Juan José Baz Palafox

Por José Antonio Uris Guisantes

 

 

 

Juan José Baz Palafox, liberal radical que luchó y se enfrentó contra las tropas francesas y norteamericanas que invadieron México. Fue Gobernador del Distrito Federal cinco veces (1847,1855,1856 a 1857, 1861 a 1863 y en 1867).

 

Juan José Baz Palafox nació en Guadalajara Jalisco (México) en 1820, hijo del guardés Diego Baz Vicente y de Concepción Palafox. Su padre Diego Baz está sepultado al lado de la tumba de Benito Juárez García en el Panteón de San Fernando (Ciudad de México).

 

Diego, y su hermano José Bernardo Baz Vicente, se convertirían en los emigrantes gallegos<>guardeses mas ricos de la época, a finales del siglo XVIII y primera década del XIX. También emigraron a México sus hermanos Gregorio y Pedro, pero de estos no encontré referencia alguna. El otro hermano, Francisco Antonio, al parecer se quedó en A Guarda.

 

Mi trabajo está basado en que los herederos de Diego y José Bernardo Baz Vicente, además de ser millonarios querían tener “pedigrí” de “hijosdalgo”, por eso comienzan a averiguar si efectivamente sus antecesores eran  “hijosdalgo” o de la nobleza guardesa. Nada más lejos de eso como se verá.

 

 

Panteón de Benito Pablo Juárez García, Presidente Constitucional de los Estados Mexicanos (1806-1872) fallecido de “neurosis del gran simpático”. El Congreso Mexicano lo nombró “Benemérito de la Patria y de las Américas”. Cerca estaba el panteón de Diego Baz Vicente y su hermano Pedro, quienes según noticias fueron los primeros fallecidos que se enterraron en el nuevo Cementerio de San Fernando, trasladados desde la parroquia de la Vera Cruz.

-------------------------------

 

Desembocadura del Miño. Diapositiva propiedad de José A. Uris Guisantes.

------------------

 

Interesado por la trayectoria de muchos guardeses emigrantes en distintas partes del mundo me acerqué al Archivo Diocesano de Tui donde encontré en el Libro de Bautizados de la parroquia de Santa María de La Guardia (Diócesis de Tui-Vigo), página 76, vuelta, la partida de nacimiento de los gemelos Diego y Jacoba, hijos de Gregorio Vaz Míguez y de Rosalía Vizente Cadilla:

 

 […] En el primero de mayo de mil siete cientos y ochenta, yo el infraescrito Abad y Cura Párroco de la Yglesia parroquial de Santa María de la Guardia, bautizé solemnemente a un niño y una niña; hijos de Gregorio Vaz, y de su mujer Rosalía Vizente, aquel de Julio Antonio Vaz, y su mujer Agustina Míguez, y ella de Felipe Vizente y Benita Cadilla; puse de nombre al niño Diego, de que fueron padrinos D. Manuel Antonio González y Doña María Rosa de Araujo; y a la niña Jacoba, que fueron sus padrinos, Josef Rodríguez do Couto, y su hija Josefa Rodríguez, a quienes advertíles el parentesco espiritual y más obligaciones. Todos vecinos de esta Villa, y para que conste lo firmo, Miguel de Sebes.

 

Los gemelos Diego y Jacoba eran hermanos de  Gregorio, Pedro, José Bernardo y Francisco Antonio Baz Vicente.

 

Diego Baz Vicente falleció en México capital el 14/02/1826, oficiándose el funeral en la iglesia de la parroquia de la Santa Vera Cruz[1], sepúltándose en la misma el cadáver, para mas tarde ser trasladado al Panteón de San Fernando.

 

Este Diego Baz Vicente no tiene NADA que ver con lo que afirman algunos de los herederos mexicanos. Nada que ver con Diego Baz, nacido en San Cristóbal (1738) feligresía de Sta Mª de Ríos (Ourense). Ni nada que ver como “hijodalgo” alguno, como figura el tal Diego Baz en el Padrón de San Cristóbal de 1734.

Nuestro Diego Baz Vicente (el verdadero) era sencillamente un vecino de A Guarda (Pontevedra), como lo iré demostrando y como además figura en su partida de bautismo, arriba indicada.

 

Tenía cincuenta años y cuando falleció vivía en la calle de los Bajos de San Agustín nº 3 (México),  dejó testamento, figurando en el Libro 5º de Testamentos, desde la hoja 104 a la 105 y vuelta. Firma el acta de defunción don Antonio Cabeza de Baca. Motivo del fallecimiento: desintería.

 

Estaba casado con Concepción Palafox con la que tuvo nueve hijos, seis hombres y tres mujeres

 

Su hijo Juan José Baz Palafox, había nacido en Guadalajara (México) el 24/06/1820 falleciendo en 1887. Estaba casado con Luciana Arrazola  Quintanilla, desde el 18/10/1851, cuando esta tenía 16 años. Era hija de Miguel Arrazola y Belén Quintanilla. Los padrinos fueron, Victoriano de la Quintana, con Concepción Palafox y José Guadalupe Covarrubias con Eufemia Quintanilla. Su esposa falleció el 28/04/1889. Uno de los hijos, Maximiliano Baz Arrazola también fue abogado, miembro de la Sociedad de Abogados de México y esposo de María Vigil Robles (casados el 30/11/1888), hija del presidente de la Corte Suprema de Justicia D. José María Vigil.

 

Juan José tenía otro hermano Licenciado llamado José Ignacio Baz Palafox, casado con Guadalupe Mendoza García, la que ya viúda vuelve a casar (15/06/1870) con su pariente José Valente Baz.

 

José Valente,  era Interventor de Loterías con un salario de 100 pesos en septiembre de 1871. Perteneció a la Cámara de Representantes después de la elección de 5/10/1851 como Diputado Propietario, con domicilio en c/Joya nº 2. En 27/07/1876 fue declarado 4º Magistrado de la Corte Suprema “por haber conseguido la mayoría absoluta de los sufragios emitidos en la elección de 9 de julio de 1876”.

 

Otros descendientes de un hermano de Juan José Baz Palafox fueron: Bernardo, Octaviano, Diego  y Alberto Baz. Eduardo Fernández del Castillo Baz; Germán y Antonio del Castillo Campo; Jorge y Eduardo del Castillo Simón; Germán, Pedro, Javier y Bernardo Fernández del Castillo Campo.

 

Juan José Baz Palafox, a los 18 años se convirtió en seguidor del liberal Valentín Gómez Farías y partidario de la desamortización de los bienes de la Iglesia y firme defensor de la libertad de cultos. Participó  a los 18 años en la defensa de San Juan de Ulúa (Estado de Veracruz) durante la invasión francesa en México. Graduado con el título de abogado (magistrado liberal licenciado el 9/12/1841) por la Universidad Nacional, vuelve a participar activamente en 1847 en la defensa de la ciudad de México durante la invasión americana a México (1846-1848), tomando parte en las batallas de Churubusco, Chapultepec y Molino del Rey. Militar, periodista, abogado y político. Redactor del “Diario del Gobierno”, cofundador del “Ateneo Mexicano”

 

Nombrado Gobernador del Distrito Federal el 4/01/1847, a los 26 años, desde donde declara la Ley de Desamortización de todos los bienes de la Iglesia, consiguiendo fondos para continuar con la defensa del país y el despojo que gracias a la guerra hicieron los norteamericanos, creando, a costa de México nueve de sus nuevos estados.    

 

En 1851, el presidente José Mariano García de Arista Nuez[2] le nombró Regidor del Ayuntamiento de la ciudad de México. En 1853 fue desterrado por el presidente Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón, trasladándose a España, posiblemente a Madrid. En 1855 vuelve a México después de la caída de Santa Anna, como Gobernador del Distrito Federal, desde el 5/01/1856 y vuelve a serlo el 25/06/1861.

 

[…] “ México, diciembre 10 de 1855.  BANDO. Juan José Baz, Gobernador del Distrito Federal, a sus habitantes, sabed:

 

Que por el Ministerio de Relaciones se me ha practicado el decreto, siguiente.

 

“Juan Alvarez, General de División, Presidente interino de la República, a sus habitantes, sabed: Que en uso de las facultades que me concede el Plan proclamado en Ayutla[2] y reformado en Acapulco, he tenido a bien decretar lo siguiente:

 

Artº 1º.-Se deroga el Decreto del 7/10/1855, por el que se facultó al Consejo de Gobierno para nombrar Presidente substituto de la República en cualquiera caso en que faltare el Presidente interino.   

Artículo 2º.- En uso de las facultades que me concede el Plan de Ayutla, nombro Presidente substituto de la República, por mi separación temporal del gobierno, al ciudadano general Ignacio Comonfort.

Artículo 3º.- La falta temporal del Presidente substituto que queda nombrado por este decreto, se suplirá inmediatamente por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia con dos asociados nombrados por el mismo Presidente substituto.

Artículo 4º.- El gobierno que establece el artículo anterior continuará hasta que cese el impedimento del Presidente substituto que va a encargarse del gobierno del Presidente interino de la República.

Y para que llegue a noticia de todos, mando se imprima, publique y circule y se le dé el debido cumplimiento. Palacio Nacional de México, a 8 de diciembre de 1855.

Juan Álvarez, Lucas de Palacio y Magarola, Oficial mayor 2°, encargado del Ministerio de Relaciones Y lo traslado a V. E. para su conocimiento y fines consiguientes.

Participa en el Congreso Constituyente de 1856 y 1857 y en la Guerra de la Reforma. Fué derrotado en la Batalla de Salamanca en marzo de 1858 y encarcelado por el presidente conservador Félix María Zuloaga Trillo[4], pero logra fugarse a Morelia donde fundó el periódico “La Bandera Roja”.

 

En el mes de junio de 1863 entran en México las tropas francesas debiendo exilarse a Nueva York, allí  crea una Junta de Auxilios para luchar contra los franceses.

 

Ya en México, en 1867, participa junto a José de la Cruz Porfirio Diaz Mori (1830-1915), en los sitios de Puebla y Ciudad de México contra los franceses, terminando con el reinado del emperador Maximiliano Iº. Al llegar el presidente Benito Pablo Juárez  García a la Ciudad de México, concretamente en Cuauticlán, Juan José Baz, como Gobernador del Estado Federal y Porfirio Díaz le hacen entrega oficial y solemne de la Ciudad de México. Era un 15 de julio de 1867. 

 

En una ocasión salió a la luz pública en México, una décima que le retrataba con su indumentaria y su pelo rubio: “Camisa nácar, / chaquetón hasta el fundillo, / la corbata con anillo,/ revuelto el dorado pelo,/ con la espada hiriendo el suelo,/ bigote y pálida faz.../ ¿quién es? es Juan José Baz, / es monseñor el delfín”.

 

Según refiere Gilberto Escobosa Gámez[5],

                                            [...] José Baz Palafox fué un político inquieto, enemigo de la falsedad y franco al emitir sus verdades, cosas que le acarrearon muchas dificultades con los individuos que hacían su vida cerca de su persona”.

 

 

Papel de un peso mexicano de 1823

 

 

José Baz Palfox era un liberal radical y un furioso anticlerical. Como en las guerras contra los invasores franceses y norteamericanos hacía falta dinero, lo llevan a obtener desde un préstamo forzoso de 20 millones de pesos a la Iglesia mexicana, a la desintegración de varios Conventos y Monasterios, ganándose el odio de los miembros de la iglesia, quienes aprovechaban los sermones en las misas para llamarle “hijo de Lutero” o “hijo de Calvino”, lo que durante muchos años cuando dominaban los conservadores “llamar h. de p...”, era como llamar “hijo de Baz”.

 

No obstante la historia puso a José Baz Palafox, hijo de un guardés, en su lugar, como héroe de la independencia de México. Así cuando fallece en diciembre de 1887 el periódico “El Economista Americano[5]” de Nueva York edita una editorial que dice,

 

                                          [...] “México, el México vivo, el México que surgió en la sombra de 1857, con toda la fatiga y la gloria de la libertad, acaba de perder en el anciano Juan José Baz a uno de sus fundadores. La pasión de la justicia, que manda a unos morir, a otros aconsejar, a otros precipitar, a otros matar, Juan José Baz, enemigo formidable del despotismo eclesiástico, se hizo estandarte y brazo. Cuando sus compañeros todavía estaban sentados, ya él estaba en pié, mesándose la barba, echando las palabras desmedidas, llamándoles cobardes.

 

Veía como ladrones a los que, encubriendo con la defensa de la religión su amor al poder, no pueden mantenerse en él, sinó sobre los despojos del ser humano. Para él eran “pícaros” todos los enemigos de la libertad. Cuando la Iglesia se negó a entregarle, un Jueves Santo, las llaves del templo, como símbolo de acatamiento del culto del Estado en que se practica, entró en el templo a caballo, y se llevó las llaves. Quien no escribe poemas en América, es porque no conoce a América.

 

Amigo entusiasta, a veces hasta la imprudencia, de toda causa justa; joven constante, aún bajo sus canas, llano en el trato y más con los humildes. Con acentos dignos de él y de la elocuencia Americana, se despidió Francisco Bulnes ante la Cámara de Diputados de D. Juan José Baz, de áquel que, con sus exabruptos, con su lógica, con sus burlas, con su indómita fé, con su simple presencia le daba ejemplo de razón marcial”.

 

“Recuerdo aún Señores. – decía a los diputados el Sr. Bulmes -, que hace  tres meses fué a colocarse junto a la tumba del Sr. Benito Juárez, como poniéndose ya del lado de los inmortales. La petición solemne del Partido Liberal para que el Ayuntamiento de la Ciudad de México no violase las Leyes de Reforma fué redactada en su casa y él puso la primera firma. Yo tuve el honor de presentarle la pluma; la manifestación al. Sr. Benito Juárez lo había conmovido, pero al leer la petición espetó ¡¡siempre la Reforma!!.”

 

Juan José Baz Palafox, descendiente de guardeses está sepultado en le Panteón Francés de La Piedad en la Ciudad de México. En su recuerdo una calle de Guadalajara, Estado de Jalisco, lleva su nombre. En su honor hay una calle “General Juan José Baz” en Chapultepec.

 

“Plaza de Juan José Baz” o “Plaza del Aguila” en reparación (México ciudad)

 

La misma Plaza en 2010

  

Cuando la nación mexicana gana su independencia el 27 de septiembre de 1821, don Agustín Cosme Damián de Iturbide Arámburu (1783-1824) en su discurso inaugural en el Palacio Nacional, comienza diciendo [...] “ya conoceis la forma de ser libres, ahora os toca encontrar la forma de ser felices...”

 

Iturbide fue nombrado Emperador Constitucional de México el 19 de mayo de 1822 con el nombre de Agustín Iº Emperador de México. Abdica el  19 de marzo de 1823. Otro hermano de Diego Baz Vicente y por lo tanto tío de Juan José Baz Palafox fue José Bernardo Baz Vicente, nacido en 1773 en A Guarda, llegando a México a finales del siglo XVIII.

 

Socio con su hermano Diego hicieron una gran fortuna en los Edos. de Guadalajara y Jalisco, con negocios de importación (almaceneros), a base de un barco que hacía comercio entre México y Filipinas, llamado “La Nao de China”, tambien conocida comoGaleón de Manila” o “Galeón de Acapulco”. José Bernardo Baz llegó a sufragar con su dinero a un batallón del ejército mexicano, recibiendo el cargo honorífico de Coronel Honorario. FueComendador de la Orden de los Caballeros de la Ciudad de México”.

 

En marzo de 1813 contribuye con un préstamo de 3.000 pesos al pedido del Virrey de México para pagar a las tropas que luchaban contra los rebeldes. En 1821 formaba parte de la “Junta de Sanidad” del Ayto. a raíz de los problemas sanitarios que se venían arrastrando debido a una pandemia de tifus exentemático, presentó un Proyecto que fue muy discutido para la creación de una “Junta de Censura”, con el fin de inspeccionar las actividades de los facultativos (médicos, boticarios y cirujanos), con el fin de impedir abusos y negligencias en el desempeño de su labor. Por fin el 19 de agosto de 1821 el Ayuntamiento aprueba el Proyecto de José Baz Palafox.

 

En 1822 formaba parte de la primera “Junta de la Sociedad Mexicana de Amigos del País”, presentando las Bases al Emperador Iturbide el 6/06/1822.

 

[...]Al establecerse el gobierno iturbidista que anhelaba la renovación del país, la idea de establecer una sociedad semejante surgió en el ánimo del gobernante, quien creó una comisión encargada del estudio y fundación de esa sociedad. En esa comisión figuraron algunos personajes salientes como el antiguo oidor Peña y Peña, Francisco Azcárate, José Bernardo Baz, Francisco de Paula Álvarez, Almanza y como secretario Juan Wenceslao Barquera. Este grupo de hombres honrados y patriotas, de hombres duchos en el derecho y la administración de justicia, se dió a la tarea de establecer las bases de las sociedades que se trataban de establecer, las cuales fueron presentadas al emperador Iturbide el 6 de julio de 1822.

 

...”el fin de las Sociedades que ha de ser promover la ilustración pública, tanto en la mejora de las ciencias como de las artes y de la industria".. “En la Sociedad Económica de México se establecerán Cátedras de Derecho Público, preocupación constante de Barquera, humanidades, matemáticas, comercio, economía, lenguas francesa e inglesa, sin que por esto prescinda la Sociedad de dedicarse a los ramos que establecen sus estatutos..”

 

Cuando falleció en 1825 dejó 60.000 pesos a los hijos de su hermano Francisco Antonio Baz Vicente. En A Guarda encontré en el Registro del año 1850, a un  José Bernardo Baz, abogado, encargado de Matrícula del Puerto de La Guardia, pero no fui capaz de comprobar si era hermano o pariente de  José Bernardo Baz Vicente.

 

Pues bien revisando documentos y estudiando en el Archivo local de A Guarda me encontré con que don Manuel Romero de Terreros Vinent “Marqués de San Francisco” escribe desde Durango (México) en 1/09/1953, al Sr. Alcalde de A Guarda, en aquella don Ermelindo Portela Gómez, a efectos de saber datos sobre los nobles hijosdalgo don Gregorio, don José Bernardo y don Diego Baz.

 


D. Manuel Romero de Terreros Vinent (1880 -1968) “Marqués de San Francisco”.www.centenarios.org
 

 

Primera carta sin fecha enviada por el Marqués de San Francisco al Ayto de A Guarda.

 

 

Segunda carta de 1/09/1958 enviada por D. Manuel Romero de Terreros Vinent “Marqués de San Francisco”.

-------------------------------

 

El Alcalde contesta el 11/09/1953 diciendo que no existen antecedentes sobre el empadronamiento como “hijosdalgo” de los citados, “ni existe en La GuardiaPadrón de Hijosdalgo ni deTítulos Nobiliarios”.

 

Lo que no puso el Sr. Alcalde, era que esos emigrantes guardeses residentes en México eran simplemente hijos de guardeses trabajadores y comerciantes. Los méritos los ganaron ellos mismos, tanto en las guerras como en los negocios, continuando sus decendientes con la labor, totalmente integrados en la nación mexicana, pero con interés en obtener “pedigrí de nobleza”, por otra parte muy habitual en los nuevos ricos de distintas épocas, algunos comprando esos títulos.   

 

Refuerza mi trabajo otro más pequeño publicado por don Julián López Ríos en el Libro Programa de las Fiestas del Monte de 1957, bajo el título “Emigrante, todo pasa...” 

 

[...] “En 1954 me escribió desde México el químico don Salvador Fernández del Castillo, pidiendo información sobre sus antepasados que emigraran a México a finales del siglo XVIII,...con lejano parentesco con mis familiares del Barrio de “La Pescadería” (A Marina).

 

D. Diego Baz.-(tatarabuelo de don Salvador Fernández). Nació en La Guardia en 1780 y hacia finales del siglo marchó a Nueva España (México). Al ocupar Guadalajara el ejército insurjente a las órdenes del Cura Hidalgo, fué aprehendido con otros prominentes españoles. Los prisioneros, casi en su totalidad fueron degollados, salvándose milagrosamente unos cuantos, entre los que se encontraba don Diego. Atribuyó su salvación a San José, y en su testamento hizo considerables legados, para la construcción de capillas a este Santo en la Iglesia de Zapotlan y en la de la Santa Veracruz de México. Todos sus hijos llevaron como primer nombre el de José.

 

Casó con doña Concepción Palafox (quien según tradición, que no he podido confirmar, ni rechazar, era del mismo linaje del Duque de Zaragoza). El matrimonio dejó nueve hijos, de los cuales seis fueron varones, y de ellos descienden todos los Baz que existen en este país. Ha habido naturalmente las más diversas actividades; Gobernadores, Canónigos, Rectores, Senadores, Profesionistas, Financieros...etc.”

 

D. José Bernardo Baz.-Nació en La Guardia en 1773, pasó a Nueva España (México)a fines del Siglo XVIII. Asociado con su hermano don Diego y con la ayuda de su sobrino José Mª Baz (hijo del otro hermano Francisco Antonio Baz (Vicente) hizo cuantiosa fortuna en las regiones de Guadalajara y Zapotlán (Edo.Jalisco); posteriormente se estableció en la ciudad de México, emprendiendo brillantes negocios con mercaderías de la “Nao de China”, es decir el barco que hacía el comercio de Filipinas con la Nueva España.

 

Durante la Guerra de la Independencia costeó de su peculio el sostenimiento de un Batallón del Ejército Realista, lo que le valió el cargo de Coronel Honorario en el propio ejército.

 

Fue Comendador de la Orden de Caballeros de la ciudad de México. En general fue persona muy distinguida y estimada…”por la infinita misericordia de Dios se halló libre y suelto de matrimonio…” decía en su testamento en el año de su fallecimiento 1825, Dejo $ 60.000. (Como 1.000.000 de nuestros actuales pesos mexicanos) a… los hijos de primeras y segundas nupcias de su difunto hermano Francisco Antonio Baz (Vicente), que existiesen en el tiempo de su fallecimiento…”. Hace referencia a sus fincas de La Guardia, haciendo encargas especiales sobre ellas a Juan Francisco Fernández. Hace un legado a su pariente Pedro Antonio Fernández y otro a Ramón Portela.”

  

D. Miguel Hidalgo y Costilla

 

Nota: El Cura Hidalgo que menciona don Julián López Ríos (estudioso, Farmaceútico y Presidente de la Sociedad Pro Monte Santa Tecla, entre otros cargos) se llamaba don Miguel Hidalgo y Costilla (1753-1811), fue considerado y es, el “Padre de La Patria Mexicana”. Segundo hijo de Cristóbal Hidalgo Costilla y de Ana Mª Gallaga Mandarte. Ordenado sacerdote en 1778, en 1803 era párroco en Dolores (Guanajato). En 1808 comienza la oposición mexicana al reino de España, en 1810 se une a una de las sociedades secretas opuestas a la dominación española y sobre todo al Virreinato de Nueva España (México).

 

Es cuando Hidalgo toma un estandarte con la Virgen de Guadalupe, patrona de México, donde escribió: “Viva la religión. Viva nuestra madre Santísima de Guadalupe. Viva Fernando VII. Viva la América y muera el mal gobierno”. Esta proclama es conocida como el “Grito de Dolores”. Los independentistas dirigidos por el Cura Hidalgo y otros, pierden varias batallas siendo capturado y juzgado en Consejo de Guerra y sentenciado a pena de muerte, fue fusilado el 30 de julio de 1811 en Chihuahua. En 1821 México ganó su independencia de España.    

 

Fuentes: Archivo Municipal de A Guarda.

Páginas web mexicanas.

D. Julián López Ríos. Presidente de la Sociedad Pro Monte Santa Tecla. Libro Programa de las Fiestas del Monte en agosto de 1957, bajo el título “Emigrante, todo pasa…”

José A. Uris Guisantes


________________________

[1] Reconstruída en 1764, alberga las imágenes del Cristo de Siete Velos y la Vigen de Los Remedios.

[2] José Mariano Buenaventura Ignacio Nepomuceno García de Arista Nuez (1802-1855), militar, político y presidente de México de 1851 a 1853.

[3] Pronunciamento político proclamadi por Florencio Villarreal y otros liberales el 1/03/1854 en Ayutla Edo. Guerrero para derribar al dictador Sta Anna.

[4]  Nació en Sonora en 1803 y falleció en México en 1859. Presidente de México de 1858 a 1859.

[5] Cronista oficial de la ciudad de Hermosillo (ant. Santísima Trinidad de Pitic) capital del Edo. De Sonora.

[6] En 1891 colaboraba con este periódico el héroe cubano  José Martí.