente también el sargento de Carabineros del puesto de La Guardia en funciones de Comandante Militar de esta plaza D. Miguel Torrón Fernández, y en su virtud el Sr. Moreno Alvarez, entrega al Sr. Alonso Linares los atributos del cargo, quedando aquel desde este momento posesionado en el mismo, y suscribiendo todos la presente acta que leída y hallada conforme, firman de que certifico”. Miguel Torrón; Nicolás Linares; Moreno; El Secretario Antonio Vidal Pérez.

 

31 agosto 1936.  Juzgado Militar Eventual. Oficio del Comandante de Infantería D. Leopoldo Valls Tarragó. Plaza de Pontevedra. Al Sr. Alcalde de La Guardia.

 

 Ruego á Vd. Tenga á bien designar y citar á comparecencia ante éste Juzgado, el próximo día 2 de septiembre y á las nueve de la mañana y en el Cuartel de Carabineros de Vigo, á tres vecinos de ese Municipio, de reconocida solvencia moral y afectos al Glorioso Movimiento Nacional, que puedan aportar datos sobre la actuación de las fuerzas de Carabineros del Puesto de Camposancos (Pasaje) y en participar sobre la del Brigada y Comandante de dicho Puesto D. Miguel Torrón Férnandez[27].Dios guarde á Vd. muchos años. Pontevedra 31 de agosto de 1937. II Año Triunfal. El Comandante Juez Instructor. Fdo. Leopoldo Valls

 

2 setembro 1936. El Puesto de la Guardia Civil de La Guardia por medio del Comandante de Puesto,  Guardia 2º Enrique Rodríguez López, comunica la detención de Jesús Domínguez Pacheco[28] para meterlo en la prisión municipal, “detenido incurso en el delito de sedición militar”.

 

Al día siguiente la Guardia Civil detiene a al Delegado Marítimo<>Jefe de la Ayudantía de Marina D. Luís Martínez López, por Orden de la Comandancia Militar (Eduardo Rodríguez Glez) de Tui a donde llegaran los informes de la Falange local de A Guarda.

 

3 setembro 1936. Comunicado del Comandante del Puesto de  la Guardia Civil de La Guardia al Sr. Alcalde.

 

“Ruego a la respetable autoridad de Vd. tenga a bien admitir en el Depósito Municipal del Ayuntamiento que tan dignamente dirige, al vecino de esta Villa Delegado Marítimo D. Luís Martínez López, por haber ordenado su detención el Sr. Comandante Militar de Tuy, en el día de la fecha cuyo Sr. queda a disposición de dicha autoridad militar, esperando de su autoridad el acuse de recibo de la presente para constancia en este Puesto. Viva Vd. muchos años.La Guardia, 3 de Septiembre de 1936. El Comandante de Puesto.Por Autorización y Orden. El Guardia 2º. Enrique Rodríguez López.

 

4 setembro 1936. Siendo Juez Municipal de O Rosal Juan Pérez Pérez, fue paseado”, Daniel Carrera Martínez de 38 anos, natural de Goyán (Tomiño), nacido el 20 de junio de 1898, hijo de Manuel Carrera y Guillermina Martínez de Estás, de profesión carpintero, casado con Pilar Cal Alvarez, hijos, Eutimio, Manuel, Aida, Santiago, Vicente, Rosa, Daniel, Laurindo y Póstumo. Enterrado en O Rosal.“Muerto en Caselas (Monte Bouzada) por choque con la fuerza pública”. Su cuerpo quedó tirado en la vía pública.

 

Oficio nº 553 del 21 de septiembre de 1936 del Alcalde de La Guardia, Nicolás Alonso Linares, trasmitiendo otro del Comandante Militar de Tuy, el Capitán  Eduardo Rodríguez González, al Jefe Local de  Falange de La Guardia.Señalar que la total independencia de la “Escuadra del Amanecer” hacía inútil cualquier orden por muy militar que fuera su procedencia. En pueblos y ciudades seguirían los “paseos” de republicanos.

 

Oficio invitando a la Corporación municipal a varios actos de la Falange Local.

--------------------------

 

(Continúa mañana)

José A. Uris Guisantes

_____________________

[1] Pax 361 e 362 de Fuxidos. Edicción 1976. Caracas

[2] Según cita Alberto Estévez Piña, mas tarde fuéCensor Militar en la Oficina de Correos de Tui, finalizando sus últimos años recogiendo colillas del suelo para fumar”.

[3] Teresa Galdó Rodríguez nacida en 1906 era telefonista de la subestación de Camposancos, testigo de buenas y malas noticias sobre los presos del Campo de Concentración y sus familias.

[4] En 1941 era xeneral de Brigada.

[5] Conde de San Félix, natural de Sevilla, Brigada Auditor en el Tribunal Militar Nº 1 en Gijón, luego Tte Auditor. Alcalde de A Coruña el 15/02/1937, llegó a Fiscal  General Togado.

[6] En 1937 era Comandante Jurídico del 8º Cuerpo de Ejército

[7] De 40 años, natural de A Cruzada, casado, Alcalde y presidente del Partido Galeguista. Antes de Izquierda Republicana (I.R.)

[8] Natural de Valladolid, de 30 años, cartero de profesión, del Sindicato de Oficios Varios de La Guardia y su Distrito-CNT-AIT

[9] Marmolista en A Guarda.

[10] Natural de El Rosal de 40 años, músico.

[11] De 29 años, mecánico, chofer. Hijo de Serafín González Núñez, empresario y sastre.

[12] Abuelo de Basilio Moreira Carrero

[13] Hermano de Manuel Domínguez Pacheco “Taxota”. El día 10 de agosto ya habían “paseado” a dos de sus hermanos en A Sangriña, Antonio y Angel Domínguez Pacheco. Tenía 43 años. Afiliado al Sindicato Pesquero “Nueva Marina”-CNT-AIT.

[14] Al martir Manolo, la Iglesia Católica, representada por los tres párrocos no le perdonó que hiciese cumplir la Ley, y así le fue, apenas dos semanas mas tarde de entrar las tropas fue sacado de prisión. martirizado y asesinado con verdadera saña por la Escuadra del Amanecer en “A Goeira” Portecelo (O Rosal).

[15] Diplomático, natural de A Coruña de 47 años, fusilado el 12 de noviembre de 1936 cerca de Campañó por  “traición a la patria”. Como burla le impusieron 1.000 ptas de de multa que no pudo pagar porque ya fuera ajusticiado.

[16] Fusilado el 12/09/1936,33 años, diplomático, natural de A Coruña, militante de Izquierda Republicana (IR). Cónsul de Ecuador y Gobernador Civil de Pontevedra. Ejecutado en Pontevedra en la carretera de Campañó. 

[17] Cita de Alfonso Domingo Álvaro en “Retaguardia-La guerra civil tras los frentes” 2004.

[18] De la “Casa Alta” (Farmacia Barbi) de Alcides Alonso Sobrino

[19] Militante conspicuo de la izquierda el que una vez triunfó la sublevación militar se pasó al otro “bando”.

[20] Pomares Teresa, Capitán de la Guardia Civil de Vigo. Pag. 368. “Los Rojos de la Guardia Civil”. 2006. Autor: José Luís Cervero.

[21] Como los militares y falangistas lo tenían “fichado” como republicano le dieron las actas hechas.

[22] El figurar en le Registro  “por la fuerza pública” era para tratar de salvar las formas. Está demostrado que los “paseados” no fueron juzgados por ningún tribunal y que intervinieron falangistas y militares en su ejecución  directa.  

[23] Apodado “O Mero”.

[24] Cita de Juan Noia Xil en el libro Fuxidos de su autoría edición de Venezuela de 1976.

[25] Figura destituído, la verdad es que dimitió por las barbaridades que estaban cometiendo con sus vecinos.

[26] Fiel defensor de la República, los traicionó pasando al bando del Glorioso Movimiento Nacional.

[27] Informes de Falange indicaban que Torrón era republicano, cuestión solventada por su adhesión al Movimiento desde la entrada de las tropas en A Guarda, no obstante fue investigado.

[28] Ya habían “paseado” a dos de sus hermanos en A Sangriña

 

anterior       seguinte