Índice

www.galiciasuroeste.info

 

PUERTO DE CAMPOSANCOS (Río Miño)

Apuntes para la historia del puerto de Camposancos en su faceta comercial.

por Ignacio Saa
 

anterior     seguinte

 

 

JESUS MARIA (velero)

 

Costo del barco: 18.000 pesetas

Armador: José Cruz Varela

 

 Foto de un cuadro cedida por Francisco Cruz, nieto de Francisco Cruz Cousillas hijo del armador.

El “Jesús María” salió de Corme en el año 1947 fue vendido a un armador de Pasajes  donde le instalaron una máquina a vapor.Convertido en draga arenera, se fue a pique a causa de una vía de agua.

 

Información de la página "Trafico Marítimo de Corme"

 

 

JOAQUINA

 

 

El bergantín goleta llamado “Joaquina”, está aborlado con sistema llamado “clipado”, tiene 36,46 metros de eslora, 8,54 m. de manga y 4,06 metros de puntal. De carga tiene un tonelaje de registro de 333 toneladas brutas y 316 netas. En el año 1912 lo adquiere Vicente Chapaprieta, padre del político Joaquín Chaparieta, y en el mes de marzo de 1918, en un viaje de retorno de la isla de Cuba con su cargamento de maderas de caoba, es torpedeado por un submarino alemán a la altura de las islas Canarias. El barco lo mandaba en ese viaje el capitán Francisco Perelló, natural de Valencia, aunque residente en Santa Pola.

La “Joaquina” salió del puerto de Alicante para la isla de Cuba, cargado de teja. Una vez arribado a la isla caribeña, descarga la teja en el puerto de Manzanillo y carga 450 toneladas de madera de caoba, con destino a España e inició la navegación de regreso. La madera estaba asegurada en 50.000 duros.

En la mañana del 15 de marzo, a unas 500 millas de Cabo Espartel, cerca de las islas Canarias, vieron desde el “Joaquina” un submarino alemán que, sin aviso previo, a la diez de la mañana, interceptó el buque haciendo tres disparos. Los nueve marineros de la dotación, junto a su capitán, abandonaron el buque en uno de los botes auxiliares que llevaban.

Describe Albaladejo Costa que al embarcar en él, el comandante del mismo les pidió la documentación, manifestándole al capitán de la “Joaquina” que tenía 30 minutos para volver a su barco y hacer abandono de él, porque iba a ser torpedeado. Regresaron a la “Joaquina” y tiraron a la mar el otro bote auxiliar, embarcaron lo que estimaron más necesario en ellos, y la tripulación, en dichos botes, se fue alejando de su barco.

Todavía muy cerca del “Joaquina”, vieron, con horror, como el submarino empezó a disparar, hasta hacer once blancos, comenzando a caer la arboladura del barco. Poco a poco, se fue hundiendo, no haciéndolo del todo por ir cargado de madera.

En principio tienen la suerte de que la mar estaba bastante en calma. Con unos trozos de lona que embarcaron, hicieron una pequeña vela para cada bote que además iban unidos por un cabo, como si de un remolque se tratara. No siendo la solución, porque la costa más próxima estaba a cientos de millas de ellos y difícilmente había posibilidad de llegar a ella.

Según Albaladejo, tres días después, la calma desapareció y el tiempo empezó a empeorar. Al amanecer de este tercer día, uno de los tripulantes le pareció ver en el horizonte como humo, que se elevaba hacia el cielo, desde la superficie del mar; se lo comunicó al resto de los hombres y al parecer alguno de ellos lo vio.

El humo dejó de verse y el desconsuelo llegó a toda la tripulación. El tiempo continuó empeorando. En la tarde, de nuevo se volvió a ver el humo y poco a poco se pudo apreciar con mayor intensidad: hasta que, en el horizonte, se vieron las siluetas de tres vapores, dos noruegos y uno inglés, que se iban acercando a ellos. Al llegar a donde se encontraban los dos botes, auxiliaron a sus dotaciones y los embarcaron a bordo de uno de los buques noruegos, a los tripulantes de uno de ellos, y, en el de bandera inglesa a los del otro, Albaladejo asegura que, según observaron los marineros, iba armado, con algunos cañones.

La causa de verse el humo y después perderse, es a que aquellos vapores, en vez de hacer una navegación, con rumbo fijo, iban cambiando de dirección con alguna frecuencia.

Continua Albaladejo explicando que el submarino alemán que atacó al “Joaquina”, al parecer esperaba a aquellos tres vapores; pero, debido a la navegación que hacían, tardaron en llegar al lugar donde les esperaba el submarino, tres días después de lo calculado por su comandante.

Los vapores entraron en el puerto de Gibraltar y allí desembarcaron a los tripulantes de la “Joaquina”.

La noticia del naufragio fue transmitida telefónicamente por Joaquín Chapaprieta Torregrosa al consignatario de la “Joaquina”, Juan Mas, desde Madrid, dando cuenta de que el cónsul de España en Gibraltar le había comunicado la noticia del hundimiento. En la mañana del 21 de marzo los náufragos, todos de Torrevieja, llegaron a Alicante, menos el capitán que quedó en Gibraltar echando la protesta consiguiente.

En los días en que todo esto sucedió Vicente Chapaprieta se encontraba enfermo, ignorando en los primeros días lo sucedido a su barco, siéndole comunicada tan triste noticia por su hijo Joaquín. El armador del barco se puso enseguida en contacto con Juan Miró, representante en Alicante de la compañía aseguradora, al que más tarde le escribe la siguiente carta de agradecimiento:

Alicante, 19 de Abril de 1918

Sr. D. Juan Miró

Muy señor mío y amigo: Como al ocurrir el torpedeamiento de mi buque “Joaquina” publicó la prensa de esta región que tanto el seguro del buque como el de la mercancía lo efectué, como de costumbre, en su acreditada agencia, créome en el deber de manifestar públicamente también mi reconocimiento y satisfacción por sus excepcionales oficios como agente asegurador, así como por la actividad e interés desplegados en la liquidación y pago del siniestro efectuado el mismo día que presenté la reclamación y poderes.

Le felicita y se complace en testimoniarle su reconocimiento, su affmo. amigo y s.s.q.s.m.e.

Vicente Chapaprieta”

Al paso del tiempo, es encontrada la “Joaquina”, siendo remolcada a puerto. Joaquín Chapaprieta Torrregrosa, en la sesión del Senado, celebrada el 23 de julio de 1919, entrega a la Mesa una comunicación rogando se pidiera al ministro de Marina el envío a la cámara el expediente del hallazgo y salvamento del bergantín goleta en Las Palmas.

Fuente: Semanario VISTA ALEGRE. Torrevieja, 7 de septiembre de 2013

Excelente relato de  FRANCISCO SALA ANIORTE, CRONISTA OFICIAL DE TORREVIEJA (Publicado por la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales)

 

____________________

 

JONE MIREM

 

Velero, transformado mas tarde en Vapor a vela

Armador Chacartegui de Lekeitio

Buque de carga. Casco de madera. Señal Distintiva. EEIQ

Construido en 1918

Armador anteior. Felipe Arrinda y Cia en 1936

Se dotó de un motor de 75 CV capaz de proporcionarle una velocidad de 5,5 nudos

Puer

to de registro. Bilbao

Arqueo total 215

Arqueo neto 194

Eslora total 25,17

Manga 7,46

Puntal 3,01

En el año 1.973 seguía navegando

 

 

Foto y datos obtenidos en la página de J.J.Varela "TRAFICO MARITIMO DE CORME"

  

JOVEN PURA

 

 

Bergantin goleta JOVEN PURA en el puerto de Gandia. Año 1902. Foto del libro LOS ULTIMOS VELEROS DEL MEDITERRANEO.TORREVIEJA MARINERA.TOMO II.jpg

JOVEN PURA, un bergantín goleta de la carrera de America hasta la tragedia de Cuba.

Este barco fue mandado construir por su armador D. Domingo Giménez, que fue el único armador que tuvo en su vida.
Fue construido en Villajoyosa en el año de 1877 y parece ser que su construcción fue dirigida por un maestro de ribera de Torrevieja.
En el mismo año de su construcción fue matriculado en Cartagena o sea en el año de 1877. Tenía 137 toneladas de registro.

Fue hundido por la aviación nacional durante la Guerra Civil española en el puerto de Cartagena en donde se encontraba amarrado, siendo su pérdida total. Era de 250 toneladas de carga”

Por ultimo decir que en sus últimos años se le clasifica, a menudo, como pailebote.

Desconozco si esto fue así o no, ya que la información de las hemerotecas, en la parte técnica, debe tomarse siempre con mucho cuidado.

Para más datos de este y otros barcos veleros, que también visitaron Caposancos a principios del siglo XX, visitar la página. 

http://vidamaritima.com/2011/06/bergantin-goleta-joven-pura/

 

__________________

 

LA GUARDIA

 

 

 Barcos fondeados en el puerto de Camposancos (O Pasaxe)

 

Durante las primeras décadas del pasado siglo XX, en Camposancos, en especial en el Pasaje, se desarrollaba una pujante actividad industrial, fundamentalmente de la madera, y su puerto mantenía un constante trasiego de buques, tanto de vela como vapores, que se encargaban de dar salida a la producción, hacia puertos, mayoritariamente de levante, donde el comercio agrícola y de la fruta mantenía un constante consumo de madera para embalajes, cargando sal en Cadiz o Torrevieja para abastecer la importante industria conservera de Galicia y del Norte de España, además de carbón para combustible de las industrias litorales.

 

 

Vapor La Guardia y remolcador Candeira

 

Entre los barcos que frecuentaban el Río Miño se encontraba el vapor “"La Guardia"”, ya grande para las posibilidades de calado del río.

El vapor "La Guardia" fue construido y botado en los Astilleros de la Cia. Trasatlántica, en Matagorda (Cádiz) el 23 de Noviembre de 1.900, siendo entregado a su armador, el año siguiente.

Así relataba la revista “ El mundo Naval Ilustrado” que se editó durante finales del siglo XIX y principios del XX.

 

 

 Vapor La Guardia en construcción

 

Hoy nos toca consignar otro fausto suceso: el lanzamiento del vapor

 "La Guardia", construido en la factoría de la Compañía Trasatlántica por encargo de la sociedad que dirige D. Ricardo de Sobrino.

El solemne acto se verificó el día 23, asistiendo al mismo las personalidades más salientes de la localidad y gran número de curiosos de los pueblos vecinos.

Al final de la grada de construcción se había levantado una tribuna artísticamente adornada con atributos marítimos, banderas y gallardetes.

Los invitados fueron conducidos a la factoría en los vapores auxiliares de la Empresa; en el desembarcadero hacían los honores de la llegada el responsable delegado de la compañía Trasatlántica, D. Joaquín Rodriguez Guerra, y el propietario de la nave Sr. Sobrino.

Bendecido el buque por el canónigo doctoral D. Felix Soto, que pronunció una breve y sentida plática alusiva al acto, se procedió a la botadura del  "La Guardia", siguiendo un nuevo procedimiento puesto ya en práctica en arsenales extranjeros.

En vez de cortar la cinta tras la cual funciona la prensa hidráulica que pone en movimiento el barco, solo hay que pulsar un botón eléctrico que pone en acción dos poderosos electroimanes; estos a su vez actúan sobre la prensa, dando empuje al barco.

El "La Guardia" se deslizó sobre la grada suavemente y cayó al agua entre las aclamaciones y los aplausos de cuantos presenciaban el conmovedor espectáculo.

El vapor "La Guardia" tiene las siguientes características: eslora entre perpendiculares, 49 metros; manga, 8; puntal, 5; desplazamiento, 1.055 toneladas. Carga 615 toneladas a 12 pies de calado.

El casco es de acero, construido bajo la inspección del Bureau Veritas; está dividido en seis compartimentos estancos por medio de cinco mamparos completos desde la quilla a la cubierta. Lleva cinco tanques para lastre, que hacen juntos 179 toneladas de agua.

Dispone de dos bodegas con una capacidad cúbica de 27.677 pies ingleses, y sus escotillas mides 6,76 metros de largo por 4 de ancho, con winches de 2 toneladas.

La máquina de triple expansión, ha sido construida en los talleres de Akersmerk Varksted, de Christiania; la caldera es de la misma procedencia. Con arreglo a contrato celebrado con dicha casa, el buque andará en pruebas 10 millas, con tiro natural, llevando a bordo la mitad de su carga.

El "La Guardia" estará mandado por el Capitán D. Manuel Zaragozano, que ha servido muchos años en la Trasatlántica, y estará dedicado a cargar madera en el Norte de España para el Mediterráneo.

Los 375 CV de su máquina alternativa daban una velocidad servicio de solamente 8 nudos, habitual en este tipo de buques en esa época.

Este barco paseó el nombre de nuestro pueblo por los puertos del litoral español y otros de países ribereños del Mediterráneo como se puede comprobar siguiendo en las hemerotecas las noticias marítimas, sobre todo de La Vanguardia, ya que Barcelona era su puerto de matrícula y allí se encontraba la sede de la Compañía, durante 44 años.

Durante su larga vida, el "La Guardia" sufrió seguramente múltiples percances propios de su labor, pero el 14 de Junio de 1.938, durante una batalla aérea sobre el puerto de Sagunto resultó bombardeado, incendiado y hundido, pero la escasez de buques una vez finalizada la guerra, propició que fuese recuperado y una vez reparado se incorporase de nuevo a la vida activa. Según consta en los archivos del Apostolado del Mar (Stella Maris) fue bendecido en Barcelona el 14 de Enero de 1.942, lo que nos hace suponer que por esas fechas empezaron nuevamente sus singladuras comerciales.

 

 

Bendición en Barcelona

 

 

Con el nombre de “Condecorado”

 

 

 Vapor Mina Oscura (Anterior La Guardia)

 

También es de suponer que en esta reparación se hiciera el cambio de carbón a fuel oil como combustible.

Larga vida pues la de este barco que en sus primeros veinte o treinta años frecuentó el puerto de Camposancos, siendo uno de los mayores barcos que entraban en el río, cargando, desde gabarras, fondeado enfrente a los aserraderos del Pasaje una parte de la carga y teniendo que completar al sur de las Oliveiras, por razones de calado.

 

 

Mina Oscura atracando

 

Fuentes:

El Mundo Naval Ilustrado. (Colección en fascimil de la Biblioteca Nacional)

Una miliciana en la columna de Hierro: María “La Jabalina”. Escrito por Manuel Girona

El mar y Torrevieja: estudios geo-históricos. Escrito por F.J.Blanco

Página lasherrerias.com sobre el Puerto de La Laja

Págia: navieras y barcos españoles buques.org

Agradecer a José A. las fotos de los barcos fondeados en el Pasaje

 
__________________________
 

JOSÉ ANTONIO Goleta

 

 Barco de Noia de unas 100 TN

Solo sabemos que en 1.922 estuvo en Camposancos

 

LOLINA

Lolina como vapor

Construido en 1.919 en Astlleros Riera de Gijón.

Armador Angel Alvarez, de Avilés

Eslora.- 40,24 mts.

Manga.- 7,32 mts.

Puntal.-  3,98 Mts.

TRB.- 398

TRN.- 188

 

Vendido en 1.976 a Antonio Astigarraga Mendizabal.

Desguazado en Ferrol en 1.980

 

Lolina convertida en motonave

 

Datos de Andimar, Lloyd's Register y de Tráfico Marítimo de Corme.

 

 

LUISA

 

Moto Velero

Buque de carga. Casco de madera. Lista 2ª. Señal distintiva EA-2685.
Arqueo total – 34 TN.
Arqueo neto – 31 TN.
Desplazamiento máxima carga – 60 TN.
Carga máxima – 50 TN.
Eslora total – 15,70 m.
Manga máxima – 5,45 m.
Puntal – 1,67 m.
Año de construcción – 1924
Astillero de construcción – Noia (A Coruña).
Armador – José Rivera Roibar, Muros (Lugo), 84.
Motor – M. diésel, gasoil 0,1. Potencia 24 CV.
Velocidad – 5,5 nudos.

Existió también un "Luisa" de 183 TN, construido en Santander y perteneciente a M. Piñeiro Hnos. del mismo Santander.

 

 

 

Ignacio Saa

anterior     seguinte