Índice

www.galiciasuroeste.info

 

 

Romería de 1914

por José A. Uris Guisantes

 El Tecla o La Abróbiga como se escribe en la revista mensual Vida Gallega. Arriba a la izquierda la bandera de España al lado O Facho y O Perouquiño, las escaleras viejas y el detalle de que aún no se llevara a cabo la construcción de la carretera

El 18 de julio de 1914 tuvo lugar la visita  a la  Villa de la infanta Isabel de Borbón “La Chata”, acompañada de un numeroso séquito  y del alcalde guardés don Agustín Sobrino Vicente. La primera visita fue al Colegio Santiago Apóstol  de los jesuítas en O Pasaxe de Camposancos. Segunda visita al Colegio de la HH Carmelitas, mas tarde a la iglesia parroquial  y seguidamente a las obras de construcción del puerto en el Barrio de A Marina

El 6 de julio de 1914 tuvo lugar una sesión plenaria de la Corporación municipal, tratando, entre otros asuntos,  de un escrito de don Manuel Lomba Peña como presidente de la Pro Monte,

[…] Sociedad de Protección y Embellecimiento del Monte de Santa Tecla[1] La Guardia (Pontevedra). Las excavaciones arqueológicas iniciadas en el Monte de Santa Tecla por la Sociedad que me honro en presidir, demostraron la certeza de que allí existe una Citania importantísima, única en España y por tanto de un valor histórico inapreciable.

El viaje desde Madrid del notable arqueólogo don Ignacio Calvo para dirigir  dichas excavaciones, los trabajos de exploración de la Citania y el poner al descubierto algunas de las viviendas de la misma, han ocasionado á esta Sociedad Pro Monte Santa Tecla gastos extraordinarios que difícilmente puede soportar si ha de terminarse con la rapidez necesaria la Carretera en construcción a la cima de monte y otras mejoras de embellecimiento de urgente ejecución.

 Es innegable la importancia que todos estos trabajos tienen para nuestros pueblos. El nombre de La Guardia se pronuncia ya con verdadero interés, no sólo en nuestra región, sino también en toda España, y pronto sucederá lo mismo en el extranjero si todos cooperamos a que las obras comenzadas no se interrumpan por falta de recursos.

Las visitas, iniciadas ya, de personas de reconocida cultura, a nuestro incomparable Monte, se centuplicaran; y cada una de esas personas, no cabe dudarlo, será la voz de la fama que pregonará por todas partes las bellezas naturales de nuestro terruño, y las extrañas riquezas arqueológicas que nuestro monte atesora, haciendo de nuestro pueblo un punto de estación envidiado por otras localidades, que hoy gozan del favor del turismo sin reunir las condiciones atrayentes del nuestro.

Esta atracción de personas a nuestra Villa beneficia al comercio en general y a las industrias, en particular a la de transportes. La Sociedad Pro Monte con sus obras facilita jornales a los obreros que consumen en la localidad, las subvenciones obtenidas del estado y de la Provincia aquí se quedan, y por lo tanto el beneficio que la Sociedad Pro Monte presta al pueblo es evidente.

Por las razones expuestas me dirijo a V respetuosamente rogándole se sirva proponer a esa digna Corporación, y esta acuerde, nos sea concedida una subvención de quinientas pesetas para ayudar a los gastos ocasionados con motivo de las excavaciones arqueológicas indicadas, para que la Sociedad Pro Monte Santa Tecla pueda seguir, como hasta ahora, la labor de cultura local que la imponen sus estatutos. Con este motivo tengo el gusto de ofrecerme de N. Muy affo. S.s. q.B.s.m. Fdo: Manuel Lomba[2].

La segunda Romería en el Tecla tuvo lugar el 30 de agosto de 1914. Alas 6 de la maña bombas de palenque atronaron el pueblo.

Tuvo lugar la inauguración de la Fuente Nueva o Fonte do Xarro como aún hoy le llaman los guardeses/as.

 Fueron editadas las primeras postales del Monte Tecla encargadas por la Sociedad Pro Monte en lotes de 10 unidades al fotógrafo profesional Mariano Jiménez Hueto.

A esta segunda romería llegaron vecinos/as  de Tomiño, Tui, Baiona y Vigo, invitados por guardeses.

Se estrena un nuevo nombre para el Pinar de Santa Tecla que desde ese año se llamará Pinar de las meriendas.

Comienzan a montarse casetas de lona, colocadas por las familias pudientes, entre ellas la de la familia Candeira, situada en la subida a las antiguas escaleras al Facho y que puede verse a la  derecha de la fotografía. A este lugar se le llama Mirador de Candeira.

Fotografía de la Romería de 1914. Fotografía de Mariano Jiménez Hueto

En este año dió comienzo la costumbre de que los Grupos de Gaitas recorrieran los Barrios y calles principales del pueblo por la mañana del domingo, antes de comenzar la subida al Trega y desde las ocho de la mañana.

El Prior Sr. Pedreira Sobrino agradeció en la misa solemne a José Manuel Andreini Verde, la ayuda económica que entregara para el arreglo de la capilla de Santa Tecla. La Romería fue cogiendo poco a poco, prestigio comarcal y muchos años más tarde nacional.

 

Postal de Mariano Jiménez Hueto de 1914. Podemos contemplar la capilla y su recinto recien reconstruídos gracias al mecenas guardés J.Manuel Andreini Verde, asentado con negocios en Nueva York.

Los marineros comenzaron a llevar algunas velas de las gamelas para resguardarse del sol y del viento, debido a que en esos primeros años apenas había arbolado y la niebla y vientos molestaban bastante en algunos años.

Y así siguieron en los tiempos las  Romerías en el Tecla, año tras año, que fueron y aún son mal llamadas Fiestas del Monte. La  IIª Romería tuvo lugar en el domingo 30 de agosto de 1914[3].

                            […] el domingo a las seis de la mañana, una salva de bombas anunciaba el comienzo de la Romería… a las 8 de la mañana, presentaba ya el monte un aspecto pintoresco en extremo, innumerables grupos a pié y no pocas personas a caballo y algunos carruajes, utilizaban la nueva carretera que serpenteando la montaña facilita el ascenso a esta…

Como decía, en los primeros años el lugar donde se celebraba estaba sin árboles y las familias se instalaban al lado de las rocas o con palos clavados y lonas como techo, tambien con los manteles construían una especie de toldo o con velas de las gamelas que los más jóvenes trasladan a hombros por los atajos. Las familias pudientes pagaban para instalar tiendas de lona, que también disponían los dueños de los distintos puestos de bebidas y comidas.

Prespectiva del Mirador Candeira, antes de que pasara la carretera. Postal editada por orden de la Pro Monte.Fotógrafo Mariano Jiménez Hueto.

En este año llamaban la atención a los guardeses e invitados a la romería el comienzo de las excavaciones arqueológicas en el Trega, patrocinadas por la  Sociedad de Protección y Embellecimiento del Monte de Santa Tecla que presidía don Manuel Lomba Peña.

Los romeros trataron siempre de estar juntos por lo que desde este 1914, xantaron, bailaron y troulearon en el Pinar de las Meriendas, entre la explanada de Campo Redondo y debajo del púlpito dos Cregos, oficialmente Plazoleta de Pro Monte, cuya placa hace años  fue destruída, la cual que sería necesario reponer para hacer honor a nuestra historia.

Capilla de Santa Tecla en 1914, recién reparada en su interior y blanqueada, faltaba la campana y la cruz. Las obras fueron sufragadas por el guardés residente en Nueva York,  José Manuel Andreini Verde (1850-1932), la placa de mármol que vemos en la fotografía fue puesta para honrar la memoria de su madre,

                            […] A la memoria de doña Balbina Verde de Andreini. Las reparaciones de este Santuario y sus dependencias fueron costeadas por sus hijos. 1914. Años más tarde la placa desapareció y nadie más se acordó de los Andreini  Verde. Fotografía cedida por Antonio Español Gil.

El mecenas guardés afincado en Nueva York, José Manuel Andreini Verde emigrara primeiro Puerto Rico en agosto de 1872, recomendado por Marcelino Vicente, colocándose en la firma comercial de los Sres. Joaquín y Prudencio Vicente Vicente de la firma comercial Prudencio Vicente Hnos. El padre e los Andreini Verde fue José Benito Andreini García de profesión Agrimensor, contratado oficialmente por el Ayuntamiento. En 1866 sería el agrimensor de la roturación de la carretera de 3º orden desde El Rosal a las Patas y concejal desde 1868.

En 1887 fue encargado de medir los montes de Santa Tecla y Torroso  y  las Riberas del Miño.En sesión del 11 de marzo de 1900 y siendo concejal, la Corporación le encarga la confección de un Catastro  de Riqueza Rústica y Urbana.

En la Sesión ordinaria celebrada el 20 de agosto de 1899,  presidida por el Sr. Alcalde don Francisco Riego Santiago, se acuerda, entre otros asuntos de,

Guardeses Distinguidos.- Habiendo llegado a esta Villa procedente de Nueva York el digno guardés D. José Manuel Andreini Verde, que tantas atenciones dispensa a los marineros de esta población, que se salvaron en el combate  naval de Santiago de Cuba el 3 de Julio del año último, el Ayuntamiento acuerda que una Comisión compuesta del Sr. Alcalde Presidente y regidores Higinio Troncoso Vicente, Manuel Rivas de Amil y Mauro Fernández Cabezo, pasen a saludarle oficialmente.

En mayo de 1914 seguía en función el Hotel Internacional en la calle Vicente Sobrino nº 16 de  Juan Portela Lomba. Años mas tarde pasaría a ser Pensión España y hoy Hotel Elymar,

En 1962 la capilla de Santa Tecla y su  entorno recibieron otra importante reforma, que sirvió, entre otras cosas, para que fuera destruído el retablo barroco del altar mayor. En 1994 recibió la última reforma, supervisada esta vez por Patrimonio de la Xunta de Galicia, dirigida polos técnicos, Francisco González Martínez y Rodrigo Fernández Estévez.

En la entrega anterior  tuve un error al escribir que la Fuente Nueva o Fonte do xarro fuera inagurada en 1913. Exactamente fue en 1914.

Inauguración de la fuente llamada Fonte do xarro o Fonte Nova a las 10 de la mañana del 30 de agosto de 1914.

En la placa ponía…la traída de esta agua se hizo a expensas de un guardés ausente[4] era párroco don Francisco Javier Pimentel Chapela.

Presentes en el acto familiares de la familia Andreini, como Luís Martínez Lorenzo casado con Felicidad Andreini Verde[5] y su hermana  Escolástica, además del presbítero don José Pedreira Sobrino, directiva de Pro Monte y naturalmente el pueblo. Fotografía del archivo de Antonio Martínez Vicente.

As 11 h. tuvo lugar la misa solemne celebrada por don José Pedreira,  Prior de la Hermandad del Clamor y vocal de la  Pro Monte. Después llegó al lugar el Batallón Infantil del Colegio de San Luís Gonzaga[6], que dirigía otro presbítero  de O Rosal don Serafín Álvarez Rodríguez.

La escuela estaba en Fornelos, pasaron por la iglesia de Salcidos, donde entraron para asistir y cumplir con el Precepto Pascual, más tarde el coadjutor de Salcidos, Rogelio Álvarez Sueiro invitó a todos a almorzar en su casa del barrio de O Curuto

[…] …y seguidamente partieron para el monte Tecla. Ya el atrio de la capilla de Santa Tecla don  Manuel Lomba Peña presidente de la Pro Monte agasajó a los niños con refrescos… 

Batallón Infantil del Colegio de San Luís Gonzaga, sito en la Juradía de Fornelos (O Rosal), formados militarmente. A estas alturas del nuevo Milenio no es muy agradable comprobar que un presbítero de la iglesia católica instruyera militarmente a niños tan pequeños.

El 26 de febrero de 1914 en la Villa de La Guardia, se pone al día en La Guardia el Sistema Métrico Decimal, Pesas y Medidas que había entrado en vigor en el año 1913.

 

José A. Uris Guisantes

___________________

[1] Despúes pasaría a ser Sociedad Pro Monte Santa Tecla.

[2] Archivo municipal de A Guarda.

[3] Algún autor escribe que se celebró el domingo 27 de agosto, pero ese día cuadró en jueves.

[4] Este guardés era José Manuel Andreini Verde.

[5] Años mas tarde ya viuda se volvió a casar con el abogado Nicolás Alonso Linares

[6] Nacidos para aprender disciplina, espíritu de sacrificio, gimnasia y prácticas militares.