www.galiciasuroeste.info

EL VOTO. Celebración religiosa a la que sólo acuden los varones

     Es una curiosa tradición, penitencial, que se remonta a los inicios del siglo XIV cuando una sequía que duró siete años, asoló la comarca hasta el punto, se dice, que las aguas del río Miño secaron.

      A una pastora que apacentaba su rebaño en el Monte, se le apareció Santa Tecla quien le recomienda que anuncie a los vecinos de las siete parroquias de la Foz del Miño que deben subir al Santa Tecla y hacer oración y ayuno. Así lo hacen pasando tres días y tres noches al cabo de la cuales cayó abundante el agua.

     Prometieron entonces subir ellos, y los hijos de sus hijos, cada año pasando las jornadas en oración y ayuno en el entorno de la Ermita bajo la advocación de la santa de Iconio. Pero, dándose unas “licencias” entre los hombre y las mujeres, amparados en la soledad y la oscura noche, los pastores de la Iglesia prohíben participar en el voto a las mujeres excepto las viudas, castas y aquellas que ya son viejas. Más esta medida no debió ser suficiente porque, en el siglo XVI, el obispo de Tui prohibe definitivamente que la mujeres suban ese día al Santa Tecla bajo pena de excomunión.

     Hoy se sigue conservado el espíritu del Voto, aunque en lugar de tres días con sus noches, se celebra el último sábado de agosto, a partir de las ocho de la noche, cuando los varones se reúnen en el Parque del Cancelón, iniciando el ascenso, precedidos de la Cruz Procesional, con el rezo de los 15 Misterios del Santo Rosario para sustituir estas plegarias por el Vía Crucis al alcanzarse la “Estaciones”.  En torno a las 11 de la noche, iluminados por velas y linternas, se alcanza la Ermita en una de cuyas puertas espera la imagen de Santa Tecla que es llevada al interior del Santuario donde tiene lugar la Misa. En el transcurso de estos actos religiosos aún se intercalan rezos en la lengua que entonces se hablaba en la comarca. Cuando finalizan los Oficios Religiosos los devotos besan el Relicario y reciben un bollo de pan bendecido, dándose por cumplido el Voto. 

9  7  p 8